search_left
"Unha ventá para o recordo"
A Vilagarcía antiga
 
A IMPORTANTE E TRASCENDENTE HISTORIA
 DE CARRIL NA EVOLUCIÓN DA RÍA DE AROUSA
 
Si la vida de los vilaxoaneses estuvo marcada por la presencia de los catalanes, la de los carrileños la estuvo por la de los santiagueses. La relación de Carril con las tierras compostelanas venía ya de lejos: "Esta villa del Carril -decía Jerónimo del Hoyo en 1607- se començó a fundar habrá poco más de cien años. Fundáronla algunos vezinos del Padrón que venían a pescar junto dó está fundada".
Aunque su puerto estaba ya habilitado desde 1512, sería a mediados del siglo XVIII cuando Carril llegaría a ser uno de los más importantes puertos de Galicia. En esta época las principales casas de comercio establecían aquí sus filiales
Texto : M. Villaronga
 
Un verano en Carril. (“Gaceta de Galicia”. Santiago, 21 de Octubre de 1886).
rss feed
Nos proponemos en el presente artículo transcribir nuestras impresiones recibidas durante el último verano pasado en las rías bajas y para ello empezaremos por Carril... Salimos de Santiago en el tren de la tarde llegando a la estación en uno de los desvencijados coches que a ella bajan y que, más que comodidad, ocasionan un verdadero martirio al que en ellos mete con sus desacompasados movimientos, falta de cortinillas para el sol, gritos de los conductores y demás peripecias. Molidos, ocupamos por fin nuestros asientos en el tren esperando alguna comodidad que no encontramos, pero que se compenso ampliamente con las bellezas del paisaje que al recorrer la vía se disfruta desde que se divisa el frondoso valle de la Mahia y se atraviesa luego el puente de hierro sobre el rio Ulla, recorriendo las orillas de la ría y distrayéndonos con los paisajes que en ella se desarrollan, las torres del este que darán motivo para un hermoso cuadro y los galeones que se dedican al comercio entre Carril y Cesures. Por fin cubiertos de polvo pusimos pie en tierra, pasamos por la carrera de baquetas a que someten los curiosos, y sobre todo las curiosas, a todo recién llegado, sufrimos las embestidas de las mujeres que acuden a pedir los equipajes y, una vez recogidos estos, nos encaminamos por la carretera hacia Carril teniendo el tropiezo de siempre, el del guarda de consumos que cree que los bañistas traen, sin duda, sus baúles de ropa henchidos de jamones y otros comestibles... A mí me parece que a Carril lo que le conviene es atraer bañistas y no rechazarles con obstáculos y que el Municipio obra muy mal consinti...Leer la continuación
Escrito por Desconocido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Villa de Carril, Calles y Plazas en su historia.
rss feed
La Villa de Carril está atravesada por la carretera que une Vilagarcía de Arousa con Pontecesures; el límite con el ayuntamiento de Villagarcía se encontraba al final de la Fábrica de Lantero, en cuyo edificio se encuentra el rótulo que indica el comienzo de la parroquia de Santiago del Carril. Este punto era el principio de la Avenida de Martínez que, creo que llegaba hasta la Estación del Ferrocarril y, actualmente constituye el primer tramo de la Avenida de Rosalía de Castro que está dentro de la parroquia de Carril; el otro tramo de Rosalía de Castro, hasta la actual Praza da Liberdade (antes Plaza de Alfonso XII y, en 1941, Plaza de Franco), se llamaba El Progreso y desde aquí continúa hasta La Rosa, con la denominación de Avenida de Valentín Viqueira. En los documentos, la zona de La Rosa figura como “La Rosa de Vilanova” Paralela a la carretera, a mano izquierda en dirección a Carril, donde estaba la fábrica de “Fundiciones Alemparte” y actualmente el edificio tapiado, está la calle de San Andrés, que todavía conserva el mismo nombre; allí estuvo la Ermita de San Andrés.. Al otro lado, a mano derecha y lindando con la carretera, estuvo la “Mequinsa”; actualmente edificaron chalets y el Hotel “Playa de Compostela”. Detrás y paralelas a la carretera están la calle de D. Jesús Garrido Alvarez y la calle Marie Curie, en las que se encuentra el Instituto ”Miguel Ángel González Estévez”; antiguamente estuvo la fábrica de maderas de “Eulogio Fonseca”, conocida como “Cantalarrana”, por denominars...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
As Festas en honra a San Fidel en Carril no ano 1882 – Descripción e programa
rss feed
Hoy que todos los puertos de baños situados a Io largo del litoral cantábrico se afanan, con loable criterio, en preparar e improvisar festejos y comodidades que sirven de aliciente a la multitud de expedicionarios que en esta época abandonan todos los años el ardiente clima del interior, en busca de las saludables brisas con que obedeciendo a una ley de la naturaleza nos brinda cariñoso el mar Océano, no hay motivo ni disculpa para que los pueblos situados en la costa occidental de Galicia dejen de imitar en aquella empresa a sus hermanos de las provincias cantábricas. Es preciso atraer al forastero para que juzgue, lo demás está hecho por si. Nuestros puertos de baños, en su múltiple variedad, solo necesitan atractivos artificiales para anular completamente las excursiones veraniegas a puntos del extranjero; pues la naturaleza los ha dotado de tales condiciones, de tan bellas perspectivas, y de tan hermosas playas, que nada tienen que envidiar ni a los más nombrados pueblos de baños de Francia, ni a los pintorescos paisajes de la tan cantada Suiza. Empero concretándonos al puerto de Carril, cuyas próximas fiestas son la causa de las presentes líneas, ¿quién osará desmentir nada absolutamente de cuanto aquí va dicho?. Nadie y, antes bien, todo el que conozca la situación de esta villa y su puerto echará de ver la verdad de Io aseverado. Y en efecto ¿dónde encontrar un lugar más ameno y más encantador para pasar fresca y agradablemente esta abrasadora época canicular? ¿E...Leer la continuación
Escrito por Gaceta de Galicia •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Para el folk-lore del emigrante
rss feed
Realizado el maravilloso descubrimiento de las primeras islas americanas por C. Colón y sus intrépidos compañeros, los conquistadores fascinados, como dice el gran poeta Heredia - POR ESPEJISMOS MAGNÍFICOS Y EL ÁUREO MITO -, sintieron su voluntad poderosa e inclaudicante , movida por febril ansiedad, haciendo avanzar hacia la aventura por las rutas misteriosas del mar tenebroso, a los galeones españoles, hasta consumarse aquél alarde de inconcebible audacia y temeridad de Cortés y los suyos, penetrando en Méjico para sojuzgar al Imperio Azteca. A partir del siglo XVI, todo el mundo antiguo, sin duda impresionado hasta el hechizamiento por la gloriosa epopeya, vibró en un serio anhelo de presentes a los cuales España había de infundir su alma gigante. De entonces acá, comienza a manifestarse en todas partes con apresuramientos incontenidos, el ansia de emprender el éxodo hacia aquellas vírgenes tierras hasta entonces inexploradas y que la fantasía exaltaba con matices de ensueño, sobre todo entre la gente hispana; y no obedeciendo exclusivamente a las solicitaciones del sórdido interés y la granjería utilitaria, si no antes bien respondiendo a características realmente peculiares y distintivas de los españoles tocados de arrogancias e idealismos, a lo Alonso Quijano, que constituyen algo así como el característico y honroso marbete de la raza, por ello, distinguida entre las demás....Leer la continuación
Escrito por Lisardo R. Barreiro •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Historia de la Villa de Carril - Pequeños apuntes
rss feed
La villa de Carril se encuentra situada en la margen izquierda de la desembocadura del río Ulla, el famoso “Via Ostium” de Tolomeo, y pertenece al Ayuntamiento de Villagarcía de Arosa, en la provincia de Pontevedra, partido judicial de Cambados; dista de Villagarcía 2,5 kilómetros. Limita al N. con la isla de Cortegada, lugar de descanso de numerosos pueblos; al S. con la ciudad de Villagarcía de Arosa, a cuyo municipio pertenece desde que se anexionó en el año 1912, antes de cuya fecha ambos pueblos compartieron numerosos hechos históricos; al E. con el monte Xiabre y Ayuntamiento de Caldas de Reyes, ciudad de gran abolengo, por la que pasaba la Via romana de Braga a Astorga, cuya capital fue denominada por el historiador Ptolomeo con el nombre de “Aquas Cálidas” y en el itinerario de Antonino Pío figura con el de “Aquas Celenis”, por sus primeros pobladores, los celenios; al Oeste con la ría de Arosa. Carril se fundó como villa, aproximadamente, en el año 1500 y en 1512, por su situación al abrigo de los temporales, ya tenía puerto habilitado para determinadas clases de mercancías; uno de los puertos más importantes de Galicia hacia 1750. Carril se fundó aproximadamente en el año 1500 como villa y en 1512 ya tenía puerto. En el año 1607 escribe Jerónimo del Hoyo sobre la época de la fundación de la Villa de Carril y del motivo por el cual fue denominada con ese nombre “(...) Esta Villa de Carril se comenÇó...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
LOS ÚLTIMOS MÉDICOS EN LA HISTORIA DE CARRIL

LOS ÚLTIMOS MÉDICOS EN LA HISTORIA DE CARRIL - Fotos y descripciones

15/07/2015 09:29:47
Los médicos que ejercieron la medicina en Carril, dejaron magnífico recuerdo: don Valentín Viqueira Torrente, que ejerce su profesión en la época situada entre finales del siglo XIX y principios del s. XX,  es un médico que dejó huella en este pueblo, que le hizo un homenaje, perpetuando su nombre en una calle del pueblo.  
Los ayuntamientos de Villagarcía, Carril y Villajuán dejaron en sus calles el nombre de don Valentín como homenaje a la labor humanitaria que desarrolló a lo largo de su vida, atendiendo a numerosos enfermos pertenecientes a las más diversas clases sociales y comportándose de una forma sumamente altruista con aquellos que carecían de recursos económicos. Los vecinos de Carril y Trabanca Sardiñeira le tributaron un homenaje el 29 de Mayo de 1924, descubriendo una placa y dando su nombre a la Avenida que va desde la actual Plaza de la Libertad hasta La Rosa.
      
Don Valentín Viqueira Torrente, nacido en 1852, y ejerció la medicina en esta ciudad; fue alcalde de Villagarcía en cuatro ocasiones: en Julio de 1909 sucedió a Amadeo Brumbeck Ferrería, ocupando el cargo hasta que, en Enero 1910, fue nombrado Valeriano Deza García; nuevamente lo fue en 1914-1918, cambiando en 1915 el escudo de Villagarcía, ya fusionada con Carril y Villajuán; volvió ser alcalde en 1920, sacando a subasta, en el año 1921, las obras de un trozo de la marisma del rio del Con; en Febrero de 1923 fue sustituido por don Serafín Ameijeiras; finalmente, en Febrero de 1930 sucede a don Enrique Rodríguez Lafuente, confeccionando en Abril de este año el proyecto de ampliación del puerto de Villajuán; con la llegada de la II República, en 1931, ocupa el cargo don Jesús Elpidio Villaverde Rey.
El día del homenaje, el sonido de las gaitas despertó a los carrileños, que, se apresuraron a engalanar los balcones y ventanas de sus viviendas, esperando el momento de descubrir la placa que perpetuaría la memoria de don Valentín Viqueira.
A las 1’30 comenzaron a llegar los primeros invitados a la plaza de Alfonso XIII, que presentaba un sorprendente aspecto llena de gente esperando la llegada de las personalidades; mientras la banda de música de Bealo, recorriendo las calles de la población, dejaba oír sus alegres notas. 
 
A las 11’45 llegó el alcalde acompañado por  el Juez municipal, el médico municipal señor Torres Pintos y otras personalidades y poco después, una salva de bombas anunció la llegada del señor Viqueira que, al acorde de un pasodoble interpretado por la banda de música municipal, fue recibido y saludado por el alcalde, el juez, la comisión organizadora del homenaje y personalidades, dirigiéndose la comitiva desde el local del Centro Cultural hacia el lugar donde se había de celebrar el acto de descubrir la placa que daría el nombre de Valentín Viqueira a aquella avenida. Acompañaban a don Valentín, el Alcalde, don Enrique Rodríguez Lafuente; Juez, don Gonzalo Albarrán; Comandante de Marina, señor Pardo; Diputado Provincial, don Esteban Fuentes; Teniente de Carabineros señor Díaz; Vocal del Somatén, señor Buhigas; Secretario del Ayuntamiento, señor Gómez Ricoy; y la Comisión organizadora del homenaje formada por Erundino Lorenzo como presidente y Camilo Alemparte, José Portela, Antonio Dios, José Portela (hijo), Vicente Baltar, José Duro Barros, el párroco señor Aller, el Teniente de alcalde don Juan Gil Sequeiros. También estaban presentes, el director de Galicia Nueva, señor Estévez, que representaba igualmente al Faro de Vigo, su compañero señor Saborit, y los médicos Hevia Marinas, Torres Pintos, Gómez Pola, Viqueira (don J.) y Sánchez (don M).      
        Antes de descubrir la placa de bronce, obra de Alemparte, que estaba cubierta por un paño azul, el alcalde pronunció unas palabras ensalzando la figura el homenajeado, “hijo predilecto, sacerdote ilustre de la ciencia médica, que lleva medio siglo de su vida dedicado a remediar pesares, no sólo en los hijos afortunados sino también en los más humildes y pobres”; respondió emocionado el señor Viqueira, agradeciendo la demostración de cariño y terminando con vivas al alcalde y a Carril. 
 
Descubierta la placa, en medio de víctores y aplausos, y bendecida por el señor Aller, le fue entregado al homenajeado un álbum con las firmas de los contribuyentes al homenaje, y la leyenda de la lápida, encerrado en tapas de plata, trasladándose luego al Salón de Fiestas del Centro Cultural Carrileño; allí de leídas adhesiones, las señoritas Consuelo Ríos Serafín, Sofía Durán Dios, Ramona Dios Franco y Mª Teresa Franco, ofrecieron un ramo de flores al señor Viqueira al que luego, don Andrés Domínguez de Orense dedicó palabras de encomio.
Otros médicos que ejercieron en Carril, a finales del siglo XIX, fueron don Juan Esmorís García y don José María Guillán García.  
Don Juan Esmorís García es mencionado en diversos artículos publicados en el periódico “La Verdad”, a partir del día 15 de Agosto de 1897, segunda semana de la publicación de este medio de comunicación carrileño: “Varios vecinos de Carril nos ruegan llamemos la atención respecto al paradero de la cantidad que con destino al fracasado Batallón de voluntarios gallegos recaudó la comisión.
Nos aseguran que dicha cantidad está en casa del conocido médico D. Juan Esmorís y por más que después del tiempo transcurrido debiera, cumpliendo del mismo modo que las demás Juntas de la región, haber devuelto los donativos o invertirlos en socorrer á los heridos, parece que sin intención, por más que lo parece, esta se deja dormir, dando lugar á que la maledicencia se ocupe del asunto y se hagan sabrosos comentarios, de los que no queremos hacer eco.
Nos consta que en el ánimo de la mayor parte de los donantes está el ceder esas cantidades en socorro de los heridos y algunos creían que ya habían tenido ese destino, nosotros, piadosamente pensando, suponemos que si esto no ha sucedido ya, es porque preocupado el dictador carrileño con la política local (de la que salió mal parado) se ha olvidado de los cinco ó seis mil reales á que la recaudación ascendió, pero abrigamos el convencimiento de que al leer esto se apresurará á deshacer el yerro entregando esa miseria.
Si así no sucediese volveremos con más detalles á ocuparnos de esta cuestión.
Antes de terminar hemos de hacer constar que de esta negligencia no son responsables los Sres. D. Victoriano Pereira, cura ecónomo en aquélla época de la citada villa, ni D. Vicente Rasilla y D. Bernardo Loureiro, presidente el primero y vocales los segundos de la indicada Junta, los cuales ocupáronse de este asunto repetidas veces y no pudiendo vencer las dificultades que otros señores oponían, dejaron de pertenecer á élla.
 
Se refiere el autor del artículo a los fondos recaudados con destino al “Batallón de Voluntarios” gallegos,  que habían ido a luchar en la Guerra de Independencia de Cuba o la Guerra de 1895, nombre con el que se conoce a la última guerra por la independencia de los cubanos contra el dominio español y se trata de una de las últimas guerras americanas contra el Reino de España. La guerra se inició el 24 de febrero de 1895 en un levantamiento simultáneo de 35 localidades cubanas, en el Grito de Oriente, antes conocido como Grito de Baire, y terminó en 1898 con la rendición del ejército colonial español ante el avance militar estadounidense, con la asistencia y el apoyo de los mambises (miembros del ejército independentista cubano) en la conocida generalmente como Guerra hispano-estadounidense, llamada “Guerra hispano-cubano- estadounidense” dentro de la isla. 
También volverá a ser mencionado don Juan Esmorís, en el periódico “La Unión Republicana”, de fecha 16 de abril de 1898, escrito el día 13 y publicado bajo el seudónimo de “El Lego José”; se refiere a un problema surgido en la procesión del Jueves Santo, entre el guardia municipal Vicente Rodríguez y unos muchachos a los que dicho agente intentó castigarlos con la estaca. Habiendo sido reprobada su actitud por el médico, don José María Guillán, le respondió que “él pegaba a todo Dios”. Era alcalde don José Alemparte Vieytes y concejal don Juan Esmorís García.
 
El artículo es el siguiente:
DESDE CARRIL
      Cierto libelo asqueroso que sale de vez en cuando para dar gusto á cuatro desvergonzados que son la polilla de este pueblo, publica en su último número un llamamiento á los Sres. Fiscal de la Audiencia Provincial, Juez de Instrucción del partido y Cardenal Arzobispo de Santiago, sincerándose de lo acontecido en la tarde del denominado Jueves Santo anterior, cuyos  resultados venimos examinando en las correspondencias que llevamos publicadas en LA UNIÓN.
      Nada nos extraña la asquerosa manera con que se falta a la verdad en quien lleva su título, porque ya sabemos que tan malas causas no se pueden defender más que mintiendo canallescamente, como lo hacen los inspiradores del papelucho aludido.
      Precisamente somos nosotros los que pedimos más encarecida y sinceramente que los respetables funcionarios mencionados figen (sic) su atención en los hechos que nos ocupan, por si aún es tiempo de que se ponga correctivo a los desmanes que puedan traer esos días de luto que tanto aparentan temer por los que están buscándolos con su conducta vergonzosa.
      Puesto que a ello se nos incita, nuevamente relataremos el hecho para que aquellas autoridades y nuestros lectores sepan la verdad de lo ocurrido.
      Siguiendo la costumbre de pasados años, en la tarde del Miércoles de la Semama Mayor, los muchachos, provistos de “carracas” se presentaron en el atrio de la Iglesia, esperando que nuestro Cura, con los demás sacerdotes, les cantara las clásicas tinieblas á fin de lucir sus habilidades, pero encontráronse chasqueados, pues sin duda á causa de alguna excitación nerviosa como la de marras, la suprimió nuestro párroco. Entonces, para acallar á los muchachos, los guardias municipales digéronles (sic) que volvieran al día siguiente, pues las habría.
      El Jueves, como de costumbre, salió la procesión y delante de algunos chiquillos jugando, entre ellos, con “chinitas” que pasaron desapercibidas para los vigilantes de órden público, hasta que una dio á la Cruz,  y, de rechazo, á un carabinero de la escolta, que amonestó al pequeño, el cual, según me enteran, resulta ser hijo del Alguacil de este Ayuntamiento, Ramón Martínez Antón. Nadie, sin embargo, dio importancia a hecho, porque, en efecto, no la tiene.
      Terminada la procesión se reunieron, como ya queda dicho, á instancias de los municipales, los chiquillos que esperaban con sus “carracas” a la hora de las tinieblas, viéndose nuevamente burlados, pues, según malas lenguas,  nuestro padre de almas, preso durante estos días de excitación nerviosa (¡pícara excitación!) tampoco pudo cumplir el ritual, y tomaron la resolución de tocar allí en vez de hacerlo dentro de la Iglesia, como es práctica cuando se celebra la función.
      El municipal Vicente Rodríguez creyó, sin duda, que los muchachos harían menos ruido en la Plaza de Alfonso XII, y les mandó que fueran á tocar en dicho punto, al tiempo que salía el Párroco de la Iglesia. Los chiquillos, atendiendo al agente indicado, emprendieron el camino detrás del cura, acompañándole hasta su casa, sita en dicha Plaza.
      A buena distancia del domicilio de aquél, siguieron volteando los instrumentos siendo agredidos, por el alguacil de referencia, que les arrebató y rompió algunos de aquellos enarbolando la estaca para apalearlos, cosa que hubiera consumado si no acierta á pasar por allí el médico de esta localidad Don José Guillán García, el cual hizo comprender al agente que no podía tratar así a los muchachos, ni debía de castigarlos, contestándole el del órden que el pegaba a todo Dios.
      En tal momento, el Alcalde, Sr. Alemparte, vara en ristre, detuvo a D. Diego Cerqueiras y a don José García Bravo, y éstos, atentos con la autoridad, le acompañaron a la Casa Ayuntamiento, donde, después de breves instantes, les hizo presente que no los había traído allí como tales detenidos, si no que fue su deseo de separarlos del lugar del suceso, para evitar agresiones de operarios de la fábrica de fundición en que él trabaja, que continuamente se alcoholizan. Hasta saber la verdad exacta de lo ocurrido. Veamos ahora lo hecho por estas autoridades. Terminados los incidentes relatados, nadie volvió a preocuparse de los mismos, a no ser para censurar al Sr. Alcalde por haber detenido a un cuñado suyo, que precisamente y con insistencia desea nota del balance de la fundición de Antonio Alemparte, como copropietario de la misma, cosa a que se niegan los gerentes porque desean guardar el incógnito y…el balance; y de otro que si no es cuñado suyo, desearía que lo fuese. Pero no contábamos con la huéspeda, y aquí ésta es el Juez municipal, que sin duda discurriendo en la taberna de su propiedad, y aunque apenas sabe deletrear, ordenó a la Guardia civil que fuera conducido el médico Sr. Guillán a la cárcel de Villagarcía, sin que éste pudiera enterarse de la causa de semejante medida. Para que el Sr. Guillán pasara una noche mala se ordenó su detención en la noche del Viernes Santo, sin duda con el propósito indicado, Ya en Villagarcia el alcalde dispuso seguidamente su conducción a Cambados a disposición del Sr. Juez de Instrucción, en donde se presentó al día siguiente, ordenando este Sr. Juez la inmediata libertad y la instrucción de diligencias contra el Juez municipal, por detención arbitraria.
      No dándose por enterado, al día siguiente instruye nuevas diligencias contra el Sr. Guillán, por haberse fugado de la cárcel de Villagarcía (?) Presentándose en Cambados, y con varios guardias civiles ordena nuevamente la detención del Sr. Guillán, cosa que no pudieron efectuar porque enterado el Juez del partido, dispuso con energía y por telégrafo la libertad del Sr. Guillán. El que no dá en el clavo dá en la herradura, y ya que la prisión  del citado no pudo llevarse a cabo, a toda prisa, se instruyeron diligencias en las que a cada paso aparecían complicados todos los enemigos políticos del referido funcionario, ordenando la detención de los Sres. D. Manuel Guillán Garcia, D. José y D. Alvaro García Bravo, y D. José Cerqueira, no deteniendo a más porque, enterado el Sr. Juez de Instrucción ordenó el inmediato envío de las diligencias, pues en otro caso es seguro que no se hubiera librado ni uno solo de los que no comulgan con su taberna política.
      ¡He ahí la sensatez, he ahí la cordura de las personas que tienen aquí representación oficial!.
     Por si algo faltaba para mayor bochorno del Juez referido, sépase que amparado en la nocturnidad, poco después de ocurrida la desagradable escena desarrollada el jueves, fue demolida una caseta de piedra y estropeadas unas viñas que a la entrada de este pueblo posee D. Juan Esmorís, sin que el representante de la Ley haya dado un plumazo en averiguación de quienes hayan sido los autores de la salvajada.
      Al fin  y a la postre, esto no es harina del mismo costal. Se trata de una cuestión no política, y como quiera que el atentado es contra la propiedad de un enemigo…¡que se lo cuente al Nuncio!.
      Ahora establézcanse comparaciones y júzguese en razón de quienes son la piedra de escándalo y quienes los causantes del estado anómalo en que, por tan repetidas provocaciones, se hallan la mayoría de los vecinos de Carril.
      Hasta mi próxima, pues aún hay tela cortada para rato,  queda de V. S.
13 Abril 98.                                                                                                  El Lego José
 
Don  José María Guillán García nació en Carril en el año 1870 y falleció en Santiago de Compostela en el año 1938;  tuvo cinco hermanos: don Manuel; doña Silveria, que vivió, hasta su fallecimiento en 1967, en la vivienda familiar, situada al lado de la antigua Aduana, hoy Restaurante “Loliña”; don Romualdo; doña Carmen y doña María.  
Fue médico-cirujano del Hospital de la Caridad, en La Coruña. Se casó con doña Rogelia Bozo Freire, de cuyo matrimonio nació un hijo, don César Guillán Bozo, que se casó con doña Sara Suárez Barros. 
Después del año 1900, tengo noticias de don José Piay y don Constantino Rey. 
Entre  los médicos que puedo recordar está don Eladio Hevia Marinas, que había nacido en Pontevedra en el año 1885. En un principio tuvo su domicilio encima del desaparecido Bar “Los Encantos”, solar ocupado hoy por el Bar “Beiramar”; posteriormente  se trasladó al lado de la taberna “Revirosa”, luego Bar “Juanito”, con entradas por la calle Luchana y por la calle de La Marina; y ahora “Panela”, con la entrada por la Plaza de la Libertad. 
En este nuevo domicilio, edificio que, actualmente, ocupa el Restaurante “Bóveda”, habían estado la Consignataria de don Pío Carrasco Iglesias y la Casa de Correos,  en la que estuvo como administrador don Norberto Tabarés, de Ourense. Cuando falleció, el 12 de Abril de 1943, era yo todavía muy pequeño, pero lo cierto es que me salvó de los terribles efectos de una grave gastroenteritis.    
También ejerció de Médico Alférez en el Hospital de Guerra de Villagarcía, habilitado en el primitivo edificio del Instituto Laboral “Calvo Sotelo”, en el mes de Abril de 1937; el Director de este hospital era el Teniente Médico don Eugenio Montero Quiroga.
Además de atender a su profesión, don Eladio, compositor de temas populares, que era socio del “Gato Negro” y Secretario del mismo en los años 1922 y 1923, había organizado una rondalla y un grupo de teatro y colaboraba en numerosos actos lúdicos y culturales organizados en  “El Gato Negro”; fue autor de numerosas colaboraciones en la prensa gallega,    especialmente en “Galicia Nueva”. 
      
Don Eladio era ayudado en los ensayos  de la rondalla por el señor Alvaro Franco, “Arete” y el señor Arturo Barreiro González, hermano de la señora Amelia Barreiro, que estaba casada con un Eiras de Bamio; y, para que los muchachos llevaran el ritmo, les decía: “tiquití, tiquití…”. Los descendientes, Eiras Barreiro, heredaron el apelativo “Tiquití”. Don Eladio estuvo casado con doña Josefina Barros García, de cuyo matrimonio nació su hija doña Clementina Barros Hevia, “Tinita”; recuerdo que en su casa también vivían su cuñada doña Clementina Barros García y su sobrina doña Clementina Briset Barros.
En el año 1903, el escultor pontevedrés don Fernando Campo Sobrino (1886-1956) hizo a don Eladio un busto que fue fundido en bronce en los talleres de Antonio Alemparte en el año 1912; este busto fue entregado como donación al Museo de Pontevedra por su hija doña Clementina quien,  el 13 de Agosto de 2009, en compañía de sus hijos doña Begoña y don Gabriel Bravo Barros hizo entrega del mismo al Secretario Técnico don José Fuentes Alende. Después de don Eladio vino ocupar la plaza el murciano don Gabriel Bravo Unda, quien años más tarde contrajo matrimonio con su hija Clementina Hevia Barros, “Tinita”, de cuyo matrimonio nacieron Begoña, funcionaria de la Comunidad Europea en Bruselas,  y Gabriel, profesor de Biología en el Colegio “Montecastelo” de Vigo.
Don Gabriel, por su gran prestigio, unido a un alto grado de cultura y educación, dejó gran huella de su paso por Carril.
También acudía con frecuencia a Carril don José Moreira Casal, unas veces para atender a sus clientes y otra para pasar el rato con los amigos.
Después fue don Nicolás Viqueira Conde quien tuvo en sus manos, durante largos años, la salud de los carrileños, llevando a cabo su labor con una profesionalidad digna del mayor encomio, recorriendo la parroquia en gran lucha contra las inclemencias el tiempo para atender a sus numerosos pacientes. Un médico dotado de tantos conocimientos como de veteranía que, con su abnegación y alguna que otra dosis de cariñosos “tacos” mezclada con una invocación a los “Santos infelises”, supo sacar adelante los casos más difíciles. Tuvo su vivienda y consulta encima del Restaurante “Galloufa” y la “reconsulta”, en la que participaban varios amigos entre los que se encontraba mi padre, en “Casa Hipólito” de Catoira; pero, eso sí, por lo general se le veía acompañado por su fiel escudero don Germán Rodríguez, jubilado de la RENFE y, como él, padre de una numerosa prole.  Una noche se le desbocó su motocicleta de gran cilindrada y lo lanzó, en Abalo, al río Freixeiro; estuvo hasta la madrugada dentro del agua, con una pierna rota y la moto sobre él; el accidente no fue obstáculo para que, durante su convalecencia, continuara atendiendo a los enfermos a domicilio. 
De su matrimonio con doña Mª de la Concepción Pérez Rey, fallecida el 13 de Julio de 2007, nacieron seis hijos: Concepción, que se casó con Julio Rodríguez; Nicolás, profesor en el I. E. S. Fermín Bouza Brey”, casado con Mari Franco; Bernardo, médico del INSALUD, se casó con Victoria Hierro Lorenzo; Dolores, casada con Antonio Luis Hierro Abuín;  Pilar, se casó con Antonio Puga; y Paz, casada con Roberto Abal.
Eran médicos que gozaban de gran facilidad para interpretar las dolencias de sus pacientes, que les llegaban a su consulta y se explicaban con su lenguaje particular con problemas matrimoniales como: “mi muger y yo facemos vida marítima e non temos higos; non sei se será porque eu son imponente ou porque ela é esméril”. Con frecuencia hablaban de esta guisa: “teño unha alferesía”, o “veño para que lle saque o aire á criatura”. Había una paciente a cuya madre le había prohibido beber vino, que comentaba: “D. Niculás lle prohibe tomar viño á miña nai pero ¿non é verdade que si o toma con moita jolosía non fai daño?”.
Aquellos médicos entendían a la perfección a quienes se explicaban de este modo y, sólo con el hecho de sentarse al borde de la cama, ya curaban a los enfermos. Lo mismo que habían hecho con don Valentín Viqueira, perpetuaron el nombre de don Nicolás poniéndoselo a la calle que se abrió atravesando el solar de la desaparecida fábrica de Fundiciones “Franco”.
Me dijeron que, en la década de los 60, estuvo destinado en Carril, por poco tiempo, un médico llamado don Vicente, los últimos años antes de su jubilación.
Aproximadamente sobre el año 1970 hubo otro médico en Carril, don Secundino Portela, del que se dice que era un  hombre afable, cariñoso y muy caritativo, que era natural de Cotobade; Médico Militar, soltero, sobrino de don Salustiano Portela Pazos, el Deán de la Catedral de Santiago de Compostela; frecuentemente visitaba el Claustro de esta Basílica para depositar un ramo de flores en la tumba de su tío.  Tenía la consulta, en la calle San Andrés, en la parte de atrás de la desaparecida Farmacia García-Bravo, más concretamente, en la casita baja donde vivían las tías del farmacéutico don José García-Bravo Bastos. Estuvo de pensionista en el Bar “Beiramar”.
Todos los años, en la Festividad de San José, comía en casa del Párroco don José Antonio Ríos Mosquera; igualmente, todos los viernes acudía, acompañado de sus tías, a tomar café y a ver  un serial, posiblemente “Bonanza “,  y, manifiesta don José Antonio que “lo pasaban muy bien los tres, emocionados y llorando a veces como niños”. Era muy humilde y servicial; don Nicolás Viqueira le apreciaba mucho.
También venía a Carril en las Fiestas del Apóstol; acostumbraba a comer en el Bar “Loliña” y solía manifestar que las cosas sabían mejorar al natural, sin aditivos.
En sus últimos años de vida hizo un viaje a Dinamarca de donde trajo una Sirenita de Copenhague a algún amigo; también traía matrioskas (“muñecas rusas”); estas muñeca  fueron creadas en 1890, cuya originalidad consiste en que se encuentran huecas por dentro, de tal manera que en su interior albergan una nueva muñeca, y ésta a su vez a otra, y ésta a su vez otra, en un número variable que puede ir desde cinco hasta el número que se desee, siempre y cuando sea un número impar, aunque por la dificultad volumétrica, es raro que pasen de veinte. Se caracterizan por ser multicolores, o por la presencia de elementos decorativos en la pintura tales como jarrones o recipientes sostenidos por las muñecas. A veces las muñecas interiores son iguales entre sí, pero pueden diferenciarse en la expresión de la muñeca o en el recipiente que sostienen. La matrioska con más muñecas de la que se tiene conocimiento posee 75 unidades.
Don Secundino estuvo en este pueblo cuatro años, aproximadamente; iba con frecuencia a Pontevedra donde iba de vinos con los amigos de la “Peña da Boina”, a la que pertenecía. 
Muchos  vecinos de Carril asistieron a su entierro en Cotobade.
El último médico, muy querido en Carril, fue don Emilio Gómez Alvarez quien, nacido en Villalba de la Lampreana, en la provincia de  Zamora, tomó posesión como Médico Titular de esta villa a finales del mes de Diciembre del año 1980, donde permaneció por un período de 15 años, coincidiendo, en parte,  con el doctor Viqueira, llegando a convertirse en un carrileño más; gran profesional, gozaba de las simpatías de sus clientes a los que trataba con gran familiaridad, compartiendo las vivencias de este pueblo marinero.
Estando destinado en Carril fue nombrado Jefe Local de Sanidad de este Ayuntamiento.
De su matrimonio con la salmantina doña Mª Teresa Cerón Fernández nacieron Beatriz, David, Lorea y Alberto. 
 
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   1 comentarios


Gracias por el artículo, estoy realizando el árbol genealógico de mi familia, y busco información de Jose Guillán Garcia, me gustaría si puede ser se pusiese en contacto conmigo. aannaaii@gmail.com. Gracias y un saludo.
Anaí Guillán Escrito el 27/01/2016 11:53:53



 

   O meu mais sinceiro agradecemento pola cesión deste interesante artigo á Agrupación de Productores Parques  Cultivos de Carril

 
EL REY SAN OLAV, PATRONO DE NORUEGA, EN LA ISLA DE CORTEGADA
rss feed
Comenzó su aventura vital como un sanguinario y temido pirata vikingo. El fuego, el humo y la espada eran sus señas de identidad. Se le conocía con el sobrenombre de “El Gallego". Su objetivo era usurpar los tesoros catedralicios compostelanos y saquear Galicia. En la Isla de Cortegada estableció su campamento base normando para atacar la Ciudad de Santiago de Compostela. Quizás, а pesar de sus malignas intenciones, el Apóstol Santiago con su abrazo redentor le infundió la gracia de su posterior conversión al cristianismo. Pero lo cierto es que Olaf, Olav así escriben su nombre en su tierra natal, llegó а ceñir sobre sus sienes la corona de Noruega, expandió el cristianismo por todas las tierras del norte de Europa y desde hace muchos siglos es su santo patrón. En los países nórdicos lo veneran como nosotros lo hacemos aquí con nuestro querido Santiago. Desde los distintos países que integran el norte europeo se han instaurado caminos de peregrinación а la catedral de Nidaros, en la actual ciudad de Trondheim, en donde descansa su cuerpo а orillas del río noruego Nidelven. Actualmente el Consejo de Europa ha reconocido oficialmente los Caminos de San Olav como una de las rutas de interés cultural europeas. La primera ruta cultural europea fue el Camino de Santiago. No seria extraño pensar que la Isla de Cortegada podría en un futuro formar parte de la Ruta de San Olav, al igual que recientemente lo ha hecho Catoira al integrarse en la Ruta Cultural Europea de los Vikingos. PIRATA, REY Y SANTO...Leer la continuación
Escrito por Miguel Ángel Rodr...  Agregar un comentario   1 comentarios
 
Los pleitos de Carril por la pesca desde el año 1566
rss feed
Para ver, históricamente lo que ha significado la historia de Carril en relación con su trabajo diario о sea con la ría, hay que remontarse al año de 1607, cuando el cardenal don Jerónimo del Hoyo visita la parroquia de Santiago de Carril para hacer un inventario con destino al arzobispo de Santiago. La descripción que hace de Carril es la siguiente: "Los vecinos de esta villa son casi todos pescadores de pescado mayor y de sardina. Cójense junto а ella muchas ostras y estas y las de Rianxo son las mejores que hay en todos los puertos de Galicia. Hay algunos labradores, aunque pocos. Algunas huertas con muchos naranjos у limones, у hay algunas viñas, todas estas viñas y huertas son muy pocas. Esta villa de Carril, como queda dicho, está fundada а riberas del mar hacia la parte del medio día, porque por la parte del norte y parte del poniente la cerca el mar. Está como а un cuarto de legua de Vilagarcía y tres leguas de Padrón". No extraña pues, que un pueblo volcado íntegramente con el mar, haya tenido en el pasado sus pleitos а causa de la riqueza que le cercó en el pasado: la ría y sus fondos. Precisamente, antes de la visita del cardenal Jerónimo del Ноуо, у а causa de una serie de problemas relacionados con la pesca, hubo un pleito que se resolvió el 22 de enero de 1566, por el que se dictó а la vez un auto diciendo que: "Los vecinos de Pontevedra dejasen de pescar libremente” а los de Carril con los aparejos que quisieran, sin impedimento y bajo la pena de 50.000 maravedies". Como los de Pontevedra siguieran con incidencias por esta orden, dad...Leer la continuación
Escrito por V.V. •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
O antigo Hospital de Carril en Cortegada. Arredor do ano 1334
rss feed
Aunque se ha venido en llamar «Hospital de Carril», lo cierto es que estaba situado en la isla de Cortegada, en la antigua Corticata de los гоmаnos, de la cual ya nos da noticias el historiador Plinio. El hospitalillo, al igual que todos los de su época, se había construido nо solamente para atender а la población de la parroquia, sino también para acoger а los visitantes que acudían а la isla en sus famosas romerías de los días 25 de marzo у 15 de septiembre, у para los que por cualquier circunstancia enfermaban en sus viajes hacia Santiago y hacían escala allí. Se piensa que la construcción del citado hospital es anterior al аño 1334, уа que con dicho nombre aparece en una donación efectuada en un testamento por aquellos años. Primitivamente el citado hospital se encontraba, al igual que la capilla de Cortegada, entre el grupo de casas que formaban el pueblo, pero más tarde se trasladó al suroeste de la isla, debido а la construcción de una nueva capilla que mando construir el arzobispo Fernando de Andrade, muу devoto de la Virgen de Cortegada. Se trataba éste de un hospital bastante pequeñо, yа que hay referencias de que el humo que se producía en su interior, al tener poco escape, dañaba la capilla situada al lado del hospitalillo. Precisamente debido а este humo que se escapaba hacia la iglesia y que estorbaba la actividad de la capilla, el obispo de Santiago, Fernando Ozores у Sotomayor, mandó hacer ampliaciones en etapas sucesivas, аsí corno las reparaciones oportunas, siendo más ta...Leer la continuación
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Los antiguos periódicos de Carril
rss feed
Carril contó con periódicos propios: 1878.- “Boletín del Comercio”. 1893: “Crónica Carrileña”. Allá por el año 1893 había otro titulado “Crónica Carrileña”, “Defensor de los intereses materiales de esta Villa”; que se publicaba todos los Martes y su Director-Propietario era Don Andrés López Castromán; los precios de suscripción eran: “en Carril, un mes, 0’30 pts. y un trimestre, 0’75 pesetas; fuera, un trimestre, 1’25 pesetas; el punto de suscripción era: Sr. Administrador de la Crónica Carrileña, Plaza de Alfonso XII”. En una entrevista hecha a las vecinas de Carril,Rosa de Chaves, Flora Ríos y Erundina González, con fecha 25-02-1989, con motivo de la donación de la isla de Cortegada al rey, recordaron que también se quisieron “llevar” hace muchos años As Briñas y As Malveiras (Malveira Grande o San Bartolomé y Malveira Chica o de Ratons): decía Erundina que su madre estuvo encarcelada por luchar contra aquella maniobra de los caciques y que luchó todo el pueblo de Carril, sobre todo las mujeres mariscadoras, a quienes llevaron a prisión. Añadió Flora que aquel señor Sanjurjo que intentaba apropiarse de las islas era otro cacique, aunque las mujeres lo corrieron un día a pedradas. Se referían a un problema que existió, motivado por una Real Orden e...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Vign_Copia_de_CARRIL_VIEJO
 
Visitas históricas a la Isla de Cortegada. Parte II
 
Vign2_Viva_el_Rey_Alfonso_XIII_all
Aún van a llevar a cabo los normandos otras dos invasiones con asentamiento en Cortegada: una en 1014, dirigida por Olaf Hraldson, quien, después de apoderarse de Iria Flavia y de Santiago de Compostela, invadió Tuy y se llevó prisionero al Obispo y al clero; la destrucción de la ciudad de Tuy fue tan grande que el rey Alfonso V prefirió integrar esta diócesis en la de Santiago, ante que reconstruir toda la ciuda...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •  Agregar un comentario   0 comentarios
Cortegada en la historia
rss feed
Vign2_PostalCortegada10_2__all
Las primeras noticias de la presencia wikinga en Galicia aparecen en los “Annales Bertiniani” de Bélgica, que hablan de un desembarco en nuestras costas, que tuvo lugar en el año 846, durante el reinado de Ramiro I, a consecuencia de una tempestad; después de varios viajes de exploración y algunas incursiones, los invasores fueron derrotados a la entrada del puerto de La Coruña. Dicen las crónicas de la &eac...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Visitas históricas a la Isla de Cortegada - Parte I
rss feed
Vign2_Copia_de_Cortegada_revista_all
La isla de Cortegada se encuentra frente al pueblo de Carril, en el Ayuntamiento de Villagarcía de Arosa; tiene un perímetro de 1’5 millas, equivalentes a 2.413’5 kms. y una extensión de 2’5 kilómetros cuadrados, que equivalen a 250 hectáreas. Dice Gerardo Alvarez Limeses en “Geografía del Reino de Galicia”, provincia de Pontevedra (t. IV, pág. 423) que “... enlaza a la costa por medio de un arrecife de piedra suelta y arena que queda en seco en la bajamar”, añ...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
Las actividades lúdicas en Carril . Parte I
rss feed
Vign2_images_all
Según se puede leer en la edición de “Galicia Nueva” correspondiente al 10 de Diciembre del año 1927, se inaugura el “Cine Ordóñez”: Cine en Carril Ayer se inauguró en Carril un nuevo Cine, titulado Salón Ordóñez. Concurrió mucha gente que salió muy satisfecha de la película y del local....Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Las actividades lúdicas en Carril - Parte II
rss feed
Vign2_images_all
En la edición de la “Gaceta de Galicia” correspondiente al día 19 de Julio de 1882, se publica el programa de las fiestas en honor a San Fidel: FIESTAS EN CARRIL PROGRAMA Día 29.- A la doce del día, un repique genera...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Las actividades lúdicas en Carril - Parte III - Última
rss feed
Posteriores a estos eran, además de los ya mencionados el “Angeles”, bote de popa redonda, construído por el carpintero de ribera señor Román Iglesias Crespo, en 1943, que costó 650 pts.; el “Aquí estoy”, del señor José Abelenda Baltar, “Xexo” o el “Que che importa”, del señor Diz Búa, el “Nacho”, y el “Por fin”, del mismo, vendido posteriormente al señor Jaime Cores, el de “Villajuán”; el “Adiós”, de señor Gerardo, “Burdito”; la buceta del señor Canabal; la buceta del señor “Chuco”, el padre de Sarita; la “Negrita” de señor Francisco el “Careco”; el “San Pablo”, del señor Balbino Quintáns, abuelo de Juan Antonio Dios; el “25 de Julio”, del Cabo de Mar de La Rosa, don Manuel Rey Campos; el “Es para mí”, del señor Manuel Cancelo Bugallo, “el Cancelo”; el “Tres Hermanos”, de Benito Veloso Martínez, construido por el señor Juan Melón; “Si calaras”, del señor José Franco Búa, el abuelo de Manuel Franco Boullosa, “Manolo el Boullosa”; el “Paquita” de Francisco Búa, que tenía popa redonda; el “Santiago Apóstol”, de Pablo González Portela; el “Escobar”, del señor Juan Escobar; el “Flor”, de Ramón Iglesias Rey, que luego, en 1956, vendió a Antonio Otero Sanes, “Pirucho”, y, de este, pasó a manos de Ureba, el marido de Maruja Abuín, la “Montserrata”. Cuentan una anécdota refer...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
"CARRIL E INGLATERRA". Por Mª del Carmen Vázquez Vaamonde
rss feed
Vign2_carril_003_all
Las relaciones entre Carril e Inglaterra, extraordinariamente potenciadas por la construcción del Ferrocarril Compostelano en la segunda mitad del siglo XIX, venían ya de muy antiguo. En un documento de 1815, pidiendo la habilitación del puerto de Carril (1) se nos dice que en tiempos de Juan II era uno de los " puertos abiertos a Ingleses, Franceses, Anseáticos, Aragoneses, Genoveses, y Levantinos". Es...Leer la continuación
Escrito por Mª del Carmen Vazquez Vaamonde •  Agregar un comentario   0 comentarios
La entrañable locomotora "Sarita" na antiga estación de Carril
rss feed
Vign2_sarita_001_all
Fue la "SAR", una locomotora mítica dentro de la historia del primer ferrocarril de Galicia. Todos los que contemplaron como "cuarteaba" contoneándose orgullosamente con su penacho de vapor, la piropearon humanizándola con el cariñoso diminutivo (curiosamente en castellano) de "SARITA" , siendo así conocida por todos los amantes del ferrocarril. Fueron muchas las anécdotas que se le atribuyeron, rodeándola de una cierta aureola de leyenda. Se fabricó en Inglaterra en 1880 p...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fuentes •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Estación de Biologia Marina de Carril
rss feed
Vign2_Copia_de_Carril_antigua_1__all
El Profesor de la Universidad de Santiago de Compostela, don A. Vila Nidal, Catedrático de Historia Natural, en su libro “Objeto y Descripción del acuario ambulante de la Estación Zoológica de Barcelona y escuela de Piscicultura de Arosa”, publicado en el año 1878, había incluido un proyecto para construir una Escuela de Piscicultura, para estudiar la flora y fauna marítimas y llevar a cabo experimentos para la aclimatación de la industrias...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
La carretera de Carril a Pontecesures
rss feed
Vign2_Copia_de_Carril_44_all
Por el número “1” de “La Verdad, semanario independiente defensor de los intereses carrileños”, de fecha 8 de agosto de 1897, sabemos que en ese mes tuvo lugar la toma de posesión de cargos electos para el Ayuntamiento. Algunos nombres sonarán a los vilagarcianos: Alcalde Presidente: don José Alemparte Vieytes; primer teniente de alcalde: don Pío Severino Carrasco Iglesias; segundo teniente de alcalde: don Manuel García Pérez; Síndico: don Manuel Cerqueiras Fal...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
CORTEGADA, UNA ISLA REAL. Por Daniel Garrido Castromán
rss feed

Cortegada, una isla Real

30/08/2012 03:05:08
Vign2_img_0006_all
Año 1927: los reyes visitan Carril A principios del año 1927, en el transcurso una visita que unos comisionados de Vilagarcía hicieron al general Primo de Rivera, éste les anunció que, en el próximo verano, el monarca haría un viaje a Galicia, y una de las visitas que haría sería a la ría de Arousa. Esta noticia causó gran alegría en esta población y Galicia Nueva, en un comentario re...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
La Playa de Compostela por Daniel Garrido Castromán
rss feed
Vign2_daniel_garrido_all
Los terrenos que actualmente ocupa la Playa de Compostela formaron parte, en otros tiempos, de los jardines situados frente a la misma, al otro lado de la carretera; de la adquisición de los mismos habla “Galicia Nueva” en su edición del viernes, 2 de Agosto de 1929, manifestando que “es un hecho la adquisición por nuestro Ayuntamiento de los jardines de...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La linea férrea Cornes - Carril por Daniel Garrido Castromán
rss feed
Vign2_cornes_carril_all
El primer ferrocarril de Galicia y la Estación de Carril a) El primer ferrocarril de Galicia: Cornes-Carril Gran trascendencia para el progreso y el desarrollo económico de la Villa fue la inauguración del primer ferrocarril de Galicia, obra impulsada por el Ayuntamiento Constitucional de Carril y por la Sociedad de Amigos del País , de la ciudad de Santiago, que promovieron la línea férrea de Carril a Santiago de Compostela. Esta sociedad, formada por personajes de...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
Notas sobre la iglesia Parroquial de Santiago del Carril
rss feed
Vign2_escrito_iglesia_carril_all
La construcción de este templo debió de llevarse a cabo en el siglo XVI, sobre el año 1566, según se puede deducir de la bóveda de la Capilla de las Ánimas, llamada también de las Angustias, que nos ofrece una serie de arcos y nervaturas correspondientes al período gótico; Jerónimo del Hoyo, en “Memorias del Arzobispado de Santiago”, habla de tres visitas que hizo a esta iglesia e...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Cofradías y Ermitas en Carril por Daniel Garrido Castromán
rss feed

Cofradías y Ermitas en Carril

01/09/2011 17:42:10
Vign2_capilla_054_all
Las Cofradías existentes en la Parroquia de Santiago del Carril fueron, antiguamente, la del Santísimo Sacramento, la de Nuestra Señora de Cortegada y otra de Nuestra Señora. En lo que a las ermitas se refiere, decía Jerónimo del Hoyo: “Nuestra Señora de Cortegada está en vna isla metida en el mar: es de mucha devoción y así acuden a ella en romería de toda la comarca y de otras muchas partes del ArÇobispado. Ban a ella desde el Carril...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Castromán •  Agregar un comentario   0 comentarios
A historia do Ferrocarril
rss feed

A historia do Ferrocarril

08/06/2011 00:27:03
Vign2_tren_all
Ferrocarril Carril-Cornes. Inauguración de la línea el 15 de septiembre de 1873 . Con los antecedentes de la Orden de 1852 del Ministerio de Fomento para promover el ferrocarril en Galicia y la Ley General de Ferrocarriles aprobada el 3 de junio de 1855, y la estafa de la licitación y compra de derechos ferroviarios para revenderlos sin construir un solo kilómetro (operaci...Leer la continuación
Escrito por Arquivo Amigos Ferrocarril •  Agregar un comentario   1 comentarios
 
Cortegada y la monarquía.
rss feed

Cortegada y la monarquía.

03/07/2011 20:03:00
Vign2_palacio_de_cortegada_all
Hoy reproducimos el episodio en el que Don Juan de Borbón vendió Cortegada expropiada para regalársela a su padre y cuya propiedad, después de ser confiscada por la II República, le fue devuelta por Franco. En 1978 don Juan vendió la isla de Cortegada, expropiada a los vecinos a principios de siglo para regalársela al rey Alfonso XIII a fin de que estableciese allí otra residencia veraniega. Daniel Poyán estaba convencido de que la presencia de la Familia Real...Leer la continuación
Escrito por Josè Mª Zábala •  Agregar un comentario   1 comentarios
 
CARRIL - IMAXES
 
 
 
HISTORIA DO
POBO DE CARRIL
 
DOCUMENTOS HISTÓRICOS -  PROTESTA EN CARRIL - ANO 1780 
 Orixinais e transcripcións   Cesión : Daniel Garrido

Picar álbum para ampliar

 
 
Vign_escudo_carril
 
Vign_Malveiras
EL PROBLEMA DE LAS MALVEIRAS
Por Daniel Garrido Castromán

Las Islas Malveiras son un sub-archipiélago en la provincia de Pontevedra que, junto con el sub-archipiélago formado por A Briña (4 hectáreas) y O Cón Branco (1´5 hectáreas),  forman parte del archipiélago de Cortegada, y con ella integradas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, en Galicia. Están situadas al Oeste de la Isla de Cortegada y están formadas por dos pequeñas islas, denominadas Malveira Grande y Malveira Chica, y un islote conocido como Isla de las Cabras.
 La Malveira Grande  o isla de San Bartolomé está rodeada de arena en toda su parte sur y es rocosa en su parte norte; la vegetación está formada, especialmente, por tojos (Ulex europaeus), helechos, higueras bravas y laureles), además de un par de pinos en su cima.  Está coronada por una vieja cruz de piedra y se ven los restos de una caseta de ladrillo. 
La Malveira Chica o isla de los Ratones, es más baja y pedregosa que la anterior, y en ella sólo crece el tojo. 
En una entrevista hecha a las vecinas de Carril, Rosa de Chaves, Flora Ríos y Erundina González, con fecha 25-02-89, con motivo de la donación  de la isla de Cortegada al rey, recordaron que también se quisieron “llevar” hace muchos años As Briñas y As Malveiras (Malveira Grande o San Bartolomé y Malveira Chica o dós Ratóns): decía Erundina que su madre estuvo encarcelada por luchar contra aquella maniobra de los caciques y que luchó todo el pueblo de Carril, sobre todo las mujeres mariscadoras, a quienes llevaron a prisión. Añadió Flora que aquel señor Sanjurjo que intentaba apropiarse de las islas era otro cacique, aunque las mujeres lo corrieron un día a pedradas. Se referían a un problema que existió, motivado por una Real Orden en la que se concedía a don Domingo Antonio Varela Sanjurjo autorización para instalar un parque de ostricultura en la Malveira Chica. Esta R.O. fue reproducida en la “Crónica Carrileña” con fecha 28/11/1893 y se copiaba el expediente, oficio núm. 704, de Marzo último, formado en virtud de instancia, solicitando autorización para instalar un parque de ostricultura, en cinco hectáreas y cuarenta y cinco áreas de terrenos emergentes de la isla denominada Malveira Chica, en la ría de Villagarcía con arreglo a las prescripciones reglamentarias, y con sujeción á las siguientes condiciones: 
1ª - La concesión se entiende sin perjuicio de tercero. 2ª - El Comandante de Marina al dar posesión del terreno al interesado, se cerciorará que no excede de seis hectáreas, haciendo que se demarquen de manera visible los límites de la concesión. 3ª - El plazo para empezar las obras será de seis meses, y de un año para terminarlas. 4ª - El número de ostras madres con que ha de sembrar el parque será de 50.000 por hectárea. 5ª - La falta de las anteriores condiciones producirá la caducidad de la concesión, sin derecho á indemnización de ninguna clase. Y conformándose el Rey (q. D. g.), y en su nombre la Reina Regente del Reino, con el preinserto acuerdo se ha servido resolver como en el mismo se propone. De Real Orden comunicada por el Sr. Ministro del Reino, lo digo a V.E. en Madrid 18 de Abril de 1893. = El Subsecretario, = Luis Martínez de Arce. = Sr. Capitán General del Departamento de Ferrol.  
Contra esta concesión interponen recurso “62 cabezas de familia”; también está reproducido en este mismo periódico, que “se publica todos los martes”. Alegaban que desde tiempo inmemorial acudía todo el vecindario a la Malveira para la extracción de abono necesario al cultivo de los campos, además de gran cantidad de marisco que constituye casi diariamente el único elemento de infinidad de familias pobres y tanto con la venta del segundo como con el aprovechamiento del primero viven esas familias que privadas de una y otra cosa y en la natural desesperación que el hambre produce.
En la “Voz de Galicia” del martes, 18 de Septiembre de 1994, es recordado este suceso: “Los vecinos de Carril ganan la partida y el triunfo del pueblo para evitar que se “llevaran” las Malveiras: Fiesta en la Malveira: Tiempo hace que los pescadores de Carril venían sosteniendo un pleito por la propiedad de la isla Malveira, pedazo de tierra que duerme en las tranquilas aguas de la encantadora Concha de la ría de  Arosa como un regalo de Dios para las familias de los pobres. 
Alguien quería unir a la Malveira con una compañía monopolizadora, que la iba a convertir en parque ostrícola. Pero a fuerza de luchas, los vecinos han conseguido que la Malveira siga siendo de todos. Para celebrar este triunfo se organizó hace días una gira a dicho punto, aprovechando la estancia en Pontevedra de varios eminentes políticos. El menú fue exquisito: dos mil ostras, paella, calamares, jamón en dulce, roast-beef, empanada, piña americana, pavías del Rivero, dulces, flan y tarta. Y para beber, champagne y licores. En el vaporcito “Alemparte”, los excursionistas regresaron a Carril. Tanto a la llegada como a la salida, hubo música, fuegos, vivas y aclamaciones”.
 

Nomeamento de Roque Sardiñeiro como garda de Carril - 1912

Picar aspa para ampliar

Vign_alcalde_de_carril
 
O Concello de Carril 
Por Manuel Villaronga

Si la vida de los vilaxoaneses estuvo marcada por la presencia de los catalanes, la de los carrileños la estuvo por la de los santiagueses. La relación de Carril con las tierras compostelanas venía ya de lejos: "Esta villa del Carril -decía Jerónimo del Hoyo en 1607- se començó a fundar habrá poco más de cien años. Fundáronla algunos vezinos del Padrón que venían a pescar junto dó está fundada".

Aunque su puerto estaba ya habilitado desde 1512, sería a mediados del siglo XVIII cuando Carril llegaría a ser uno de los más importantes puertos de Galicia. En esta época las principales casas de comercio establecían aquí sus filiales. Especialmente ilustrativo de este hecho es un informe del juez de la época don Domingo Mareos que dice:

"A la salida de esta villa y en término de su jurisdicción existe una fábrica o tenería de curtidos establecida en el año 1794 con Real aprobación, en el paraje que se denomina Brañas de la Area, de que es dueño don Ramón Pérez Santa María, vecino y el comercio por mayor de Santiago. En ella se ocupan (según informes) 30 personas además de otras que tienen a su cuidado y por su cuenta el acopio y venta de la corteza del roble; cuya fábrica sigue con buen éxito y aprecio de sus manufacturas."

"Las mujeres de la villa, como puerto de mar, se ejercitan en el acopio y venta de mariscos que pescan sus maridos, hermanos, hijos y familia, y suelen ir a vender alguna parte de ellos a la villa de Padrón y ciudad de Santiago, especialmente en tiempos de Cuaresma."

De este modo, Carril conocería en este siglo su época dorada como "puerto natural de Santiago". Fruto de este empuje de la burguesía compostelana, en 1801 se establecía en Carril una Aduana de segunda clase. En estos años se contabilizaban en la villa varias fábricas de salazón de la sardina, algunas de curtidos y otras de fundición, y a su puerto aribban frecuentemente importantes cargamenteos de lino y cáñamo, procedentes de Rusia, y de cuero, remitidos desde América, vía Andalucía y Portugal. Los primeros 30 años del siglo XIX, coincidentes con la constitución de los primeros ayuntamientos y con los intentos de la Diputación y de la propia Villagarcía de anexionar Carril a la anterior, fueron años de recesión, que no empezarían a superarse hasta que en la década de 1840 varias casas del comercio de Santiago se asociaron, iniciando así una nueva fase de intercambios mercantiles con América del Sur y del mismo modo, con los puertos más importantes de Inglaterra, Francia, Bélgica y Portugal.

Tenía por entonces Carril 2.165 habitantes que se albergaban en 250 casas repartidas entre la Villa y los barrios de Fábreica, Sardiñeira e Isla de Cortegada, aunque dichas casas son de mala construcción, excepto unas seis que hay en la villa, espaciosas, cómodas y de buena arquitectura, e igualmente la Aduana; encontrándose también multitud de almacenes donde se depositan los géneros del comercio.

A pesar de estos síntomas de recuperación, en las décadas siguientes Carril entraría en una época de decadencia, justificada por causas diversas pero, en esencia, porque la progresiva sustitución de la vela por el vapor, con el consiguiente aumento del tonelaje de los barcos, hicieron insuficientes sus instalaciones portuarias, situadas en plena desembocadura del río Ulla y constreñidas por la isla de Cortegada. Fue entonces cuando los comerciantes compostelanos empezaron a ver con mejores ojos otros puertos del litoral galaico como A Coruña, Ferrol, Vigo, o la misma Vilagarcía.

Aunque hay que tener en cuenta que la construcción, entre 1862 y 1873, del ferrocarril compostelano supuso un respiro a esta situación de declive de Carril, lo cierto es que este mismo acontecimiento acentuó aun más sus lazos de unión con Vilagarcía, a quien Carril iba cediendo terreno paulatinamente su hegemonía como "puerto natural de Santiago". Se trataba de un proceso que se tornaría irreversible a partir de 1888, fecha en que se habilita el famoso Muelle de Hierro de Vilagarcía, cuya consecuencia más inmediata sería el trasvase gradual de las dependencias administrativas ligadas al puerto (Aduana, Junta de Sanidad, Casas Consignatarias, etc.) a esta última villa.

Sin los importantes ingresos que generaba el puerto y los establecimientos mercantiles e industriales, el Ayuntamiento de Carril, como antes Vilaxoan, se fue encerrando en sí mismo hasta que en 1913, agobiado por las deudas contraidas con la Diputación y la Hacienda Estatal, además de unos impuestos municipales cada vez mayores, solicitó de mútuo acuerdo con las dos villas vecinas su anexión a Vilagarcía.
 
Vign_Copia_2_de_escanear0009
 
PUBLICIDADE ANTIGA
Vilagarcía, Patrimonio e historia