search_left
"Unha ventá para o recordo"
A Vilagarcía antiga
 

VILAGARCÍA, CARRIL E VILAXOÁN - FUNDACIÓN E APUNTES HISTÓRICOS

 
Vign_icarta_magna_1


Carta fundacional ou  de avenencia que o día 12 de maio de 1441 outorgou Don García de Caamaño aos moradores e poboadores que quixeran poboar e vivir no seu porto e lugar de Vilagarcia, da freguesía de Santa Baia de Arealonga.

 
Configuración de la antigua ciudad de Vilagarcía de Arousa (Arealonga)
rss feed
Dice Manuel del Río Candamo, al hablar de los primeros serenos de Villagarcía, en 1851, que el recorrido de estos se encontraba distribuido entre tres barrios: El primer barrio se denominaba Mercado, que abarcaba, además de El Campo, Torre del Reloj (zona Norte de la actual Plaza de Galicia) e Iglesia. El circuito partía de la calle de la Iglesia (actual calle Edelmiro Trillo) por la Travesía o Callejón de Ginés de Castro, Mercado (actual Plaza de la Independencia), Callejón del Cura, Travesía de la Marina, (Cajal), hasta la calle del Río y vuelta por la Torre del Reloj, bajando por detrás de la casa de Juan José Gimeno (actual calle Covadonga) hasta la Iglesia. El segundo barrio comprendía la Plaza, con el Castro, la Rivera y la Playa. Saliendo de la Plaza (actual Baldosa) y dando la vuelta por la del Castro, entrar por el Callejón de Cubillo (de la Pescadería) y seguía por la Ribera del Sur (actual calle Juan García), Travesía de La Marina (posteriormente calle del Comercio y hoy Valentín Viqueira) para entrar en la Plaza. El tercer barrio comprendía la calle del Río (posteriormente denominada Calderón, González Garra, Rosalía de Castro, González Garra y Rey Daviña)) hasta la casa de Salábrigas (luego estuvo allí la Consignataria de “Antonio Conde e Hijos”) en Santa Lucía, vuelta y regreso por la Ribera del Norte (actual calle Méndez Núñez) y salida por el Callejón de Cores hasta la Pescadería. Esta era la nomenclatura de las calles villagarcianas desde el a&ntil...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
El Arzobispo Andrade y la compra de Villagarcía
rss feed
Por fortuna son ya varios los Arzobispos compostelanos del pasado que han sido objeto de biografías extensas. Como es sabido, la “Historia de la Santa M. Iglesia de Santiago de Compostela” de López Ferreiro ofrece un verdadero episcopologio hasta el Arzobispo D. Rafael Múzquiz. Naturalmente, lo dedicado a cada personaje es más bien escueto, dando base para las correspondientes explanaciones. A partir de Múzquiz, se ha ido rellenando el vacío con obras sobre los Arzobispos Rafael Vélez, Cardenal Cuesta, Cardenal Payá, Cardenal Quiroga... Para otros sigue deseándose el estudio pormenorizado que realmente merecen. D. Víctor Viana y Juan José Clopés han acometido el trabajo biográfico atinente al Arzobispo D. Fernando de Andrade, haciendo honor a su propia condición de hijo de Vilagarcía, a cuyo ilustre linaje marquesal pertenece tan preclaro metropolitano de Santiago. Pocos Arzobispos ofrecen un panorama biográfico tan rico y variado. Su trayectoria, humanamente muy próspera, se inicia bajo la buena estrella del famoso dominico Fray Antonio de Sotomayor, Inquisidor General, gran favorecedor de su larguísima parentela y, por supuesto, de Galicia. D. Fernando figura entre sus sobrinos más favorecidos. Por fortuna el favor comenzó por propiciarle una esmerada formación eclesiástica en Salamanca y en Roma. Sus vinculaciones en Italia a los Lemos (el Virrey de Nápoles y el Embajador ante la Santa Sede) parecen ya bastante documentadas. Ahora D. Víctor Viana y Juan José Clopés sigu...Leer la continuación
Escrito por V. Viana- J.J. Cl...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Nacimiento y desarrollo de Vilagarcía de Arousa (Parte I)
rss feed
En la orilla litoral de la Ría de Arosa, donde siglos más tarde nacerá Villagarcía se precisa ya desde tiempos prehistóricos la existencia de una abundante población que trabajando la piedra y los metales sostuvieron relaciones marítimo-comerciales con países del mediterráneo oriental que llegaban a estas costas en busca del estaño, metal aquí muy abundante y que aleaban con el cobre, obteniendo el bronce, para fabricar sus armas y utensilios. De estas épocas datan los petroglifos y numerosas muestras de objetos de metal que se pueden ver en nuestros museos. Con la invasión celta se introduce la técnica del hierro, que perdura con la llegada de los romanos, aunque estos dejaron escasas muestras de su cultura. La invasión musulmana apenas dejo rastros pues no llegaron a rebasar el rio Ulla, pero en cambio si llegó a estas costas un pueblo de las tierras frías del Norte, los Normandos, que con grandes flotas trataban de alcanzar Jacobsland como tierra de provisión por la fama de riqueza que atesoraba la tierra donde estaba enterrado el Apóstol Santiago, lo que nunca llegaron a conseguir pese a su empeño. Ya alejado el peligro musulmán, Galicia y este zona fue campo de batalla entre los partidarios de Dña. Urraca, los condes de Traba, protectores del hijo de la reina, el infante Don Alfonso, después Alfonso VII y el arzobispo Gelmírez y en todo este tiempo la fortaleza de Lobeira jugó un sobresaliente papel. Ya en el siglo XV las luchas entre los nobles que trataban de arrebatar las tierras, so...Leer la continuación
Escrito por Adolfo Llovo Santos •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vilagarcía de Arousa, Carril e Vilaxoán- Apuntes Históricos
rss feed
Hay numerosos vestigios que nos indican los antiguos asentamientos humanos de estas tierras. En Bamio aparecieron dibujadas sobre varias rocas de granito una serie de grabados que representan a ciervos, cazoletas y círculos y que datan del II milenio a. C. De la cultura celta tenemos restos en los castros de Carril, Castrogudín y Lobeira. Estos castros serían romanizados, tal y como lo prueban los hallazgos de restos de baños y mosaicos, alfarería y monedas, encontrados al realizar las obras del puerto de Vilagarcía en Vilaxoán. Por este territorio discurría la "Per Loca Marítima", la vía XX, que unía estas tierras con Iria Flavia, a cuyo obispo pertenecieron durante la dominación sueva. El territorio que ocupaba la antigua "Area Longa", fue donado por Alfonso VI al monasterio de San Martín Pinario de Santiago, siendo en 1458 feudo del arzobispo García-Caamaño, el cual funda un burgo marinero, denominado Villa de García, en el lugar donde se asentaba Area Longa (hoy la parroquia). A toda aquella persona que se quisiera instalar en esta villa, se le proveía de piedra, madera, pan y vino. Pasada la villa a dominio de la corona, Felipe II en 1590 autoriza su compra a Rodrigo de Mendoza, el cual la incorpora a sus propiedades, junto con el mayorazgo de Vista-Alegre (esta compra se valoró en 3.116.000 maravedís). Será más tarde el alcalde, Francisco Ravella, el que recuperará el derecho de dicho solar, terminando así el antiguo feudo. Se funda en 1500 Carril como...Leer la continuación
Escrito por M.Villaronga - M....  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vilagarcía de Arousa - Orígenes y fundación de la Villa.
rss feed
a) Época prerromana: Según dice Gerardo Alvarez Limeses en su “Geografía del Reino de Galicia”, manifiesta Montero y Aróstegui que “Villagarcía es la antigua Intercaria, ciudad de los vacceos, y que fue jurisdicción de la provincia de Santiago, compuesta de cuatro feligresías, cuyo señorío ejercía el Marqués de su nombre, sita en un llano a la margen inquierda del río Sequillo, cuyo paso facilita un puente y desagua en el río con otros riachuelos que descienden del Xiabre”. (Parece que se refiere al río del Con o río de Vista Alegre; al río de Pazos o río Carduxo, que baja por Las Bocas; al río do Regueir, que pasa por A Xunqueira y debe de ser el río de Santa Mariña, y a un río que pasaba por el Campo de Cabritas). El territorio que ocupaba la antigua "Area Longa", fue donado por Alfonso VI al monasterio de San Martín Pinario de Santiago, siendo en 1458 feudo del arzobispo García-Caamaño, el cual funda un burgo marinero, En el año 1590 esta villa pasó a denominado Villa de García, en el lugar donde se asentaba Area Longa (hoy la parroquia). A toda aquella persona que se quisiera instalar en esta villa, se le proveía de piedra, madera, pan y vino. El rey Felipe II autorizó su compra a Rodrigo de Mendoza quien, habiendo pagado 3.116.000 maravedís, la incorporó a sus propiedades, junto con el mayorazgo de Vista-Alegre; posteriormente, el alcalde, Francisco Ravella y Arenas, recuperará el derecho de dicho solar, terminando...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La configuración de Vilagarcía de Arousa hasta nuestros días
rss feed
En la zona donde iba a nacer Vilagarcía siglos más tarde, se precisa ya en tiempos prehistóricos la existencia de una abundante población que se asentaba en las pequeñas alturas cercanas a la costa y dejaron muestra de su asentamiento. Muestras de grabados sobre rocas al aire libre a las que denominamos petroglifos. De estas muestras, en otro tiempo abundante en la parroquia de Bamio, quedan ya muy pocos ejemplares para su estudio. Por otro lado la proximidad de la montaña y la zona costera, permitió a los pobladores hacer sus viviendas en las alturas, en las que permanecían en caso de peligro o moraban en ellas permanentemente. En estos lugares de habitados llamados "castros" vivían ya los antiguos habitantes anteriores a la invasión celta, pero cuando estos entraron en Galicia, aunque pocos en número dominaron con facilidad a la población indígena, pues su armas a base de estaño y cobre no podían resistir la dureza de las que traían los invasores celtas, pues el hierro hacia quebradizas las otras armas de ahí que los vencedores aprovecharon para su asentamiento los antiguos poblados de los vencidos, convirtiéndolos en recintos fortificados; con defensas y para petos artificiales que se complementaban con Fosos. La misma configuración del terreno ayudaba a la ejecución de estas obras de defensa. En las cercanías de Vilagarcía podemos citar los castros de Carril, Castroagudín y sobre todo el castro de Alobre (mas tarde de San Cristóbal de Alobre) situado como un promontorio sobre la desembocadura d...Leer la continuación
Escrito por Adolfo Llovo Santos •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
EL MARQUÉS DE VILAGARCÍA. EL ÚLTIMO VIRREY DE VALENCIA
rss feed
Como es sabido, hasta finalizar la Guerra de Sucesión en el reinado de Felipe V, tanto Valencia, como Cataluña y Aragón tenían un virrey que, en representación del rey y junto con las autoridades de dicho virreinato, ejercía el poder real. Ello no quiere decir que estos territorios tuvieran condición de Estado, ya que, en todo caso, era Aragón el que hasta los Reyes Católicos ejercía esta condición. Efectivamente, Antonio Domingo de Mendoza Caamaño y Sotomayor, marqués de Vilagarcía, había sido nombrado virrey de Valencia cuando el monarca Carlos II estaba a punto de fallecer. Poco se imaginaba el marqués de Vilagarcía los problemas que le traería aceptar dicho cargo. Tras la muerte de Carlos II, el marqués de Vilagarcía comunica a las autoridades valencianas la nueva situación al ser proclamado rey de España Felipe V, a lo que en principio acceden los representantes del pueblo, al igual que ocurrió en Cataluña y Aragón. El virrey, aunque nuevo en el virreinato, se dio rápidamente cuenta de cierto ambiente de “antifrancesismo” entre el pueblo por una serie de causas: el equiparamiento de los buques franceses a los españoles en el comercio, (no hay que olvidar que el nuevo rey Felipe V era francés), la prohibición de importar productos de Hamburgo, el presentar al nuevo rey como “católico” en oposición a ingleses, alemanes y holandeses, catalogados como “protestantes”, etc. Tras declararse la guerra por la sucesión de la m...Leer la continuación
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vilagarcía de Arousa - Orígenes y fundación de la Villa - Apuntes históricos
rss feed
a) Época prerromana: Según dice Gerardo Alvarez Limeses en su “Geografía del Reino de Galicia”, manifiesta Montero y Aróstegui que “Villagarcía es la antigua Intercaria, ciudad de los vacceos, y que fue jurisdicción de la provincia de Santiago, compuesta de cuatro feligresías, cuyo señorío ejercía el Marqués de su nombre, sita en un llano a la margen inquierda del río Sequillo, cuyo paso facilita un puente y desagua en el río con otros riachuelos que descienden del Xiabre”. (Parece que se refiere al río del Con o río de Vista Alegre; al río de Pazos o río Carduxo, que baja por Las Bocas; al río do Regueir, que pasa por A Xunqueira y debe de ser el río de Santa Mariña, y a un río que pasaba por el Campo de Cabritas). El territorio que ocupaba la antigua "Area Longa", fue donado por Alfonso VI al monasterio de San Martín Pinario de Santiago, siendo en 1458 feudo del arzobispo García-Caamaño, el cual funda un burgo marinero, En el año 1590 esta villa pasó a denominado Villa de García, en el lugar donde se asentaba Area Longa (hoy la parroquia). A toda aquella persona que se quisiera instalar en esta villa, se le proveía de piedra, madera, pan y vino. El rey Felipe II autorizó su compra a Rodrigo de Mendoza quien, habiendo pagado 3.116.000 maravedís, la incorporó a sus propiedades, junto con el mayorazgo de Vista-Alegre; posteriormente, el alcalde, Francisco Ravella y Arenas, recuperará el derecho...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Rodrigo de Mendoza. (Rubiáns ? 1500 – Pazo de Vista Alegre 1566)

Rodrigo de Mendoza. (Rubiáns 1500 – Pazo de Vista Alegre 1566) – Enfrentamientos y vicisitudes varias con la Jerarquía Eclesiástica de la época - Biografía

10/10/2016 10:09:35
Hijo de don García de Caamaño, llamado “el Alto”, para distinguirlo de su padre de igual nombre y conocido como “el Hermoso” señor de la casa de Rubians, y “que se titulaba también de Villagarcía”, y de su esposa, Constanza Sánchez de Bendaña, hija del regidor de Noia, Vasco Guillelmez o Guillermes de Bendaña y de doña Clara Miguez, hermana de don Diego de Muros I, obispo de Tuy y de Ciudad Rodrigo, y tía también de otro don Diego de Muros III, Deán de Santiago, cofundador del Estudio General de Santiago y obispo de Mondoñedo y Oviedo.
Sobre el lugar de nacimiento hay algunas discrepancias. Amando Cotarelo dice que nació probablemente en Noya. Por el contrario, tanto Fermín Bouza Brey como Cesar Sánchez opinan que debió nacer en Rubiáns, atendiendo a que allí tenían su residencia los padres”.
En cuanto a la fecha de su nacimiento, parece haber consenso en que fue en 1500.
 
Admite su biógrafo, Cesar Sánchez, que “dado el carácter rural de la casa de Rubianes, el niño Rodrigo debió educarse en Noya, ciudad importante en aquellos años, en donde existía un Estudio de Gramática fundado por el Arzobispo don Lope de Mendoza, y teniendo en cuenta además, que su familia materna era en dicha ciudad gente muy principal.
 
Tuvo como hermanos a García Rodríguez de Caamaño, que quedó en la casa; Álvaro de Sotomayor; Clara de Caamaño y Mendoza; María Rodríguez de Mendoza y Caamaño; Inés de Mendoza y Vasco Guillelmez de Bendaña, que murió joven y apenas se le cita en las crónicas.
 
Cuando rondaba los 12 años, es enviado con su tío, Diego de Muros, recién promovido a la diócesis de Oviedo, que se encargaría desde entonces de su educación y promoción. Como segundón que era, es educado para los estudios sacerdotales, especializándose como jurista dentro del sacerdocio, al que por otra parte no tenía inclinación vocacional”, pero que le sería de gran provecho en sus futuras actividades dentro y fuera de la Iglesia.
 
De acuerdo con las notas dejadas por su biógrafo, Cesar Sánchez, sus tendencias liberales no tardaron en manifestarse, y en 1522, los capitulares de Oviedo le dieron licencia para ausentarse por su mala disposición, indicando que todos los maravedíes que habla ganado durante su ausencia se dedicasen a la obra de Naranco”.
 
Por su parte las autoridades civiles de Oviedo llegaron a considerarle como un perturbador del orden, tal como aparece en el registro de la Colección Histórico Diplomática del Ayuntamiento de Oviedo del año 1889 que ofrece Ciriaco M. Vigil: “Consistorio de 5 de Mayo de 1523. Como por parte del Provisor Don Rodrigo de Mendoza, del Abad de San Vicente, de la Abadesa de San Pelayo y otras personas se esperaba algún escándalo y considerando que en la ciudad había algunos caballeros e hidalgos principales con cierta gente a manera de alboroto por cuyo motivo convocaron a consistorio, acordando tomar precauciones debidas para la conservación del orden público, anunciándose por pregón que todos los forasteros salieran de la ciudad y sus arrabales al término de una hora, pena de 50 maravedíes y un año de destierro del Principado. Realmente esta orden se refería en gran parte a Rodrigo de Mendoza al que consideraban como cabecilla eclesiástico contra el poder civil, en la contienda entre ambos estamentos. Don Rodrigo, con su ya solida formación no hacía sino defender a su tío y protector, el arzobispo de Oviedo.
 
Cuando hubo que formar una comisión de dos jueces para tratar de los pleitos que el obispo tenia con el Deán y Cabildo de Oviedo, también su tío le nombra juez, con la misión de solucionar dichos problemas tanto en España como en la Sacra Rota Romana, “sobre la jurisdicción, presentaciones y hacienda enajenada de la Mesa Episcopal, cuyo pleito y concordia está en la Regla Blanca de dicha Santa Iglesia de Oviedo”, de acuerdo con las notas que aporta el historiador Fr. Felipe de la Gándara en la primera edición de su libro “Armas y triunfos de Galicia”.
 
En 1525 fallece su principal valedor y familiar, el obispo Diego de Muros, “en su amada catedral ovetense que se afano en engrandecer, en la capilla mayor, durmió el largo sueño de la muerte”, pero ello no le impide seguir contando con el beneplácito de los canónigos de Oviedo debido probablemente a su inteligencia y preparación. Así, en 1533 es enviado a Toledo, junto con Francisco Santullano “para tratar acerca de la bula de Letrán relativa a la promulgación de un subsidio impuesto por el Papa a las catedrales de España para ayuda de la fábrica de San Pedro, mandando sus mercedes — a tal fin que se sacasen del tesoro la custodia de plata y los candelabros de plata y se empeñasen por cien ducados y se diesen los treinta ducados al canónigo Santullano, y los otros setenta para el señor don Rodrigo de Mendoza. "Se trataba de una misión delicada ya que lógicamente no intentaban negar la ayuda solicitada por el Papa, sino que don Rodrigo de Mendoza tenía que convencer a los enviados de Roma, de que la catedral ovetense estaba en obras y su aportación a Roma debía ser lo más exigua posible.
 
A pesar de sus conocidas “escapadas”, el Cabildo seguía teniendo confianza en sus dotes para todo tipo de negocios y por ello en 1534 le nombró apoderado para el pleito que sostuvo con el arzobispo de Oviedo, Fernando Valdés. Y en el mismo año “aparece como comisionado por Clemente VII para dar posesión de un canonicato así sobrino don Rodrigo de Caamaño, que tomó en su nombre Pedro Álvarez de Ponferrada, escribano real y público de la villa de Ponferrada de donde es vecino”.
 
En 1535 tiene un desagradable tropiezo con el Cabildo de la catedral: en dicho año se le ordenó, en su calidad de provisor, que acudiera a Valladolid para defender asuntos del obispado ovetense, pero nuestro personaje no se presento, razón por la que el Cabildo
tomó el acuerdo de “quitarle el poder que tenia y el salario de su prebenda”.
 
Una prueba más de la preparación de don Rodrigo, es que su propio padre, estando en 1539 “en cama y malo y enfermo” hasta el extremo de no poder firmar el documento, delega en este su segundo hijo “el dejar el tercio y quinto de sus bienes a su primogénito don García Rodríguez”, fundándose en la necesidad que haya cabeza visible en el Linaje y en que aquella tenga con que sustentarse honradamente”. Otorgaba además de dichos tercio y quinto de sus bienes, “la dicha villa de Villagarcia y casa de Rubianes con todas las dichas feligresías e cotos, jurisdicción civil y criminal, con sus vasallos y heredades, rentas, casares, pechos y derechos e vasallaje. Aunque finalmente don García falleció en 1540 y no se llevo a cabo dicho testamento, lo cierto es que demuestra la extraordinaria confianza que los padres tenían en don Rodrigo de Mendoza como organizador de las propiedades familiares. Como bien dice Fermín Bouza Brey, fue don Rodrigo “el hombre de confianza de sus hermanos y el que verdaderamente encauzo la casa de Rubianes.
 
Alrededor de la década de 1540 aparece en Roma adscrito a los Tribunales de la Curia Romana, en donde permanecerá alrededor de una década. “ventilando graves asuntos”, estancia que se repetirá entre los años 1559 y 1561. No cabe duda de que su estancia en Roma la aprovechó para conseguir determinadas prebendas. Por ejemplo, en 1545 ostenta el cargo de “Capellán Mayor del Ilustrísimo Señor Cardenal Arzobispo de Toledo”. No siempre le salieron sus intenciones todo lo bien que deseaba. El padre López Ferreiro narra a este respecto que en Roma gestionó don Rodrigo la provisión de un canonicato vacante en la catedral de Santiago en 1549. Con tal motivo el Cabildo compostelano nombró canónigo al maestro en teología, doctor Carmona, pero habiendo averiguado don Rodrigo que dicha designación correspondía al Papa, se las ingenio para ser él la persona nombrada. El alboroto que se armo tanto en Santiago como en Roma fue de tal envergadura que tuvo que intervenir el mismo emperador, que consiguió que don Rodrigo desistiera de su nombramiento, prometiéndole a cambio el cargo de capellán real de su Majestad, nombramiento incuso mejor retribuido que el de canónigo de Santiago.
 
También en 1550 quiso ser nombrado prior de Sar, fundando 59 en ciertos derechos que decía haberle transmitido un cardenal extranjero, a cuyo efecto había obtenido bula de Su Santidad en que no le nombraba para el priorato. Lo que ocurrió finalmente fue que por una Real Orden de 17 de octubre de 1550 se ordeno “a los Alcaldes, Justicias y autoridades eclesiásticas que en virtud de tal bula no la fuese dado posesión ni se procediera a ejecutar ningún acto en perjuicio del que ya poseía, (un tal Álvaro de Mendoza, que no era familiar de don Rodrigo) sin que antes se hubiesen enviado los originales a la Real Chancillería de Valladolid para examen, debiéndose hacer de idéntica forma para cuantas bulas se refriesen al Monasterio, absteniéndose el Deán y Cabildo de ejecutar nada sin ese requisito previo”.
 
Si que consiguió en 1559 el cargo de abad de la Colegiata de Baiona, aunque según los datos aportados por el historiador Ávila y Lancueva, sólo disfruto de él durante dos años, ya que “en 1561 aparece renunciándola en su homónimo y sobrino don Rodrigo de Mendoza “el Mozo”, que era Deán de Orense, de cuyo cargo fue privado, por incompatibilidad con el deanazgo, por sentencia del Provisor de Tuy”.
 
En el anónimo impreso titulado “Noticias de la Familia Caamaño, de su origen Antiquísimo, y de las de Vistaalegre, Rubianes y Barrantes, nobles ramas suyas”, al referirse a nuestro personaje dice que “Don Rodrigo, hijo segundo, se aficionó al estado Eclesiástico, y en el logró premios de su virtuosa Vida. Fue Prior de Caveiro y Abad de Tabierga, tuvo otras muchas dignidades eclesiásticas y beneficios. Viose poderoso de renta eclesiástica y gran Letrado. La ciencia le instruyó en el modo más verdadero de atesorar hacienda. Y así, considerando que darla a Dios en sus pobres es eternizarla, y dexarla en el mundo es desperdicio, fundó grandes memorias, que hay permanecen, todas testimonios de su piedad con que la inmortalizan”.
 
Cuanto menos al principio no parece que esa afición al estado eclesiástico fuera de verdadera devoción, ya que cuando tenía 22 años más o menos, “los capitulares de Oviedo le dieron licencia para ausentarse por su mala disposición y mandaron que todos los maravedíes que
había ganado durante su ausencia se dedicasen a la obra de Naranco”. De acuerdo con el padre Yepes, Rodrigo de Mendoza sería un “abad ausente que veían los monasterios de sus ojos a mil leguas de distancia sangrando sus rentas, o como él dice y repite varias veces en un sentido figurado, comiendo rentas”.
 
“A pesar de todas estas prebendas, su carrera sacerdotal fue más bien lenta ya que fue alrededor del año 1538 cuando se ordenó de Epístola y en 1563 cuando tomó los hábitos sacerdotales. Con todo, se sabe que era profundamente religioso y tenia gran temor de Dios”.
 
Efectivamente acumuló una extraordinaria fortuna, hasta el extremo de adquirir en 1559, un juro de cuatrocientos noventa y siete mil seiscientos seis maravedíes, sobre las alcabalas reales de Baiona, Redondela y Salvaterra en el obispado de Tui. César Sánchez comenta que “ello no dejaba de ser frecuente ni chocaba con las costumbres de aquella época”. Un caso análogo se dio en su sobrino Lope de Mendoza a quien el papa Paulo V nombro arcediano de Reina y canónigo de Santiago con 240 ducados de pensión, mediante bula despachada en 30 de junio de 1615, con reserva de renunciarlos en manos de Su Santidad al posesionarse del mayorazgo de Vista Alegre; y volvió a darse en otro personaje de esta historia, Pedro de Navia y Osorio, abad de San Juan de Baión, visitador general del arzobispo de Burgos, veedor de la inquisición de Valladolid, “residente en VillagarcÍa en el año 1636”.
 
¿Qué hizo con su inmensa fortuna? Ha sido Fermín Bouza Brey el que mejor ha profundizado en este aspecto de la Vida de don Rodrigo y a él nos referimos en este aspecto: “Con gran liberalidad dispone don Rodrigo de su cuantiosa fortuna a favor de su familia, de la cultura y de sus servidores, sin olvidar aquellas iglesias de las cuales llevó renta.
 
Consta que edificó el hermoso pazo de Vistalegre en Villagarcía, para sede de mayorazgo en cabeza de su hermano Álvaro de Sotomayor, que es el mismo edificio que hoy se conserva, con las modificaciones impuestas por las necesidades y por la elevación en su solar del Convento de Agustinas por el Arzobispo Andrade su bisobrino.
 
Mando hacer el pazo de Rubianes, solar de los Caamaño, en Salnés, edificio anterior al hay existente, del cual solamente se conservan estos restos en la portalada, incrustados hace anos. Edificó casas en Noia, “a la puerta de la Corredera, junto a San Francisco. ” Compró en la misma villa y su jurisdicción “casas, molinos, huertas y pan de renta”. Donó a la villa de Villagarcia “la heredad y agro que trae Dominga Rodríguez para que los pescadores y mas vecinos se sirvan del”, para Io cual ordena a su sobrino García de Caamaño “abrir y dexar en libertad para el pueblo”.
 
“Hizo y edificó de sus propios dineros e a su costa la capilla mayor de San Francisco en la villa de Noya”, nos dice uno de sus codicilos. Dejé trescientos ducados para hacer el retablo de la capilla mayor de dicho monasterio franciscano. “Mando cien ducados para ayudar a que se reedificase y ensanchase la iglesia de Villagarcía porque no cabe el pueblo en ella para oír misa y los mas divinos oficios”. “Hizo el campanario de la iglesia de San Pedro de Cea, inmediata a Villagarcía, el cual se conserva actualmente”.
 
“Regaló un cáliz de plata de valor de cincuenta ducados y una vestimenta a cada una de las iglesias de San Cremenzo de Cesar y de San Pedro de Cea, en Galicia, y Valdesoto, San Juan de Rio de Mier, Loina y Abadía de Pendueles, en Asturias. “Ha donado cien ducados a las iglesias gallegas de Troanes, Torona, Rianxo y Oleiros; cincuenta a Ias de Abanqueiro, en la ría de Arosa, y cien a las de Taverga, de Pendueles, en Asturias
 
“Al Priorato de Caaveiro le deja cierto resto para “que se gaste en reparos del dicho Monasterio.” “AI Monasterio de Santa Clara, de Pontevedra da cien ducados “para reparos” en él”. “Donó a la Iglesia de Orense doscientos ducados y a la de Oviedo trescientos, con cargo de un aniversario por el ilustre Obispo de Mondoñedo y Oviedo, su pariente, don Diego de
Muros, que había sido su protector”.
 
“Y multitud de dádivas a sus criados y recuerdos a sus amigos, sin contar con las fundaciones de estudios y de piedad de que mas detalladamente hablaremos, y sin detenernos en acrecentamientos de rentas y mayorazgos familiares, que serán objeto de otra investigación. Sin duda alguna, la herencia más importante que dejó fue la dote para casar doncellas pobres y las dos cátedras de gramática:
 
Merced a sus ordenes testamentarias indica que “es mi voluntad que eI día de la Anunciación de Nuestra Señora se casen cada un año perpetuamente seis doncellas pobres, honestas y de buena Vida y fama a las quales y a cada una dellas se les dé de dote treinta ducados y mas diez ducados para una saya o vestido de manera que por todo sea número de quarenta ducados y quiero y hes mi voluntad que la mitad destas doncellas sea desde El Padrón hacia Noya y la otra mitad del Padrón hacia la ría de Arosa por quanto de ambas destas partes yo he llevado frutos eclesiásticos y quiero y es mi voluntad que la primera vez en que ubiere efecto de casar las dichas doncellas pobres honestas y de buena fama y Vida la una dellas abiéndola sea la feligresía de San Pedro de Cea deste arzobispado de Santiago. Su gran obra pía cultural, se logró merced a la creación de dos cátedras de gramática:
 
“Es mi voluntad que en la villa de Noya haya un preceptor que lea gramática y retorica a todos los que la quisieren oír, al cual se le dé cien ducados de partido y lo mismo mando en la villa de Villagarcia el qual tenga partido de cuarenta ducados que asimesmo lea gramática y retórica a los que quisieren oír a los quales no puedan llevar ni lleven premio ni salario otro de los estudiantes y oyentes salvo de consentimiento del señor Álvaro de Sotomayor, mi hermano, o de su sucesor que por tiempo fuere a quienes dejo por patronos desta memoria y que si sin su licencia lo llevaren fuera del de aqui ordeno y mando, el dicho mi sucesor los pueda quitar Iibremente sin condición alguna y otros poner como él quisiere y priven tuviere los quaIes dichos preceptores sean perpetuos y perpetuamente se les pague los dichos salarios arriba dichos en cada un año”.
 
La diferencia en cuanto a la dotación económica de ambas cátedras era evidente en aquella época por la gran diferencia entre la populosa Noya y la pequeña villa de Vilagarcóa, aún con pocos escolares. 
 
Con el paso de los años, bien por problemas familiares o por necesidades de la monarquía, la dotación de ambas cátedras sufrió alguna escasez por lo que en 1648 el arzobispo Fernando de Andrade previendo la posibilidad de que desaparecieran ambas cátedras, "deja  quinientos cuarenta ducados para que se cumplan las obras plus del Abad, dando cien ducados al Maestro de Gramática de Noya y ciento cincuenta al de Villagarcia”.
 
Tenía Rodrigo la idea de crear en Vilagarcía un mayorazgo, para lo cual acrecentó el vínculo y mejora que había hecho su padre en el sucesor de Rubiáns, legándole toda la legítima “que por muerte de mi señora madre me cabe en Noya, la casa que hice en Rubianes según y de la manera que se ve hecha y está edificada, y todos los dineros que mis padres y el señor García Rodríguez de Caamaño mi hermano por mi han cobrado, lo que gastó en el pleito de Vilagarcía con el señor Arzobispo de Santiago que al presente lo es y los demás prelados que han sido, y todo el pan de renta que el señor García de Rodríguez mi hermano con mis dineros compró”
 
Para conseguir la formación del mayorazgo, nombra heredero universal de sus bienes a su hermano Álvaro de Sotomayor Mendoza, Señor de Barrantes, de los siguientes bienes: “la casa palacio de Vista Alegre, la casa que tiene en Noya junto a San Francisco, las casas, molinos y rentas que en mi nombre se compro en la villa de Noya y su jurisdicción, amén de otras heredades, molinos, granos y mas frutos de renta que, en la tierra del Salnés y fuera de ella compró por mi orden el hermano arriba nombrado...  igualmente le deja “cuatrocientos cincuenta mil maravedíes de renta, equivalentes a unos tres mil ducados, sobre las alcabalas de Redondela, Salvaterra y Noya, que tiene por privilegio real, y otros juros en las feligresías de Santa María de Caamaño y Vilagarcía, "mas toda la legítima que me quedó en Barrantes por muerte de García de Caamaño mi señor padre.
 
Cesar Sánchez narra sus últimos días de la siguiente forma:
 
“Ya gastadas las energías del cuerpo cuando su salud empieza a declinar, se pone en camino de Noya con propósito de ocuparse en el arreglo de sus propios asuntos; pensaba terminar la casa conocida en aquellos tiempos por el Palacio de don Rodrigo que posee a la salida de la Corredera, junto a San Francisco, para que su hermano y heredero Álvaro de Sotomayor viviendo allí alguna parte del año pudiese tener en cuenta del mejor cumplimiento de ciertas obras de carácter piadoso que intentaba llevar a cabo en la capilla mayor, “que él hizo y edificó enteramente con sus dineros y a su costa”.
 
“Vanos escrúpulos de conciencia le tiene desasosegado y piensa si acaso Dios se sentirá ofendido por haberse enriquecido a costa de tantas abadías e iglesias que no regentó aunque tenía el nombramiento para ello, o lo que es igual “como clérigo atitulado” según sus propias palabras”.
 
“Y porque lo mas importante en esos momentos críticos de la Vida en que el hombre presiente cercano su fin, es la salvación del alma, “para que vaya esta encaminada con menos pecados al Señor que la crió”, ruega a sus testamentarios, Álvaro de Sotomayor Mendoza, Juan Mondragón cardenal de Santiago, Diego Sánchez de Cadilla canónigo de Oviedo y Pedro de Antayo su mayordomo, se informen diligentemente a que restituciones está obligado “por las rentas que he comido y gozado de la abadía de Taverga, deanato de Orense y priorato de Caaveiro y lo que se hallare, tratado el negocio con letrados teólogos, se cumpla ante todas las cosas lo más brevemente que se pudiere”.
 
“Pese a la enfermedad que le aflige, sin faltarle animo en los pocos días de existencia que le restan a partir del 11 de julio de 1566 que inicia los codicilos, encarga a su sobrino García de Caamaño, a la sazón señor de Villagarcía “haga abrir la heredad que trae Dominga Rodríguez y dejarla libre para que los pescadores y mas vecinos de Villagarcía se sirvan della”, pensamos nosotros por el trabajo que una sola mujer puede hacer para labrar sus tierras, si este pequeño agro seria lo que, desde antiguo, viene llamándose La Hortiña en las inmediaciones del hospital de San Juan Bautista, donde con aquel nombre está presente en la memoria de buen número de villagarcianos un puente de madera tendido sobre el río del Con en tiempos modernos. Al desaparecido puente de la Hortiña nos referimos.
 
“Aquella Vida agravándose por momentos es indudable que tocaba a su fin “por cuanto estaba informado que los religiosos de San Francisco de Noya y lo mismo las religiosas de Santa Clara de Pontevedra ruegan a Dios por su salud y hacen decir misas y sacrificios e otras oraciones”.
 
“El 19 su estado era tan grave que los allí’ presentes decidieron que se le administrasen Ios últimos sacramentos. El había manifestado, “cuando me viesen sin remedio de medicina corporal, hagan que estén conmigo personas devotas y religiosas que, encomendando mi alma a Dios, me ayuden a bien morir, recen los Salmos penitenciales, me lean recio la pasión de San Lucas porque hay en ella mas palabras de Nuestro Señor Jesucristo que en las otras”, de donde se deduce que escuchó las parábolas del Evangelista de la Misericordia y halló gran consuelo porque el Cielo se alegraba con la vuelta del pecador arrepentido. Igualmente había dicho que las personas que allí se hallasen, “viéndome en agonía de morir, digan los primeros versos del Salmo Exurgat Deus, y al tiempo de espirar digan todos el Credo en alta e inteligible vox”. Como había pedido, le pusieron la extremaunción y al fin de una enfermedad imposible de diagnosticar que padeció más de cuatro meses, muere en Vista Alegre el 19 de julio de 1566, rodeado de sus seres más queridos, singularmente Álvaro, hermano que convivía con él ”.
 
“Conforme era costumbre le amortajaron con el habito de San Francisco y acto continuo espolvorean cal dentro del ataúd a fin de retardar la descomposición cadavérica, porque ya se sentía el rigor del verano de 1566 y se presentaba la larga jornada de Noya a donde llevarían los restos mortales de nuestro eterno viajero...”.
 
“Don Rodrigo siguió los pasos de su madre, doña Constanza que también en su testamento manda que se le entierre con el hábito franciscano, en la capilla mayor del monasterio franciscano de Noya, “la cual... capilla mayor del dicho monasterio es del dicho y muy magnífico señor (Don García de Caamaño)... y mí... Rodrigo ”.
 
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios





 
Antonio Domingo de Mendoza Caamaño y Sotomayor, Virrey de Valencia
rss feed
Hijo del primer marqués de Vilagarcía, don Mauro, y de su sobrina doña Urraca de Mendoza, heredó como tal, el mayorazgo de Vista Alegre y Barrantes y el II Marquesado de Villagarcía. Tuvo otros cinco hermanos, uno de los cuales, don Baltasar de Mendoza Caamaño y Sotomayor fue colegial en el Colegio Mayor de Oviedo, familiar del Santo Oficio, canónigo y Dignidad de la Catedral de Santiago y por último, sumiller de cortina de S.M. Antonio Domingo de Mendoza casó con Juana Catalina de Rivera Ibáñez de Segovia Ronquillo y Fonseca, según las capitulaciones matrimoniales formalizadas en Santiago el 2 de mayo de 1660. Tuvo tres hijos, uno de los cuales, Antonio José, fue virrey del Perú en momentos muy difíciles para la monarquía española. El segundo, Álvaro, fue sumiller de cortina de S.M. y además arcediano de Trastámara, y la tercera, María Antonia, fue condesa de Villardompardo. El padre Crespo del Pozo anota que tuvo otro hijo, Fernando que llegaría al cargo de arzobispo de Farsalia. La importancia de Antonio Domingo en su cargo de virrey de Valencia radica en dos supuestos importantes: de una parte porque fue el Ultimo virrey que tuvo Valencia y la segunda, por la época tan delicada que le toco vivir. Fue nombrado virrey de Valencia en 1700 cuando el rey Carlos II estaba enfermo. Ya instalado en la capital levantina recibe el 3 de octubre de dicho año la noticia del fallecimiento del monarca, acompañada de su testamento, fechado el día 2, con el nombramiento de su sucesor en el trono,...Leer la continuación
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Un enterro da alta aristocracia no mosteiro da Armenteira
rss feed
La discusión se desencadenó durante una charla que se celebraba entre un grupo amigos cuyo tema era el Monasterio de A Armenteira. Unos no estaban de acuerdo con los otros y alguien se percató de mi presencia en uno de los salones de la Sociedad, hoy "Liceo Casino”, lugar donde nos encontrábamos todos en aquel momento. Reclamaron mi presencia y tras enterarme de qué iba el tema, les dije y prometí que dada la "complejidad" del “asunto” - y tras una pequeña aclaración en el momento- se lo “aclararía” mediante este escrito. El tema de “desacuerdo” entre “las partes”, surgió con motivo de la fiesta que se celebró en A Armenteira, con motivo de la festividad en honor de “Nuestra Señora de Las Cabezas“ y que tradicionalmente tiene lugar los lunes de Pascua de Resurrección. Alguien decía que en la Iglesia del monasterio de A Armenteira estaba enterrado el fundador de Vilagarcía, mientras los otros se afanaban en su posición de que dicha afirmación no era cierta . A Armenteira nunca tuvo que ver con Vilagarcía, por lo tanto, en aquella ocasión, ninguno tenía la razón. El monasterio de A Armenteira fue antaño gloria de los monjes de la Orden de San Bernardo y foco de la cultura y religiosidad de toda esta hermosa y fértil comarca del Salnés. Se alza como sabéis casi escondido en la ladera occidental del monte Castrove y su fundador fue por el...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
García de Caamaño “El Hermoso” - Biografía
rss feed
El que se tiene por fundador de Vilagarcía, nació en Rubiáns probablemente en el primer tercio del siglo XV y era hijo de Ruy Fernández de Caamaño y de Inés Fernández de Silva. Su padre, Ruy Fernández era un noble poderoso al servicio tanto del rey como del arzobispo de Santiago, aunque todos los documentos apuntan a que gran parte de su vida la dedicó a servir al prelado compostelano. Como ejemplo de lo anterior, debemos anotar que en 1420 lo encontramos como castillero de la fortaleza de Xallas, a las ordenes del arzobispo, y en 1447 aparece “como alcayde de la casa forte de Peñafiel por orden del arzobispo don Alvaro de lsorna”. En 1458 interviene en acciones bélicas junto a otros caballeros cuando el arzobispo don Rodrigo de Luna es requerido para la guerra de Granada, y este conmina a sus caballeros para que le acompañen “so pérdida de sus tierras, oficios y señoríos”. Sobre sus servicios al monarca, se conoce cuanto menos su actuación en la batalla de Olmedo en 1445 acompañando al rey Juan II. Por todos los servicios prestados a los prelados compostelanos, Ruy Fernández recibe del arzobispo Juan García Manrique las feligresías de Santa Baia de Arealonga, San Pedro de Cornazo, Santa María de Rubiáns, Santo Estebo de Saiar y Santa María de Nantes, “todas en tierras del Salnés”. Por su parte, el arzobispo Lope de Mendoza le dio “en prestanga” la feligresía de Santa María de Caamaño, de donde proced&iacu...Leer la continuación
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Escritura de incorporación de la Villa de Villagarcía
rss feed
(TRANSCIPCIÓN ORIGINAL) (Puntos suspensivos : ilegible) Escritura que en la Cassa de Bista Alegre a veinte dias del mes de mayo de 1.590 años, por ante Diego Lopez de Caneda escribano de su Majestad y ……. de la billa de Villagarcia atorgó Don Rodrigo de Mendoza y Sotomayor y mi padre Sr. de la villa y de las casas de Bista alegre y Barrantes y por la cual dicha escritura agrega hincorpora la Billa de Villagarcia con la parroquia de Santa Baya de Arealonga yosu jurisdicción civil y criminal alto baxo mero y mixto imperio yolas Rentas jurisdicionales y basallaje a su vinculo y mayorazgo que fundaron D. Rodrigo de Mendoza qabad de Teverga (...........) entrambos hermanos con las mismas clausulas condiciones(.. ……..)de dicho mayorazgo como mas largamente consta de dicha escritura de agregacion e yncorporacion que dicho Sr. Don Rodrigo de mendoza (………….) y que en virtud de la facultad real que hubo de su Majestad el Sr. Rey Don Phelipe el Segundo para que para la compra de la dicha Villa se vendieren 44 (…………….) de juro que tenia esta Casa en Noya para que se lo tomaren para la dicha compra. 500 (….....) como de la dicha escritura consta mas largamente. Con esta dicha escritura este aqui la facultad Real para lo Referido despachada en eso (.......) a 4 de Octubre de 1589 años firmada de su Majestad refrendada de (……). Baaquez de Salazar su escribano de Camara. COPIA DEL DOCUMENTO. En la Casa y Torre de Vista Alegre a TREINTA DIAS DEL MES DE MAYO DE MILLYQUINIENTOS Y OCHENT...Leer la continuación
Escrito por Arquivo P.V. •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vign_Placas_091

Don Fernando de Andrade y Sotomayor

 Era o fillo menor do Señor de Barrantes e Vistalegre, Don Rodrigo de Mendoza. Estudou a carreira eclesiástica en Salamanca, rematada a cal, e sendo un competente xurista, marchou a Roma, onde serviu doce anos (1603-15) na curia pontificia. De regreso a España, foi arcediago de Carrión de los Condes e Canónigo de Palencia. Tras unha nova estanza en Roma como Procurador xeral das Igrexas das dúas Castillas, regresou a Andalucía como arcediago de Écija e cóengo de Sevilla. Foi elixido bispo de Palencia en 1628, pasando a Burgos en 1631. Ao estalar a guerra con Francia (1636) foi nomeado vicerrei e Capitán Xeral de Navarra, ocupando o posto ata 1640. Foi nomeado bispo de Sigüenza en 1640 e en 1645 tomo posesión do arcebispado de Santiago de Compostela.

 
Testamento y Codicilo de Don Fernando de Andrade y Sotomayor - 1655
rss feed
Testamento y codicilo del muy Iltmo. Sr. DON FERNANDO DE ANDRADE Y SOTOMAYOR, Inquisidor de Sevilla Obispo de Valencia y Sigüenza, Arzobispo de Burgos y de Santiago, dos veces Gobernador y Capitán General del Reyno de Galicia, Virrey de Navarra y que no aceptó serlo de Aragón su Presidente, del Consejo de Cantabria y fundador del Convento de San Cristóbal de Vista Alegre de Monjas Recoletas del Orden de nuestro gran Agustín tío de los Iltmos. Señores Marqueses de Villagarcía. (Transcripción del original en pergamino) Comienza el cuaderno con una manifestación de DON PEDRO DE NAVIA Y OSORIO, al del Santo oficio de la Inquisición de este Reino, Arcediano de Nendos, dignidad de la Santísima Iglesia de Santiago que el Arzobispo esta ya amortajado habiendo pasado de esta vida a la otra hoy 22 de Enero 1.655 en que Dio fue servido llevarlo de esta presente vida por enfermedad natural .En la citada fecha se abrió el testamento cerrado otorgado en 27 de Marzo del año pasado 1654. Dice ser hijo de D. Rodrigo de Mendoza y Sotomayor y Dña Urrasa (Urraca) de Sotomayor Osorio (Moscoso y Sotomayor dice el árbol genealógico), Arzobispo de la Santísima metropolitana Iglesia apostólica del único y regular patrón de las Españas Santiago Señor de la dicha ciudad, del Consejo de su Majestad, su Capellán Mayor, Ordinario de su Capilla Casa y Corte, Notario Mayor del Reino de León Virrey capitán General del Reina de Granada, Navarra y Gobernador y Capitán General del Reino de Galicia por el rey Felipe IV El Grande. Declara sea enterrado en la dicha Metropolitana Iglesia en e...Leer la continuación
Escrito por Arquivo P.V. •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Historia de Vilagarcía y su Comarca
rss feed
Trata el Sr. Llovo en este trabajo de la historia do una comarca, la cual por su situación geográfica y las características de su suelo es punto sobre el que los prehistoriadores e investigadores deben actuar con gran intensidad, por suponer que en ella está la solución de algunos problemas decisivos para la historia del N.O. peninsular, transcendencia que alcanza a la historia de España. La situación de las Cassitérides, las relaciones con los pueblos nórdicos en la Edad del bronce; las irrupciones normandas en la región gallega y su influencia en los brotes independistas del reino de Galicia; la constitución del condado de Galicia y el brote de la independencia de Portugal, etc. son problemas que apuntaremos a lo largo del resumen que hacemos del citado trabajo. LOS PRIMEROS TIEMPOS Y LA EDAD DEL BRONCE Aunque es muy difícil de precisar lo que tiene de autóctona la cultura que se desarrolló en la comarca en la Edad del Bronce, y el grado en que influyeron otras culturas ribereñas de la península, llámense argárica, algárbica, de Almería, etc, en cambio se aprecia una abundancia de materiales tal en los hallazgos que no tiene parangón en ninguna otra zona de España. Si estos materiales se encontraran diseminados, pudieran explicar la existencia de una población muy densa, que hacían de ellos uso cotidiano, pero su aparición en lotes que en algunos casos rebasan el número de 150 piezas y sin muestra de haber sido usados, mueve a pensar que el almacenamiento tenía miras comerciales. Queda planteado e...Leer la continuación
Escrito por Adolfo Llovo Santos •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Paio Gómez de Soutomaior, Señor de Sobrán, Embaixador ante o gran Tamerlán
rss feed
Paio Gómez de Soutomaior, Señor de Sobrán, Embaixador ante o gran Tamerlán Paio Gómez de Soutomaior, Señor de Sobrán e pai do que logo habería se-lo noso fundador, engadiu, a finais do século XV, un novo título á xa longa lista que comentamos. Trátase do nomeamento por parte do rei Enrique III como embaixador ante a Corte do Gran Tamerlán, un célebre conquistador tártaro que, case trinta anos antes, se fixera proclamar xefe supremo do Diagatai, unha extensa rexión húngara. Pero a trascendencia deste suceso, narrado en pouco menos da totalidade dos estudios que a don Paio fan referencia, non estivo no nomeamento senón nas vicisitudes posteriores á expedición. O devantido guerreiro tártaro confiara ó pai do fundador de Vilaxoán a custodia de dúas princesas que ofrecía o rei de Castela para que as casara con nobres casteláns. Unha era dona Angelina de Grecia, e outra dona María, filla dos reis de Hungría e Bohemia. Sen embargo, ó que parece, don Paio namorouse apaixonadamente da segunda das princesas, polo que á súa volta a Galicia, e sendo coñecedor do caso Enrique III, foi decretada a prisión para o Señor de Sobrán. Para evitar tal circunstancia, don Paio tivo de se exiliar a Francia, deixando á ultraxada princesa baixo a custodia das súas hostes na medieval torre de San Sadurniño, en Cambados. Consonte o relato das crónicas, po...Leer la continuación
Escrito por Manuel Villaronga •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vilaxoán , os primeiros poboadores
rss feed
Das tres vilas que dende 1913 conforman o actual municipio vilagarcián - Carril, Vilagarcía e Vilaxoán- esta última foi a que menos atención adicaron os distintos cronistas que dende diversas perspectivas se teñen ocupado da Ría de Arousa. Xa no “Indicador del Viajero” que a prestixiosa revista “La Ilustración Gallega y Asturiana” incluía nos seus números de 1881 se indicaba que Carril tiña cinco mil habitantes e que “a su buen fondeadero debe el ferrocarril que lo une a Santiago para el comercio interior”. De Vilagarcía comentábase ser “una villa de seis mil almas, a 3,5 leguas de la capital, situada en la Ría de Arousa, cerca del Carril, con quien sostiene rivalidad...”. Sen embargo, nada se dicía de Vilaxoán. Esta situación de olvido de Vilaxoán é evidentemente inxusta. Un simple paseo polo seu complexo entramado urbano permítenos enxergar un pasado denso en historia, non sempre ben estudiado. Os primeiros poboadores Aínda que os restos máis antigos de hábitat nesta zona foron achados cáseque por azar, o certo é que xa os xeógrafos romanos louvaban a riqueza da nosa costa. Isto sería confirmado posteriormente pola Arqueoloxía. A finais do século XIX atopáronse, segundo nos conta o doutor Carús Falcón, no Castro de Alobre, hoxe Vistalegre, uns cuncheiros...Leer la continuación
Escrito por Manuel Villaronga •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
El solar que hoy ocupa Vilagarcía . Artículo escrito en el año 1969
rss feed
Pergeñar sumariamente el devenir histórico y formativo de una pequeña ciudad y pretender hacerlo a medio de una sucesión jugosa de hechos y de eventos, sin que la erudición o el dato múltiple ahogue el relato, arredra desde luego al narrador, tanto más si se trata de una población como Villagarcía de Arosa, que sufrió en su desarrollo tantas y tan variadas mutaciones, no sólo en su geografía sino en su historia. Sin embargo, puestos a ello, como un deber filial, intentaremos darle al lector una síntesis — creadora y constructiva — de las vicisitudes de este pueblo, desde sus ancestrales inicios, hasta lo que en la actualidad es: una pequeña y atractiva ciudad marítima, marginada por dos caudalosos ríos, el Ulla y el Umia; la cual, por condiciones naturales, la anchurosa ría que tiene a su frente, ser cabeza de una bellísima y extensa comarca, así como por su azarosa y multisecular experiencia adversativa, siempre superada, constituye un reservatorio para futuros y previsibles emprendimientos de gran altura y elevados destinos. El solar de lo que ahora es Villagarcía de Arosa, fue antaño, al comienzo de nuestra Era, una insuela o lengua arenosa — de la que derivó su nombre: “Area Longa” que cerraba un amplio seno o cala marítima, la cual se metía tierras adentro, por el Sur, hasta lo que hoy se llama Porto do Río; por el Este llegaba hasta el altozano de El Louro, comprendiendo el estuario de la Maroma; y por el Norte se extendía hasta lo que hoy es la Plaza de Calvo Sotelo, formando en aquellas edades un seguro puerto o refugio natural...Leer la continuación
Escrito por Luis Bouza-Brey •   Agregar un comentario   1 comentarios
 
Vign_felipe-v-horz

Biblioteca Hispánica – Archivo original descargable – De 1699 a 1705
Correspondencia del Marqués de Villagarcía Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor con los Reyes de España Carlos II y Felipe V y con los Marqueses de Ribas y de la Mejorada 

PARTE I (libre de virus)

 
Vign_Sin_titulo

Biblioteca Hispánica – Archivo original descargable – De 1699 a 1705
Correspondencia del Marqués de Villagarcía Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor con los Reyes de España Carlos II y Felipe V y con los Marqueses de Ribas y de la Mejorada 

PARTE II - (libre de virus)

 
LA FAMILIA DE GARCÍA DE CAAMAÑO FUNDA “VILLAGARCIA”
rss feed
En 1390, el primogénito de D. García Fernández de Caamaño, -amigo y servidor del rey Enrique II de Castilla-, D. Ruy Fernández de Caamaño, recibió en feudo, de manos del Arzobispo de Santiago D. Juan García Manrique: “…Santa Baia de Arealonga (más tarde y hasta hoy Vilagarcía), San Pedro de Cornazo, Santa María de Rubiáns, San Esteban de Saiar, Santa Baia de Nantes,… todas en tierras del Salnés… por cuanto fuese cortés e obediente vasallo…”
Era el arzobispado compostelano, dueño de todas estas tierras, por donación del rey Ordoño II –ya en el año 912- al abad D. Guto, del Monasterio de San Martín Pinario de Santiago de Compostela…
Reproducimos sólo una parte del relato del documento:
“… Santa Eulalia de Arealonga cum S. Chistophoro qui vocitatur Alobre cum ómnibus suis et cum suo stario integro et cum suas comboas íntegras que sunt inter ambas ipsas ecclesias et intus in passales in toto circuito de ipsae ecclesias sicut intrant in mare et unt ipsae ecclesiae cautate in toto giro per petras erectas et scriptas…”
Recibió, pues, D. Ruy Fernández estas tierras y decidió reconstruir en la feligresía de Santa María de Rubiáns, una vieja torre que había estado habitada por un antepasado suyo, D. Ruy García de Caamaño, en 1146, engrandeciéndola y fijando en ella su residencia, según consta en una inscripción sobre una piedra que estaba situada en la pared del torreón, y que todavía se4 conservas en el actual Pazo de Rubiáns, en la que podemos leer: “&h...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
ACONTECERES INMEDIATOS A LA FUNDACIÓN DE VILAGARCIA
rss feed
Determinadas circunstancias hicieron a García Caamaño dictar la “Carta de Avenencia” o “Carta Puebla” para crear el burgo marinero que llevó desde entonces -12 de mayo de 1441)- el nombre de “Villagarcia”.
“…. O meu porto e lugar de Villa García que he de cerca da iglesia de Santa Vaya de Arealonga e cal dita avinça fago con os moradores que agora moran eno dito et contrados los outros que de aquí en diante quisesen vivir et morar eno dito lugar…”
Despertaba por entonces gran interés en los señores feudales la facultad que adquirían de poder percibir los importantísimos tributos de la mar… Contamos, cuales eran esos tributos para los señorías de los Burgos marineros: “Cambos”, “quebrazos” o Quebrachos” y “portazgo”…”
Decíamos que estos privilegios incentivaron a los Señores feudales, precisamente en el S. XV a crear y fundar Burgos marineros. Tal fue lo que ocurrió que, como en Villagarcia, nacieron “Portonovo”, creado por el Arzobispo de Santiago D. Lope de Mendoza; “Vilaxoán”, fundado por el Arcediano de Reina D. Juan Mariño de Sotomayor, etc…
Destacado también es que el fundador de nuestra villa pasó estos años dedicado a su familia y a incrementar la rentabilidad de sus numerosas posesiones, labor que alternaba con sus deberes de escudero del Arzobispo de Santiago, D. Lope de Mendoza, que en 7 de octubre de 1458, le concede en feudo el lugar de Arealonga, con el asentamiento del nuevo burgo marinero, por él creado: “Villagarcia”.
En ese mismo año, 1458, García de Caama...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suarez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A fundación de Vilagarcía, Vilaxoán e Carril
rss feed
Hay numerosos vestigios que nos indican los antiguos asentamientos humanos de estas tierras. En Bamio aparecieron dibujadas sobre varias rocas de granito una serie de grabados que representan a ciervos, cazoletas y círculos y que datan del II milenio a. C. De la cultura celta tenemos restos en los castros de Carril, Castrogudín y Lobeira. Estos castros serían romanizados, tal y como lo prueban los hallazgos de restos de baños y mosaicos, alfarería y monedas, encontrados al realizar las obras del puerto de Vilagarcía en Vilaxoán. Por este territorio discurría la "Per Loca Marítima", la vía XX, que unía estas tierras con Iria Flavia, a cuyo obispo pertenecieron durante la dominación sueva.

El territorio que ocupaba la antigua "Area Longa", fue donado por Alfonso VI al monasterio de San Martín Pinario de Santiago, siendo en 1458 feudo del arzobispo García-Caamaño, el cual funda un burgo marinero, denominado Villa de García, en el lugar donde se asentaba Area Longa (hoy la parroquia). A toda aquella persona que se quisiera instalar en esta villa, se le proveía de piedra, madera, pan y vino.

Pasada la villa a dominio de la corona, Felipe II en 1590 autoriza su compra a Rodrigo de Mendoza, el cual la incorpora a sus propiedades, junto con el mayorazgo de Vista-Alegre (esta compra se valoró en 3.116.000 maravedís). Será más tarde el alcalde, Francisco Ravella, el que recuperará el derecho de dicho solar, terminando así el antiguo feudo. Se funda en 1500 Carril como villa, con un puerto que fue considerado uno de los mejores de Galicia. Era fondeadero para las mercancías que tenían como destino Compostela, siendo en 1814 puerto a...Leer la continuación
Escrito por M.Villaronga •   Agregar un comentario   0 comentarios
Villagarcía de Arosa y su Historia
rss feed
La villa actual fue fundada en el territorio conocido en siglo XII con el nombre de Area Longa (Santa Eulalia de Arealonga), y cierta clase de estudios hacen presumir, además de la existencia de seres humanos en épocas prehistóricas, el que, la denominación es de indiscutible procedencia romana.
Villagarcía ocupa una gran porción de la playa que limita la ensenada llamada de Arosa, y en la que desahoga el río Ulla, “elvia ostium” de Tolomeo. A sus espaldas se yerguen los Castros de Carril, Gudín y Lobeira.
El origen de estas fortificaciones no está comprobado, pero en ellas se encuentran restos de alfarería romana y monedas de los emperadores romanos: Constancio, Constantino y otros. En ellas aparecen también objetos de piedra pulimentada y cobres pertenecientes, sin duda, a razas aborígenes anteriores a la época neolítica.
Iberos, fenicios, griegos, celtas, romanos, godos, suevos, normandos y árabes, dejaron huellas imborrables de su paso por estos lugares.
El documento más antiguo, a lo que sirvió de asiento a la actual villa, es una donación de Santa Eulalia de Arealonga y San Cristóbal de Alobre al Convento de San Martín de la Coticela (Compostela), hecha por el obispo Sisnando en 910; sigue otra del rey Ordoño al mismo Convento de San Martín, llamado entonces Pinario, a las que siguen una de Alfonso VI, al mismo Convento, a principios del siglo XI, que confirmó doña Urraca en 1156, y que volvió confirmar su hijo, Alfonso VII en 1184.
García de la Riga, en su obra “Galicia”, consigna que el nombre de Villagarcía o se deriva del apellido de García Caamaño, sino de Karshita o Karsita.
En 1142, Alfonso VII, coronado en Compostela y criado en Caldas de Reyes, confirmó privilegios y donaciones hechas al Convento de San Martín Pinario, de Compostela, entre las que aparecen “in terra luparia”, una iglesia, bajo la adv...Leer la continuación
Escrito por R. Porto Casas . ...  Agregar un comentario   4 comentarios
 
¿Que impulsó a García de Caamaño a fundar Vilagarcía?
rss feed
¿Qué animó a D. García a fundar este burgo marinero que llevaría desde entonces su nombre?.

Diremos que a parte del incremento del número de vasallos, con la importancia y el consiguiente aumento de la riqueza que ésta suponía, al aumentar así los dividendos por percepción de los impuestos o tributos normales de la tierra, fue, sobre todo, la facultad que se adquiría de poder percibir los tributos importantísimos de la mar, con los interesantes beneficios que esto suponía para los señores feudales.
Tres importantes tributos, había en aquel tiempo, para los señoríos de los burgos marineros: los 'cambos', los 'quebrazos' o 'quebrachos' y el 'portazgo'.
Los 'cambos' consistían en una cierta porción de peces, que cada barco que arribaba al puerto cargado de pescado, tenia que entregar al señorío.
Los 'quebrazos' o 'quebrachos' eran los despojos de los naufragios, de aquella muy numerosos, que el mar lanzaba sobre la costa y que desde ese momento pertenecían ya al Señor de las tierras.
El 'portazgo' eran los derechos que el Señor cobraba por la carga y descarga de todo tipo de mercaderías que transportaba cada barco.
Estos fueron los 'privilegios' que incentivaron a los Señores a la fundación de burgos marineros. En el transcurso del mismo siglo XV, luego de 'Vila-García', el Arzobispo de Santiago, D. Lope de Mendoza, pariente de Dña. Inés, fundó la villa de 'Porto Novo' (Portonovo), y el Arcediano D. Juan Mariño de Sotomayor, también tío de Dña. Inés, fundó la villa y puerto de “Vila Juan” (Vilaxo&aac...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suàrez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
García de Caamaño e Inés de Mendoza y Sotomayor
rss feed
Hemos visto, en nuestro relato anterior, como el que había de ser el fundador de nuestra villa, García de Caamaño, "El Viejo," y "El Hermoso", contrae matrimonio en segundas nupcias, tras fallecer su primera esposa Dña. Constanza Páez, hija del Señor de la Casa de Figueroa D. Pedro Barba sin obtener descendencia, con Dña. Inés de Mendoza y Sotomayor, hija natural del D. Suero Gómez de Sotomayor. Como hemos visto en el resumen biográfico, importantísimo caballero en el s. XV, siendo Mariscal de Castilla y Señor de Sobrán (parroquia convertida en Vilaxoán en septiembre de 1490, por el hermano de D. Suero: D. Juan Mariño de Sotomayor.

Dña. Inés de Mendoza, hija predilecta de D. Suero, recibe numerosas tierras de su padre al contraer matrimonio con D. García de Caamaño: la fortaleza de Sobrán y Lantaño, las villas de Santo Tomé (Cambados), Portonovo, Carril, Rianxo, Vilamaior, Casal y Torre de Caleiro, Merindades de Posmarcos, Palacio de Lamas, Coto y Torre de Barrantes entre otras.

Vemos así que esta nueva familia Caamaño-Mendoza y Sotomayor, con su unión tienen dominio prácticamente en todo O Salnés, ya que las feligresías de Santa Baia de Arealonga (hoy Vilagarcía), San Cristóbal de Alobre (Vista Alegre), San Pedro de Cornazo, San Esteban de Saiar, San Juan de Baión, Santa Leocracia de Nantes, Santa María de Simes, Santa María de Rubiáns y Los Casales de Castro Gudín (Castrogudín) ya pertenecían anteriormente a D. García de Caamaño.

Había solamente unas cuantas posesiones próximas a l...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   <