search_left
"Unha ventá para o recordo"
A Vilagarcía antiga
 
A PÁXINA DE MANUEL MORALES FONTANES
 
Las fiestas populares de mi pueblo
rss feed
Vign_Sta_Rita__jpg_all
Como se ha dicho en multitud de ocasiones, Vilagarcía ha sido uno de los pueblos punteros de Galicia pues su maravillosa ría ha contribuido a ello de una forma espectacular; el turismo, sus competiciones náuticas, sus carnavales, sus festividades religiosas, sus corridas de toros, sus bailes de sociedad etc. eran motivo mas que suficiente para atraer gran número de visitantes; pero no debemos olvidarnos, también, de sus festejos populares pues Vilagarcía contaba con un grupo de personas a las órdenes de D. Ricardo Urioste, cuyo ingenio y simpatía estaban fuera de toda duda.
Pero todas estas manifestaciones de fiesta no son de unos años a esta parte, muy al contrario, han sido siempre, desde hace muchos años, dado el carácter “festeiro” de los vilagarcianos y, a ello voy a referirme pues ya en el año 1.929 escribía un tal ASOGEL:
“Uno de los más simpáticos aspectos de Villagarcía de Arosa y que llama poderosamente la atención de cuantos han visitado este paraíso de Galicia, es el carácter alegre y jovial de sus habitantes.
El villagarciano es gallego de corazón y por eso, cuando el destino y los caprichos de la fortuna le obligan a abandonar su terruño, siente la nostalgia de su pueblo, y la morriña y la melancolía cubren su espíritu. Pero, cuando su vida se desliza tranquilamente aromada por el balsámico ambiente de sus campiñas y adormecida por los murmullos del Atlante ¡AH!, entonces la alegría invade su alma y hace públicas manifestaciones de ello.
Villagarcía, a pesar de ser comercial e industr...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales Fo...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
El deporte náutico en Villagarcía (II)
rss feed
En el relato anterior comentaba las emociones que se sentían en Villagarcía al contemplar las regatas que se realizaban en nuestra Ría siendo contendientes las tripulaciones de: Riveira, La Puebla, Cambados, Villajuán, Carril, Rianxo y naturalmente Villagarcía. Todas eran la admiración de miles de personas que se congregaban en todos los sitios para contemplar aquellas batallas incruentas entre remeros y el velamen de las embarcaciones.
Estas lides atraían, como no podía ser de otra manera, a millares de personas de los pueblos mencionados ya que eran los animadores de la fiesta y con sus aplausos y gritos azuzaban a los contendientes sacándoles fuerzas de donde ya no las había.
Mucho son los relatos hechos sobre estas regatas pero me ha llamado poderosamente la atención el realizado por ARGOL en el año 1.929 que se expresaba así:
Sobre la playa tranquila, pletórica de magistrales cadencias, resbala el día, arropado en luminosidades deslumbradoras.
En la otomana azul del cielo irradia coruscante el Astro Rey, cual brillante que resbaló de una corona imperial.
Y, entre el resonar de musicales acordes, la algarera batahola de humanas alegrías, el susurro adormecedor del mar en calma y el verberar acompasado de los...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
El deporte náutico en Villagarcía
rss feed
Nadie duda de que Villagarcía goza de la, quizás, ria mas bonita del mundo y naturalmente todos los pueblos ribereños se aprovechan de sus aguas ya desde muy antiguo. Estudios del año 1984 efectuados por científicos de diferentes sedes de la Universidad de California, se personaron en Villagarcía para hacer un estudio exhaustivo de la riqueza de nuestras aguas pues hasta allí habían llegado noticias de que la Ria de Arosa, en Galicia, tenía la variedad mas extensa y numerosa de plankton lo que daba a sus mariscos y pescados un exquisito sabor que no podía lograrse en ninguna parte del mundo. Recuerdo, porque yo fui el responsable de la parte fotográfica de estos eventos, que habían encontrado ocho especies de plankton que no existía en ninguna parte. Instalaron el laboratorio en la Factoría Depuradora de mi amigo D. Luis Losada Lago colaborando con ellos el bueno del farmacéutico Ramón Otero Abalo.
Para esta gente fue una estancia tan grata que volvieron después durante tres o cuatro años mas pero uno de sus descubrimientos fue también la afición que había al deporte náutico sobre todo del remo y la vela.
Se les instruyó sobre ellos significándoles que esas aficiones venían ya de tiempos muy antiguos puesto que había muchos y afamados carpinteros de ribera que construían diversos tipos de embarcaciones que, si bien se aplicaban muchas de ellas para la pesca, también eran válidas para hacer regatas y concursos entre los distintos pueblos de Arosa.
En el año 1.929, un villagarciano muy conocido y querido llamado D. EDUARDO GARCÍA REBOREDO escribía lo siguiente:...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vilagarcía : ¿Una ciudad turística?
rss feed
Es evidente que si pues su clima, sus playas, sus jardines, sus maravillosos atardeceres, los paseos al anochecer por el muelle de hierro, la tranquilidad del ambiente y la cortesía de sus gentes para con el forastero, atraían infinidad de familias procedentes de muchas partes de España que veraneaban principalmente por la hoy denominada Calle de Rosalía de Castro. Tal era la cantidad de personas que pasaban aquí todo el verano que muchas de ellas tenían casa en propiedad y, generalmente, se trataba de familias “bien acomodadas” llegando a conocerse la calle citada con el nombre de “Calle de la Prosperidad”. Lamentablemente este turismo, por muy diversas razones, fue languideciendo con el tiempo, seguramente porque otras partes de España, especialmente la zona del Mediterráneo, tenían un auge notorio y por consiguiente mayor que Villagarcia. No obstante, ya en el año 1.929, un artículo escrito por S.AMP decia:
FREE INFORMATION OFFICE FOR TOURISTS
Bureau de reuseignements gratuit pou les touristes
FREE INFORMATION BÜRO FÜR TOURISTEN


Todo esto quiere decir en lenguaje nuestro, que es el mas claro del mundo, “ENSEÑAR AL QUE NO SABE” Como Villagarcía está comprendida en el turismo y aquí vienen los “ingleses de todas partes”, el Ayuntamiento villagarciano, pa...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales Fo...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Villagarcía industrial
rss feed

La Villagarcía industrial

11/01/2013 18:09:20
Si bien he escrito sobre la Villagarcía comercial, unido a ello tenemos que hablar igualmente de la Villagarcía industrial pues ambas actividades van parejas en cualquier ciudad moderna. Cierto es que los artículos incluidos en mi página de la WEB de la Asociación pola Defensa do Patrimonio de Vilagarcía, son referidos todos ellos a la Villagarcía del principios del siglo 20, concretamente al año 1.929 y las transcripciones que hago en cada comentario dan fe de que el auge que alcanzaba Villagarcía, ya en aquellos remotos años, certifican que el auge de Villagarcía era impresionante Ni los capitalistas villagarcianos ni los de afuera, han visto claro en lo que concierne a la industria en Villagarcía. Siendo esta población, centro de concurrencia de los habitantes de todos los pueblos del litoral, teniendo un excelente puerto y, hallándose en comunicación constante por ferrocarril y por líneas regulares de automóviles con los pueblos del interior, parecía natural que Villagarcía fuera convertida en un centro industrial de gran importancia. En su ría y en su mar costeño, es inmenso el número de toneladas de algas que podrían ser aprovechadas para la extracción de yodo Los caminos vecinales, la campiña, los montes y hasta los tejados están cubiertos de plantas muy estimables en la farmacopea moderna. La manzanilla, la altea, la digital, el cardamomo, el laurel y millares de plantas más nacen, viven y mueren aquí sin una mano que aproveche sus raíces, sus hojas, sus flores o su sabia medicinales. Las conchas de los mariscos van a estercolar las tierras o vuelven al mar como cosa despreciable por falta de un...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales Fo...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La urbanización de Villagarcía
rss feed
La forma de pensar de nuestros políticos de antaño contrasta con el pensamiento actual. Los primeros se preocupaban de dar a Villagarcía un aspecto de ciudad moderna contando con todos los servicios que una ciudad necesita sin olvidar, naturalmente y como debe ser, la construcción de parques y jardines para solaz de sus ciudadanos. Hoy, por el contrario, priva más la especulación y en cuando se habla de dinero todos ponen la mano para ver si en la misma caen unas monedas.
Debido a ello Villagarcía, que era una ciudad ciertamente preciosa, con una armonía en las alturas de sus edificios así como la belleza innegable de muchas de sus edificaciones, las corporaciones posteriores se dedicaron a autorizar el derribo sin paliativos de todo lo que se había hecho y hoy contamos con una ciudad en que, al menos en las calles principales, no hay un edificio cuya altura sea semejante al vecino. Por otra parte, las obras realizadas no encierran mas que problemas; de tal suerte que, calles recientemente reformadas están hechas un desastre porque se han hecho de cualquier manera y sin miramientos ni inspección de ningún género.
La Villagarcía de hoy es la muestra mas patente de la ineptitud de la clase política y no es necesario que aquí se diga pues basta con darse una vuelta por sus calles para ver horrorizados lo que han hecho de una ciudad a la que se llamaba, por su belleza, La Perla de Arosa. Calificativo que, en aquél entonces, se había ganado a pulso.
Un artículo publicado en el año 1.929 por D. Francisco Duaso decía:...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales •   Agregar un comentario   2 comentarios
 
Aquella Villagarcía hoy casi desconocida
rss feed
La belleza del enclave en que se haya Villagarcía ha sido siempre motivo de admiración de todo aquél que por una u otra circunstancia puso sus pies en ella. Así, allá por el año 1.929, en aquél entonces Ministro de Hacienda D. José Calvo Sotelo decía: “VILLAGARCÍA, señora y reina de la Ría de Arosa, es uno de los rincones mas bellos de Galicia, lo que es tanto como decir, del mundo. En él he pasado horas felicísimas, que evoco siempre con nostalgia y agrado. La Naturaleza dio a Villagarcía, pródigamente, bellezas sin igual. Sus hijos se esfuerzan en ofrecerle grandezas morales y económicas. Porque estas sean logradas en máxima proporción, formula sus mas fervientes votos un apasionado amador de todo lo que sea villagarciano.” Firmado: José Calvo Sotelo. En el librillo de Ramón Porto Casas, editado en el año 1.929 bajo el título de VILLAGARCÍA, CIUDAD DE VERANO, D. Telmo Lago y Maslloréns escribía: “Mucho se ha dicho sobre Villagarcía. Los literatos dedicáronle los cantos más sentidos que pudieran arrancar a su lira cincelada; sus bellezas pretendieron imitar los pintores al verter sobre su lienzo la polícroma gama de su paleta, y hasta, en la soledad de su estudio, el músico, sobre las simétricas líneas del pentagrama, fue clavando puntos negros en los que quiso encerrar el murmullo de sus aguas o la armonía de su belleza. Pero…..¡cuán pocos se han ocupado de su historia! Porque en Villagarcía, enamorados de su hermosura, anidaron también el valor y el heroísmo, románticos personajes de otros tiempos que, cabalgando en el brioso alazán del amor patrio, escribieron con su espada, tinta en sangre, escalofriantes y vigorosas páginas de b...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Haciendo historia
rss feed

Haciendo historia

07/01/2013 08:50:22
Quiso la casualidad que cayese en mis manos un librillo del año 1.929 que me cedió, gentilmente, un buen amigo indicándome que lo tenía como una verdadera joya y como tal debía cuidárselo. Cumplí escrupulosamente su deseo y naturalmente fue hecha la devolución como es menester pero, leyendo sus páginas, que me han embelesado, me dije que ese contenido había que ponerlo en conocimiento de los vilagarcianos por su interés y así lo hago. Uno de los comentarios, los cuales poco a poco iré reproduciendo, se debe a D. Francisco Porto Rey y que me permito transcribirlo en su totalidad. Dice así: Son insignificantes las investigaciones hechas en este rincón de Galicia, para descubrir el origen de sus primeros pobladores. Su situación geográfica; la benignidad de su clima; la fertilidad de su suelo; la riqueza de su mar y la circunstancia de hallarse como aislada del resto de la Península Ibérica, le dan valimiento de solar apropiado para el disfrute de una vida pacífica y no sería extraño que, cualquier día, por una circunstancia impensada, se viniera a demostrar que, el hombre prehistórico, tuvo en este margen de la Ría de Arosa, su mas codiciado refugio.
Los innumerables castros que, inexplorados, hay en toda la comarca y hasta en el mismo casco de la población, es prueba de que, por aquí, han pasado las huestes romanas de los Emperadores.
En el Castro de San Cristóbal del que actualmente se extraen tierras para el relleno de las marismas del Cón, han aparecido diversidad de trozos de vasijas de barro, todas ellas rom...Leer la continuación
Escrito por Manuel Morales Fo...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
 
Vign_Hoy_Plaza_de_Galicia
    LA VILAGARCÍA COMERCIAL
En un artículo anterior decía yo que Vilagarcía se encuentra en un paraje de los más maravillosos del mundo. Bañada por una ría de una belleza exuberante y con la fertilidad de las aguas de la misma, ya a principios del siglo 20, allá por el lejano 1.929 se hizo famosa, sobre todo en España, no solo por ser la residencia veraniega de innumerables familias de toda la Nación, en las épocas de estío, sino también por su excelente clima sus playas, su gastronomía etc.
Vilagarcía, ya en aquellos tiempos, destacaba por su actividad comercial pues era un núcleo de los más importantes de Galicia ya que venían barcos de carga que anclaban en la Ria para cargar mercancías de todo tipo con destino a la península e islas y así, un artículo del año 1.929 firmado por un tal X.X.X. decía:
“Todos los que visitan por primera ver Villagarcía quedan pensando de cómo pueden vivir tantas casas comerciales en un núcleo tan relativamente pequeño de vecinos.
Tienen razón en sorprenderse, porque haciendo un simple cálculo, el número e importancia de los comercios villagarcianos, son suficientes para surtir a una población de doscientas mil almas y Villagarcía no tiene ni la mitad, ni siquiera la cuarta parte de ese número de vecinos.
Un amigo nuestro que no conocía este pueblo, ni sus medios de vida comercial, nos decía que, en la calle de La Marina, Valentín Viqueira, González Garra, Padre Feijoó etc. mas del noventa por ciento eran casas comerciales y, añadía, que otros pueblos que había visitado, en que a pesar de concurrir en ellos una circunstancia análoga, la vida comercial era lánguida y artificiosa.
En Villagarcía, le dijimos, no ocurre eso. Villagarcía no tiene doscientos mil habitantes que hacen falta para dar vida próspera a tanta casa comercial, pero Villagarcía tiene ese número y aún mayor de clientes.
Aquí fluyen los pobladores de mas de quinientos pueblecillos de esta y de la otra orilla de la Ría de Arosa y, nuestras grandes casas comerciales, tienden su radio de acción hacia el interior a centenares de kilómetros y aún en algunos artículos, como huevos, mariscos, cereales etc. podemos decir que abarcan toda la península.
Nuestro amigo, dijo seguidamente:

--Tiene usted razón. Yo en Barcelona he comido como excelentes las sabrosas almejas de Arosa y en Madrid, he visto en un escaparate una muestra, en grandes letras, que decía: “Hay cangrejos de Carril”, lo que demuestra que los mariscos de esta parte de Galicia tienen fama de insuperables.
--Así es, contestamos, porque los que explotan este negocio, casi todos los vecinos de Carril, cuidan de mantener incólume la calidad del género que exportan y así van consiguiendo la preferencia de su mercancía, haciendo de esta bella y atrayente orilla del Atlántico una mina mas productiva que cualquiera de Alaska.
Otra de las grandes riquezas de Villagarcía es la de pinos rollizos que son embarcados en grandes cantidades para las minas asturianas, la de huevos, cereales etc.
¿Y no le parece a usted que en Villagarcía debe haber aún muchos productos comerciables que necesiten de capitales que los muevan?
No va usted descaminado. Hay en Villagarcía varias docenas de artículos inexplorados que podrían hacer ricos a quienes teniendo el capital suficiente, tuvieran la fuerza de voluntad necesaria para acometer esas empresas comerciales.
Tenemos riquísimas canteras de piedra berroqueña, muy apropiada para el adoquinado de calles y, aunque este negocio fué estudiado hace unos 20 años para el adoquinado de las calles de Río de Janeiro, se ha dejado por una fruslería y ha vuelto a resucitar en mezquinas proporciones hace poco tiempo surtiendo así de adoquines a varias poblaciones gallegas.
Un almirante inglés ha llevado un centenar de losas de esa piedra para cercar un huerto de Gran Bretaña y, después, han llovido proposiciones para que se enviaran al mismo punto algunos millares de ellas sin que nadie se atreviera a encargarse de este asunto.
Existe también en abundancia el feldespato y, solamente algunos comerciantes de Puentecesures lo exportan en cantidades insignificantes.
Así, uno por uno, podíamos ir citando artículos que esperan a que una mano decidida los convierta en venero de riqueza, pero por no ser este lugar apropiado para meternos en tales disquisiciones, hacemos punto y solamente es nuestra intención hacer resaltar que, si la vida comercial de Villagarcía asombra a los que la visitan por lo que ven, aún mas se acostumbrarían por lo que pudieran ver si fueran abiertos todos los cauces de nuestras posibilidades comerciales.

El comentario indica claramente que el nombre de nuestra ciudad circulaba por España debido a la actividad comercial que desarrollaba ya en aquél entonces siendo, sin duda, una de las zonas que surtían a España de nuestros deliciosos mariscos y madera de pino para hacer cajas para tomates, plátanos, botellería etc. ya que entonces no existía el cartón como embalaje.
Por Manuel Morales

Vilagarcía, Patrimonio e historia