search_left
"Unha ventá para o recordo"
A Vilagarcía antiga
 
AS NOSAS FESTAS, LENDAS E TRADICIÓNS

PROGRAMAS DE FESTAS

 
Historia de la italiana Rita Mancini Ferri “Santa Rita”, Villagarciana de adopción
rss feed
En la región italiana de Umbría, célebre por la fertilidad de sus campos y la hermosura de sus valles, en una aldea llamada Rocca Porrena, a tan sólo diez km. de Casia, nace en mayo de 1381, Rita Mancini Ferri, que sería, al paso de los años, virtuosa adolescente, sumisa y cariñosa esposa, madre ejemplar, sufrida viuda y religiosa modelo. Fue hija única del matrimonio formado por Antonio Mancini y Amada Ferri, que la tuvieron a edad muy avanzada, causando por esta circunstancia, su nacimiento, admiración y alegría entre sus convecinos. Con respecto a su nombre, os diré que no se conocía con anterioridad, siendo ella la primera así llamada y la tradición y la fe cristiana nos dicen que fue puesto por inspiración divina. En su adolescencia se dedica al estudio y la oración, ocupaciones a las que quiere dedicarse como religiosa. Sin embargo, el tiempo pasa y contrae matrimonio con un joven perteneciente a la nobleza de Casia, llamado Pablo Fernando, de carácter brusco e irascible que la maltrata continuamente. Logra Rita, con su educación, bondad y cariño y sobre todo con enorme paciencia y resignación, cambiar el carácter de su marido, dándole dos hijos, varones llamados: Juan Santiago y Pablo María. Muerto asesinado su marido, pide a sus hijos que alejen de sus mentes la idea de venganza. Antes morir que matar, es su consigna. Enferman estos y fallecen, v&i...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
As Festas en honra a San Fidel en Carril no ano 1882 – Descripción e programa
rss feed
Hoy que todos los puertos de baños situados a Io largo del litoral cantábrico se afanan, con loable criterio, en preparar e improvisar festejos y comodidades que sirven de aliciente a la multitud de expedicionarios que en esta época abandonan todos los años el ardiente clima del interior, en busca de las saludables brisas con que obedeciendo a una ley de la naturaleza nos brinda cariñoso el mar Océano, no hay motivo ni disculpa para que los pueblos situados en la costa occidental de Galicia dejen de imitar en aquella empresa a sus hermanos de las provincias cantábricas. Es preciso atraer al forastero para que juzgue, lo demás está hecho por si. Nuestros puertos de baños, en su múltiple variedad, solo necesitan atractivos artificiales para anular completamente las excursiones veraniegas a puntos del extranjero; pues la naturaleza los ha dotado de tales condiciones, de tan bellas perspectivas, y de tan hermosas playas, que nada tienen que envidiar ni a los más nombrados pueblos de baños de Francia, ni a los pintorescos paisajes de la tan cantada Suiza. Empero concretándonos al puerto de Carril, cuyas próximas fiestas son la causa de las presentes líneas, ¿quién osará desmentir nada absolutamente de cuanto aquí va dicho?. Nadie y, antes bien, todo el que conozca la situación de esta villa y su puerto echará de ver la verdad de Io aseverado. Y en efecto ¿dónde encontrar un lugar más ameno y más encantador para pasar fresca y agradablemente esta abrasadora época canicular? ¿E...Leer la continuación
Escrito por Gaceta de Galicia •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Lendas e tradicións - Por Carlos Rey Cebral
rss feed
A COCA DA LAXE Pois din que alí na Laxe, onde están os muíños e a fonte, había unha coca, que non é nin bicha nin cobra. Unha coca ten forma de serpe, pero a cabeza como un dragón. Bueno, pois alí, enriba da fonte, había unha moi grande, por iso chamábanlle a fonte da Coca. Era enorme e non deixaba pasar á xente, e co bafo mataba a mulleres e nenos, porque era un bafo moi malo. E xa case non quedaba xente na aldea, porque ela todo o mataba. Entón os veciños reuníronse para coller unha solución, e acordaron ir a Caldas, que alí había unha baralleira moi boa que sabía facer feitizos e cousas desas. A ela creo que lle chamaban a “cona fina”. Entre todos os veciños xuntaron sete pesos de prata para lle pagar á baralleira e foron alá, e contáronlle o caso. E a solución que lles dou foi esta: Tedes que facer un culebra de ouro e, cando saia a Coca, poñédeslla enfrente e decídeslle Coca, Coca, bicharoca. Marcha de aí. Cágoche un peido, merda para ti. Se non vas polas boas, vas polas malas e as levas ripadas. E os veciños viñeron para A Laxe e fixeron todo como lles dixera a baralleira, e a Coca, co medo do feitizo, meteuse nun burato que había alí e non saleu máis. OS AFOGACRISTOS En Galicia, todo pobo que se precie ten o seu brasón ou alcume. En...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rey Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Notas sobre la Semana Santa del año 1896 en Vilagarcía de Arousa
rss feed
Corría el año de 1896; la política local, se hallaba en uno de los tantos períodos de agitación y turbulencias. El Marqués de Villagarcía, Rodrigo Barrio, para substraerse a las molestias inherentes al cargo, había solicitado licencia, por motivos de salud, y dejado la Alcaldía en Julio, substituyéndole Castor Sánchez. Significados elementos del pueblo, que integraban además la Corporación municipal, estaban «fichados», por suponérsele afiliados a la «Luz de Arosa», una logia domiciliada en la calle de los Evangelistas, no obstante que en esa fecha se decía extinguida. Los cultos de la Semana Mayor, venían celebrándose con la solemnidad impuesta por la tradición de un pueblo, en el que hace medio siglo, aún se rezaba el rosario todas las noches en muchas casas, y al toque de oraciones, las tres Ave Marías; y una vez por semana, los devotos «andaban el Vía Crucis». La Corporación Municipal pasaba tarjetas de invitación, rogando la asistencia a las procesiones del jueves y viernes Santo. El ausentismo suponía nota de hereje. Para oír con relativa comodidad el Sermón del Descendimiento, había que «tomar sitio» con una o más horas de anticipación; eran así mismo, espectáculos de gran atracción, el encuentro del viernes y el de la Resurrección de Pascua; para el Domingo de Ramos, no bastaban las palmas que pudieran conseguirse en la localidad...Leer la continuación
Escrito por Manuel del Río Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
San Roque, Santa Eulalia e a Igrexa de Vilagarcía - Pequenos apuntes históricos
rss feed
SAN ROQUE San Roque nació en Montpellier en el seno de la rica familia del gobernador Juan y su esposa Libera tras un largo período de infecundidad familiar. Ya desde su nacimiento, su vida se mezcla con leyendas sobre su figura y entre el pueblo se tiene como buena nueva el hecho de que naciera con una cruz rojiza en el pecho y hombro izquierdo. Tras quedar huérfano de padre a los 12 años y de madre a los 20, abraza la orden franciscana con todas las consecuencias: vende sus propiedades y las reparte entre los pobres. Destaca su enorme labor humanitaria entre los apestados de Italia y especialmente de Roma entre los que alcanza fama de milagroso. Adquiere posteriormente la enfermedad y tras ser rechazado en el hospital se retira a un monte en donde es alimentado por un lebrel que cada mañana le trae un pan en la boca y le lame las llagas de la peste hasta que es curado por la intervención de un ángel. De vuelta en Montpellier es acusado de espía y encarcelado muriendo en prisión en el año 1327. Desde entonces su culto se difunde por toda Europa y especialmente por Galicia, adquiriendo especial devoción durante las pestes que asolaron al país en el siglo XVII. Su imagen es descrita de forma habitual en Galicia, como la de un peregrino noble con túnica corta y capa con esclavina, sombrero de ala ancha, dos o más vieiras en recuerdo de su peregrinación a Santiago de Compostela, una palma en la mano para significar su peregrinación a Tierra Santa o bien dos llaves cruzadas por haber acudido a Roma y la otra mano señalando la llaga pestilente de una de sus piernas. Hay en 1698 un documento que hace referencia a San Roque, por lo que hay que pensar que ya existía la imagen...Leer la continuación
Escrito por Parroquia Vilagarcía •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Farsa de Carril (Tradicións)
rss feed
А farsa de Carril ou "Danza das espadas" e unha das manifestacións folclóricas mais vellas e vistosas que se conservan по concello е, xunto coa danza de Covas, as únicas que se conservan nas comarcas de Arousa е Salnés, pois as que outrora se bailaban en Cambados, Vilagarcía e Portas perdéronse, quedando delas tan só algunhas referencias literarias. Na actualidade а farsa báilase о día vintecatro de xullo, pola tarde, diante da casa dos confrades enfermos, е ао día seguinte na procesión na honra de Santiago Apóstolo. 0 número de danzantes e variable е, ate hai poucos anos, tan só podían bailar homes. А danza estrutúrase en tres filas dirixidas por cadanseu guia armado cunha espada. Estes, á súa vez, son dirixidos polo xefe ou punteiro, que vai indicando as diferentes mudanzas e figuras а realizar. O máis salientable e que а saida da procesión о cura que а preside ten que bailar uns pasos de muiñeira sobre as espadas dos guias tendidas по chan, simbolización do vencemento da Igrexa sobre as forzas do mal. Ao longo da procesión repítese varias veces а danza, perante а imaxe do Apostolo. O vestiario que levan os danzantes esta moi desvirtuado, е presenta unha marcada influencia da mariña de guerra, corpo по que tradicionalmente serviron moitos veciños desta vila. Antigamente debeu estar composto por un calzón branco, medias brancas suxeitas con ligas de cores, faixa, camisa branca de lenzo e un...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Los Cabezudos - Por Carlos Rey
rss feed

Los Cabezudos

06/09/2013 17:47:27
En Vilagarcía ciudad, sabemos, gracias a la memoria colectiva (pues no existe documentación de compra, encargo, ni construcción), que hubo en su tiempo una comparsa de siete gigantes: una pareja de gitanos, una pareja de etíopes, otra de moros y un “guardia”. Tanto la pareja de etíopes como el guardia desaparecieron antes de la Guerra Civil y nada podemos decir sobre ellos, pues no existe material fotográfico que los recuerde. Las parejas de moros y gitanos siguieron saliendo hasta principios de la década de los ochenta, en los que desgraciadamente un incendio acabó con ellos. La pareja de moros no tenía especiales características, pues era de fabricación en serie, probablemente realizada en Zaragoza o Cataluña. Frente a ello, la pareja de gitanos, que parecía de fabricación artesanal, era siempre la más esperada, por el miedo y la reacción de los más pequeños; especialmente el gitano, con largas patillas y una enorme navaja en la mano, cuando el portador le hacía bailar, la navaja daba vueltas por encima de las cabezas de los espectadores. Estas dos parejas fueron restauradas por el artista Rivas Briones. La comparsa salía el día 16 de agosto, fiesta del patrón de la Villa, San Roque e iba acompañada de un grupo numeroso de unos veinte cabezudos (comprados en los años 60.). El acompañamiento estaba a cargo de tres gaiteros (gaita, caja y bombo) los cuales interpretaban un pasodoble llamado “Diana”, que los cabezudos bailaban cogiéndose de las manos por parejas y dando unos pasos hacia delante y otros hacia atrás, hacían varios cruces e intercambios, cogidos por los codos. Los gigantes bailaban cualquier jota o muñeira, con pasos acordados con anterioridad por los portadores. Después de recorrer toda la villa, sobre las doce menos cuarto del mediodía, tenía...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rey •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Programa de festas - Ano 1932 - Premer cadrado para pantalla completa
 
Programa de festas - Ano 1950 - Premer cadrado para pantalla completa
 
Programa de festas - Ano 1951 - Premer cadrado para pantalla completa
 
Programa de festas - Ano 1953
 
Programa de festas - Ano 1955
 
Programa de festas - Ano 1956
 
Programa de festas - Ano 1957
 
Programa de festas - Ano 1959
Programa de festas - Año 1963
Programa de festas - Año 1961
 
La centenaria devoción a San Roque y sus fiestas
rss feed
Las de este año 1992 harán el número ciento diez de las que se vienen celebrando en Villagarcía patrocinadas por el Ayuntamiento con motivo de la festividad de San Roque. Así se desprende de las actas de las sesiones celebradas por la Corporación Municipal los días 7 y 14 de junio de 1883. Era alcalde el recordado don Francisco Ravella y a ambas reuniones asistieron los mismos concejales: Maroñas, Padín, Gómez, Represar, Otero, Pumariño e Insua. Así lo hace constar el secretario municipal de entonces, Abelardo Montalvo. Por cierto que éste era un excelente pendolista, porque, viendo su firma, es fácil comprobar que es suya la excelente letra inglesa del acta. En la primera de las citadas sesiones "se dió cuenta de un acta remitida por la Hermandad de San Roque de esta población, en que consta que habiéndose reunido en Junta General el día veintiocho de Abril próximo y hecho presente que el estado económico de la Cofradía es tan poco satisfactorio, que a pesar de la subvención con que hace tiempo biene (está así en el acta)favoreciéndola el Municipio, le es imposible responder a los fines de su institución... y como esto redundaría en perjuicio del culto y de los intereses de la localidad, rogar a esta Corporación se hace cargo de las funciones que anualmente vienen celebrándose en honor de San Roque, y recibiendo la imagen de dicho Santo y todos cuantos efectos, enseres y caudales pertenecen a la Cofradía que renuncia todos sus derechos en favor del Municipio". El acta sigue diciendo: "Enterado el ayuntamiento y conforme con las consider...Leer la continuación
Escrito por Jesús Diéguez Patiño •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Procesións e actos relixiosos - Imaxes antigas
 
El Castillo del Monte Lobeira – Entre la historia y la leyenda
rss feed
El castillo o fortaleza de Lobeira está situado en el monte del mismo nombre, al cual se puede llegar fácilmente por la carretera que une Vilagarcía con la parroquia de Baión. La primera referencia histórica de la fortaleza es probablemente la que aparece en un documento del año 964, en el que se menciona a dicho castillo como propiedad de la condesa doña lldaura o Aldara, madre del célebre obispo San Rosendo. En años posteriores se haría famosa la fortaleza por haber sido lugar de residencia o encarcelamiento de personajes importantes de Galicia. Así, el arzobispo Gelmírez estuvo prisionero en el castillo de Lobeira, del que fue liberado por Arias Paz. Por el contrario, el castillo se haría famoso porque en el mismo la reina Doña Urraca, tan amada como odiada por los gallegos, urdió una trama para prender al ya citado arzobispo Gelmírez. Después, aparecen como dueños del castillo, conocidos personajes de la nobleza gallega tal como Ruy Soga de Lobera, dueño también de villas tan importantes como Finisterre, Muros o Malpica. Muchas descripciones se han hecho del famoso castillo, y probablemente la más fidedigna fue la del visitador Jerónimo del Hoyo, el cual hacía a principios del 1600 la siguiente descripción del mismo: "Tiene una sola puerta y toda ella es de piedra de grano: y entrando por la puerta tiene una plaza de armas, y por la parte del poniente y medio d&...Leer la continuación
Escrito por Víctor Viana •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Los Títeres. Por Enrique Lago Cid
rss feed

Los Títeres en Vilagarcía

11/12/2011 23:15:34
He mencionado ya en mis anteriores artículos, que, cuando la plaza de la Pescadería estaba en funciones, la vida del pueblo giraba en torno a ella. Esto me hace recordar los celebres “titeres”. Le llamaban así a las representaciones que las “compañías de comediantes de la legua” hacían por la noche y en la calle. Los lugares que más frecuentemente ocupaban, eran frente a dicha plaza, o en su defecto al que había frente a la taberna de Názara. Cuando esto ocurría, era una novedad, y por lo tanto la gente no se lo perdía.
Tenemos que tener en cuenta que, en aquel tiempo, eran los albores del cine mudo, y en nuestro pueblo, solamente contábamos con el teatro Villagarcia y el Varietés.
El primero más dedicado al teatro. Mas tarde fue adaptándose a la nueva era del cine. El segundo, más popular, nos proporcionaba a los chicos, la ilusión de vivir las aventuras de Tom Mix y su caballo blanco, (no recuerdo su nombre).vivíamos de lleno el Oeste americano.
William Duncan; con su trineo y los perros, nos trasladaba a los territorios de Alaska, y gozábamos de aquellas maravillosas aventuras, que después, trasladábamos a nuestros juegos infantiles.
¿Quién no se acuerda de Rodolfo Valentino, Ramón Novarro, Douglas Fairbanks, José Mojica etc.? Me refiero a las chicas casaderas, por aquellas fechas.
En la comedia; Búster Keetun, Harold Lloyd, Charles Chaplin. Porque el Gordo y el Flaco, eran ya de la época del Teatro Cervantes. Como lo fue la famosa etapa de películas de Fu-Manchú. Ya en esa época la imagen empezaba a influir en las mentes infantiles.
Volvamos a los titeres, porque estos fueron los precursores del teatro en plena calle. A ellos tenemos que agradecerle todos aquellos ratos de diversión, en una villa que carecia del más mínimo entretenimiento.
Yo no sé como se enteraban, porque antes de empezar la función, se...Leer la continuación
Escrito por Enrique Lago Cid •   Agregar un comentario   3 comentarios
 
A menciña popular en Galicia
rss feed
Antes, os médicos, á parte de seren poucos, eran caros, e as mediciñas máis aínda. De aí que a xente, especialmente a que vivía do campo ou do mar, para pequenos problemas de saúde recurrira á mediciña tadicional. Se o asunto era de ósos íase ao compoñedor, que era experto na materia, pero se eran problemas máis correntes, calqueira vello, da casa ou veciño, sabía como arranxalos. Vexamos algúns casos: Cando se tiña o ventre relaxado tomábanse unhas infusións feitas coa herba chamada cencibre. Si se tiñan lombrigas, parásito moi habitual nos nenos, por estar todo o día a xogar coa terra, tomábanse infusións de ruda. Se a ún atacáballe a “negra” (especie de bocha de cor moura e que daba moita dor), facíase un empasto de herba de San Pedro cun pouco de aceite e aplicábase sobre a bocha, cunha pequena vendaxe. Si a “negra” atacaba nunha axila, poñíaselle pelexa de unto cun pouco de mel, e ás 24 horas reventaba. A infusiión de Herba Luisa era para a dor de estómago. A cocedura de ruda dábaselle ás preñadas, para que pariran pronto e sin moita dor. Para unha dor mala ou unha friaxe en calqueira parte do corpo, collíase relón do millo, fervíase e aplicábase como cataplasma, ben quente, na zoa af...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rey Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Mis recuerdos de la fiesta de Sta. Rita.
rss feed
En el convento de las Madres Agustinas de clausura, se rinde culto a la santa de Casia, santa que cuenta con un gran número de devotos en toda la provincia de Pontevedra. De San Cibrán a Santa Rita, tres días van. Después de la fiesta de los mayos, esperábamos con ilusión la de Santa Rita, porque en ella podíamos disfrutar de muchas atracciones que solamente hacían su presencia en dicha fiesta y en la de San Roque. Además cuando el tiempo era bueno gozábamos del primer día de playa. Ese día saltábamos de cama sin necesitad de que mi madre nos tirara de la ropa. En las calles del Castro y alrededores, la banda de música municipal y los gaiteros, hacia llegar los acordes de los pasacalles a las camas de los remolones. Nos levantábamos temprano con la ilusión de curiosear entre los devotos que acudían a agradecer a la Santa, los favores que por su intercesión el Señor, les había otorgado. Después de pasar el puente, entre los dos cubos, había un camino en cuesta que nos conducía a la entrada del convento. El borde izquierdo de dicho camino lo ocupaba una zarza que por estas fechas se cubría de rosas silvestres que emanaban un agradable aroma. Mi madre nos daba dinero para comprar las famosas rosquillas con la condición de traerle un ramo de estas rosas silvestres. Este encargo de mi madre, se repetía año tras año mientras las zarzas no fueron arrancadas del camino al Convento. Cuando se restauraron los cubos, se acondicionó el camino, dotándolo de unas escales de piedra. Durante la mañana, las calles de la villa eran amenizadas por los sones de la banda de música mu...Leer la continuación
Escrito por Enrique Lago Cid •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
O testamento do Burro de Faxilde - Tradicións
rss feed
Atentos, señores, a este papel roto,que morreu a burra de Juán, O Piloto. E Juán, O Piloto, choraba por ela: adiós, miña burra, miña burra vella. E quen a enterrou: foi o sancristán, co sacho no cú, coa vela na man. Anque en toda a península, e boa parte de Europa, celébrase o “enterro da sardiña” como remate do entroido e chegada da Corentena, esta é unha moda relativamente recente. En Galicia o que se facía, e aínda se fai nalgúns concellos, son o “Testamento do galo” ou “Testamento do burro”. Celébrase o martes pola tarde e, en liñas xerais, a festa consiste nunha procesión profana no que un boneco (que representa o espíritu do entroido), é transportado por un burro até un sitio máis ou menos cercano, marcado pola tradición, e alí, un paisano simpático e inxeñoso vai repartindo, simbólicamente, as partes do burro antre os parroquianos: a un que estea mal da vista, danlle os ollos; a outro o pelexo para facer unha manta; ao que ten a muller mandona, os cornos; ás rapazas casadeiras ou algunha viuva de bo catar,….o rabo; e así con tódalas partes do pobre animal. Ao final quéimase o boneco e remata a festa coa foliada do gaiteiro local ou de alguén que saiba tocar a frauta ou a pandeireta. En Vilagarcía este costume perviveu até o ano 1969, no lugar de Faxilde,… que son eles bos...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rey Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
El Magosto
rss feed
La primera vez que asistí a una de estas fiestas, típicamente gallegas, fue atendiendo a la invitación de un compañero de trabajo. No voy a mencionar la aldea ni la persona que tuvo la gentileza de invitarme; me limitaré a relatar los hechos. Después de cumplir con nuestra jornada de trabajo nos pusimos en camino hacia la aldea X. Serian sobre las seis y media de la tarde; con buen ánimo y humor, estaríamos en nuestro destino, alrededor de las siete. El magosto o magusto es fiesta otoñal. Aunque de fecha variable entre las distintas parroquias de Galicia, predomina su celebración en dos días: el once de noviembre o San Martiño, y el día de Todos los Santos. Es principalmente diversión de juventud, pero toman parte también en ella los casados y ancianos. Consiste en reunirse la juventud en el campo o monte, en un camino al aire, o en la casa de un vecino en que la lareira estuviera instalada en un amplio bajo. El foco de la fiesta es asar las castañas y comerlas con abundante vino. Cuando llegamos la fogata o cachada, estaba encendida y las llamas iluminaban un gran círculo a su alrededor expandiendo un calor agradable. Una pandilla de chicos y chicas…juntan dinero, compran licor y castañas y vinos y hacen como una merienda –pan de trigo, queso, castañas y “chirlan” (vino local). El magosto al que asistí, además de las castañas, primero asaron sardinas, expandiéndose el olor por toda la aldea, después un grupo de los concurrentes, se dedicaron a darle un corte a las castañas y en unas calderetas de lata las arrimaron a la hoguera para asarlas. Así como las sardinas no presentaban muy buen aspecto por estar algo quemadas exteriormente, las castañas estaban deliciosas y dimos b...Leer la continuación
Escrito por Enrique Lago Cid •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A festa dos Maios no Concello de Vilagarcía - Parte II - Tradicións
rss feed
A DANZA DE PAUS Cada un dos rapaces que acompañades o maio debedes levar un par de paus, duns 35 - 40 cms. de longo e, a ser posible, que sexan de madeiras ben secas, para que teñan boa sonoridade. Estes paus farédelos soar golpeándoos un contra o outro, de forma acompasada e marcando ben o ritmo cando se canta o ritornello; ou sexa, cando se repiten polo coro os dous últimos versos de cada copla. Todos os rapaces que acompañan ao maio cos paus teñen que ir andando en roda arredor do maio mentres dure toda a canción. Este costume non é ningunha moda nin capricho, senón que se trata dunha danza de paus que, aínqa que moi sinxela, é moi antiga, e non debemos deixar que se perda. Na nosa vila tamén é tradicional (e o único caso en Galicia) substituír os paus por un par de cunchas de vieira, co cal auméntase a sonoridade. Cada copliña do maio é cantada por un só rapaz ou rapaza, e logo todo o coro repite os dous últimos versos acompañados polos paus. Pero ante todo debemos ter en conta que a música coa que se cantan as coplas é invariable, marcada pola tradición desde moi antigo, aínda que se pode adaptar dependendo do número de sílabas que teñan os versos de cada copla. Aquí vos poñemos uns exemplos de adaptación da música á cantiga: A MÚSICA DOS MAIOS EN VlLAGARCÍ...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   1 comentarios
 
Consagración de nuestra ciudad al Corazón de Jesús.
rss feed
El 31 de mayo de 1919, S.M el rey D.Alfonso XIII, con su gobierno en pleno, en el Cerro de los Ángeles (Madrid) , realiza la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús en toda España. En Vilagarcía, y presididos por el Sr. Alcalde D.Valentín Viqueira Torrente, celebran Sesión Ordinaria el 28 de junio de 1920, los sres. concejales: Serafín Ameijeiras, José Portela, Juan Oubiña, Francisco Villaverde, Sr. Maquieira, Benigno Cardalda, Manuel Miguéns, Manuel Guillén, Sr. LLovo, Daniel Poyán y Sr. Somoza. Luego de la aprobación de diversos puntos del orden del día, el Sr. Oubiña lee una moción en la que dice: -“Haciéndome intérprete de la inmensa mayoría del vecindario de este municipio, propongo a la corporación que consagre el pueblo al Corazón de Jesús, entronizando su Sagrada Imagen, con toda solemnidad, en lugar preferente del salón de actos de esta Casa Consistorial; que para ello me ha ofrecido un cuadro la Junta de Señoras Celadoras y Señores Celadores del Apostolado de la Oración , pidiendo, además su cooperación para el mayor esplendor del acto, haciendo coincidir éste con la procesión anual de la Asociación que dirigen, trayéndola hasta esta consistorial…” Interviene, seguidamente, el Sr. Villaverde, que dice: - “ No me opongo a la Consagración, ni a la entronización del Sagrado Corazón de Jesús, como católico que soy, pero sí me opongo, por esta misma razón, a que se le coloque en el salón de sesiones el cuadro de su imagen, porque habrá de ver y oír cosas bien poco edificantes…” Esta circunstancia provocó que se efectuase, seguidamente, una votación nominal....Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
San Roque e o famoso pasodoble "Triunfo"
rss feed
Xa é tradicional que o traslado que se fai da imaxe de San Roque, padroeiro de Vilagarcía, desde a igrexa parroquial de Santa Baia de Arealonga ata a súa capela, situada no barrio homónimo, se faga aos acordes do pasodoble Triunfo composto por F. Poppi, según nos comentou o actual director da banda de Vilagarcía. Pero ¿ De cando arrinca tal costume?. De novo imos a abusar da confianza do noso conveciño Pepe Prego Carregal e copiarlle textualmente o que él ten escrito ao respecto. “ Como resultado da acreditada devoción polo santo de Montpellier por parte dos traballadores do porto, moi especialmente polos tripulantes das gabarras, que eran unas embarcacións de moito porte e pouco calado sen outra propulsión que o remolque a remos que os consignatarios empregaban como feeders e nas que levaban e collían as mercadorías ao costado dos buques que por falta de peiraos fondeaban na bahía, acabaron os gabarreiros por ter a exclusiva que se foi polarizando de xeito que os levadores eran todos membros da familia Abuín. Para facer esta laboura ían vestidos con camisa e pantalón branco, cinguíndose o van cunha faixa bermella. Outro costume institucionalizado foi o de que a banda de música interpretase o pasodoble TRIUNFO nesa procesión cívica que se forma para levar ao santo desde a Igrexa Parroquial ata a capela de San Roque desde onde, pola tarde, vai saír a procesión relixiosa. Con ocasión de que acababa de facerse cargo da banda de música Don Marcelo no ano 1953, estaban os músicos diante da igrexa Parroquial a espera de que...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
Os Galos Ingleses
rss feed

Os Galos Ingleses

16/02/2015 18:28:29
É moi corrente que os pobos da nosa rexión teñan alcume de seu. Nas zonas máis próximas a Vilagarcía podemos identificar pobos e aldeas polos seus brasóns. Exemplos: caliveras, afogacristos, viquingos, mecos, repoleiros, ceboleiros, os da terra das burras, peixeiros, etc.; e todo esto sen saír da nosa comarca. En Vilagarcía capital, a falla de un, temos catro sobrenomes: caganacuncha, famentos, pajilleros e ingleses. O de caganacuncha é unha maneira de chamarnos "señoritos". Cando nas casas a penas había cuartos de baño, o corrente era ter que ir á corte a facer as necesidades. Os da vila eramos tan finos e facíamos tan pouquiño que collía nunha cuncha. O alcume de famentos puxéronnolo as mulleres que dende Cuntis, Caldas, Lalín, A Estrada... viñan tomar os baños de mar durante unha tempada. Adoitaban parar nalgunha pensión do Castro ou A Mariña. Para non gastar moito durante a súa estadía na vila facíanse elas mesmas de xantar, polo que traían xamón "da casa", chourizos, patacas e demais compango, co cal, xa viñan mantidas, alcume que lle dabamos os da vila, e elas, pola contra, chamábannos famentos. "Pajilleros" era o alcume que nos daban aos do pobo a xente dos arredores, pois o sombreiro de "pajilla" foi prenda usada a cotío na vila dende finais do século XIX ata ben entrado o XX. Esta "pajilla" era complemento indispensable do traxe masculino da xente "ben"....Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A festa dos Maios no Concello de Vilagarcía - Parte I - Tradicións
rss feed
O que en etnografía se chama "ciclo de maio" son unha serie de ritos, cultos e cerimonias moi antigos e de diversa orixe (celta, grega, romana e medievais) que se celebraban por toda Europa arredor das datas próximas ao primeiro de maio.
Pero ¿Cales son os ritos que aínda se conservan ou se conservaron ata fai pouco no noso concello?. Deixando a un lado os "maios" que todos coñecemos e dos que falaremos amplamente un pouquiño máis adiante, en Vilagarcía tamén se facían ou fan as seguintes celebracións con motivo da chegada da primavera Estes cultos e cerimonias tiñan como motivo o celebrar a chegada do bo tempo, así como propiciar boas colleitas e espantar as pragas contra os animais e os maleficios contra a xente. ALUMEA-LO PAN
Aínda quedan na nosa comarca familias campesiñas que fan unha fogueiriña pequena naquelas leiras onde teñen plantado o centeo, o trigo ou o millo, ao tempo que recitan algunha fórmula como esta, para que as espigas crezan ben gordas:

Alumea pan,
alumea pan,
pola noite
e pola mañán;
cada espiguiña
o seu toledán. Válate María e válate San Xoán. BENDICIÓN DOS CAMPOS.
Antes en todas as casas había unha botella con auga bendita, que se collía na igrexa durante a Semana de Paixón, e tamén un ramo de loureiro ou de oliveira que se levara a bendicir o Domingo de Ramos. Con esta auga e co ramo, a xeito de hisopo, íanse bendicindo todas as leiras da casa para...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
As Palilleiras de Vilagarcía, tradicións
rss feed
Desde a fundación da nosa vila e durante varios séculos a economía xirou arredor da pesca e da terra. Fóra destas actividades primarias, a industria que ocupaba á meirande parte da poboación activa era a do tecido e os seus derivados. Pola enquisa mandada facer polo Marqués de la Ensenada, no ano 1752, sabemos que en Vilagarcía había os seguintes veciños relacionados con esta actividade: "dez palilleiras, dez xastres, seis tecedores, dúas tecedeiras, cinco costureiras e unha calceteira". A actividade das palilleiras -mulleres que se dedican á manufactura de encaixes de palillos- está estendida por toda a franxa atlántica de Europa e tamén nalgúns puntos do Mediterráneo. En Galicia asociámola a Camariñas e arredores, por ser onde mellor se conservou esta arte e onde, tamén compre dicilo, mellor se promoveu, pero en todos os portos de mar da nosa comunidade practicouse, nun ou outro momento, esta actividade, ben como dedicación completa ben coma complemento da economía familiar. En Vilagarcía, como vimos, xa temos constancia da existencia de palilleiras dende o século XVIII, e aínda viven mulleres que, cando mozas, dedicáronse a esta arte. As mulleres palillaban, principalmente, á porta das casas, por grupos de veciñas, para así mellor pasar o tempo. Unha das zonas na que máis palilleiras se xuntaban era a que actualmente ocupa a Praza do Dr. Carús, nunha calella estreita que ía dende a Praza de...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei Cebral •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A lenda de Sta. Plácida (Rubiáns)
rss feed
Na nosa comarca existen tres santos que gozan dunha grande veneración por conservarse "enteiros" ou incorruptos: o San Fidel de Carril, San Xusto de Bemil e Santa Plácida de Rubiáns. En realidade non se trata de corpos incorruptos ou momificados, aínda que así o parece. O feito obedece a unha moda que se estendeu por toda a cristiandade, cando se descubriron as catacumbas de Roma, de coller os ósos dos santos e cubrilos con pel ou cera para darlles realismo, e desta forma inspirar máis a piedade dos devotos. Na mesma Cidade Eterna había obradoiros especializados que se dedicaban a estes menesteres. Estes santos adoitaban ser regalados polos Papas á xente que lles fixera grandes favores ou coas que se sentíran en débeda, pois de sempre e ata a actualidade, as catacumbas son propiedade do Vaticano. Así pois, o novo propietario dos ósos acudía con eles a un destes obradoiros e alí o preparaban, con distintas técnicas, para darlles un aspecto humano, ao tempo que se lle engadían os atributos que lle viñan dados pola historia ou a tradición. Por exemplo, a San Fidel vestírono de guerreiro, San Xusto é un neno e Santa Plácida unha doncela que leva a palma do martirio. Estas figuras, para a súa mellor conservación exposición ao público, metíanse en furnas de cristal e logo eran depositadas en igrexas ou capelas privadas para a súa veneración. Deste xeito ata ben entrado o XIX repartíronse por toda Europa centos de santos. Os ósos de Santa Plácida exhúmanse nas catacumas romanas de Santa Inés, no ano 1804, e son acomodados nunha figura de pasta. De Ro...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   1 comentarios
 
A Romaría dos "Josefinos"
rss feed
O pazo do Rial é un dos máis emblemáticos de toda Galicia. Está situado na estrada que vai de Vilagarcía a Vilanova. Aínda que as súas orixes parecen datar dun antigo mosteiro medieval, a construción actual é do século XVIII. Diante do pazo atópase unha pequena capela, baixo a advocación de San Xosé Obreiro. Dende a mesma fundación da capela celebrábase non seus contornos unha romaría para honrar ao pai adoptivo de Xesús e nela participaban, de maneira especial, todos os que na parroquia se chamaran Xosé, e máis aínda os carpinteiros, por ser o seu padroeiro. A capela pertencía, por demarcacións eclesiásticas, a San Martiño de Sobrán, é dicir, a Vilaxoán, e eran precisamente os Xosé desta vila, xunto cos de Corón e Galáns, os máis comprometidos nela. Aportaban carlos, sacaban ao santo en procesión, facían as poxas dos qalos, millo, patacas ou o que a xente lles ofrecera, pagaban a cera para alumear ao santo e tamén o aceite para ter acesa a lámpada do altar todo o ano. Pero a parte do que os Xosé aportaran, quen corría coa maioría dos gastos era o Marqués de Aranda e Señor de Rubiáns, propietario do pazo e, polo tanto, da capela. Para el e a súa familia era un día especial, no que convidaban a todos os seus amigos e veciños a participar na festa. E tiña sona en toda a comarca con nome propio: "A festa dos Josefinos". Anque en realidade, a auténtica festa dos "Josefinos" celebrábase en Sobrán, o domingo de Pascua....Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   2 comentarios
 
San Cibrán, abogado do reuma
rss feed
Un dos santos que ten máis sona de milagreiro, no noso concello, é o San Cibrán de Sobradelo, ao cal se lle lai festa todos os anos a principios de xuño. A súa capela achéganse, dende a mañá ata a noite, centos de persoas de toda a comarca para que lles sexa imposto o santo. A xente vai ata o altar e alí Luís, o sancristán, cun pequeno San Cibrán de madeira, tócalles aos devotos na cabeza, peito, brazos e xeonllos, ao tempo que recita a seguinte oración: Santo San Cibrán que nos dea sanidá que nos cure a enfermedá pola virtú que ten o santo avogado na vida e na morte. Amén. Antigamente a festa duraba dous días, pois os devotos que se achegaban buscando remedio aos seus males eran moitos e xa viñan a véspera para poder ser atendidos e tocados polo santo. Co tempo a capela arruinouse e a piques estivo de desaparecer a festa. Foi grazas ao sancristán, e á comisión de festas, presidida por Emilio Jamardo, que a celebración se recuperou hai xa uns cantos anos e a capela foi restaurada. Pero irnos ao miolo ¿,De onde lle ven a San Cibrán isto de curar a reuma?. A historia contóunola, hai anos, a señora Sofía, veciña de Sobradelo, e di así: San Cibrán predicou moito...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Moura da Coca
rss feed
A Laxe é un barrio vello e de antigas tradicións e, polo mesmo, gardián de moitas lendas. Unha das que temos alí recollidas é a do saco de ouro. Pero deixemos que, nesta ocasión, sexa a miña informante, Áurea, a que nos relate a historia. A fonte á que se refire é a Coca, situada entre A Laxe e A Florida. E conta Áurea: Nesa fonte pasaron moitas cousas, había moitas aparicións. Aquel día ía o tío do meu avó á Feira do Vintecinco, alí a Carril. E para chegar canto antes saíu cedo da casa. Inda era de noite. E ao chegar á Coca encontrouse encima da fonte a unha chavala rubia, de melena moi longa e que estaba gardando unhas galiñas. A chavala reguntoulle ao tío do meu avó, que se chamaba Pablo, que para onde ía, e el contestoulle que para a Feira do Vintecinco. E a chavala díxolle: pois si vas alá, tráeme un tarabelo de carballo, porque estas galiñas sempre están a escapar e, como non teño tarabelo no cortello, non dou conta delas. Pero tráemo escondido, que non lle dea o sol, senón non cho quero. E o fulano díxolle: Bueno, e que gano eu con iso?. Pois douche cen pezas de ouro. E o parente do meu avó foise para a feira, pero sen crer en nada. E ao estar no Vintecinco viu a un destes que facían zocos e pediulle un cachiño de madeira, que ben podía servir de tarabelo. E meteuno no bolso. E ao chegar á Coca xa de volta, topou coa fulana, que aínda estaba alí coas galiñas. E preguntoulle ela: ¿Trouxéchesme o tarabelo?. Trouxen. E doullo. E a fulana meteu...Leer la continuación
Escrito por Carlos Rei •   Agregar un comentario   1 comentarios
 
 

FESTAS, LENDAS E TRADICIÓNS

 
Vign_Sin_titulo
RACIMOS DE ALEGRÍA
 Por Aquilino Iglesia Alvariño
Diario La Noche – 15 de Agosto de 1957
 
Prometí, no se a quien, escribir un artículo con motivo de las fiestas de Villagarcía y quiero cumplir mi palabra. Por eso mismo, porque no es frecuente cumplir una palabra comprometida entre sonrisas por una lengua en exceso lubricada, por eso mismo digo, es tan bonito presumir de fidelidad a la palabra empeñada. 
No hay, desde luego, virtud ninguna en el cumplimiento de mi promesa. De suponerla, quizá mi palabra quedara en el aire melancólico de las promesas. Si la cumplo es por esa buena razón que se tiene para hacer una cosa, cuando no se sabe por qué se hace, que es cuando se hace con corazón.
Quizá me impulsaran a ello mis años de Villagarciano y quizás también el ejemplo de fidelidad a una promesa que nos da Villagarcía y otras muchas villas gallegas al celebrar la fiesta de S. Roque, fidelidad que tiene mucho de ola renovada y luna nueva que no falla nunca.
La peste era en Villagarcía como en Vivero o Betanzos, un personaje con el que había que contar de tiempo en tiempo. Hay plagas periódicas e inevitables con las que se cuenta a diario como las del campo, que nos persiguen a cada hora y con las que cuenta siempre, al segar el trigo y al matar en cerdo, al cruzar la calle , al abrir la boca y al tomar aire.
Estas no llegan a ser personajes. Uno se acostumbra a soportarlas cuando no es suficientemente hábil para esquivarlas. Sin ellas no existiría este juego encantador con que nos divertimos y sin el que sobrevendría la pesadez estéril de un vivir tranquilo que no parece deseable y que afortunadamente nadie nos ofrece.
La peste es otra cosa. Tiene un origen desconocido y viene de lo desconocido también. Llega por el mar y por el aire con los calores del verano y del otoño. Inficiona todos los dones de Dios, el pan y el agua en primer lugar , subiendo por las venas como una llama que funde los huesos.
El joven Virgilio creía que era la pálida Tisifone en persona, la más terrible de la furias, vengadora de asesinos, que saliendo al sol de las tenebrosas aguas de la Estigia, sacaba a pastar la peste y el miedo.
No es preciso imaginar lo que ocurría al aproximarse el terrible rebaño de Tisifone a Villagarcía, a Nápoles o Florencia. Todo el mundo tiene un rincón oscuro en el alma en el que es fácil contemplar este miedo antiguo que no abandona a los hombres.
Lo que no comprendo fácilmente es por qué en ese momento acudió Villagarcía y tantos otros pueblos a S. Roque, un peregrino apestado de la tierra de los trovadores. Quiero suponer que fue por el hecho de que entre los dones de la peste arrebata, el primero es el de la alegría. Si ello es así, los patrones de los gremios de Villagarcía estuvieron acertados. San Roque, un Job del siglo XIII, hijo de la alegría de un país de viñas y canciones, caído en la tristeza de su mal y renacido en la fiesta perdurable que el alma anhela, es el protector ideal de los corazones tristes . San Roque con Santa María.
En pago de su protección yo no sé que le ofrecieron. Pero a juzgar por lo que veo, que es una tendencia vieja que quiero que se me disculpe, no fueron grandes penitencias, que no tendrían sentido después de salir de una peste.
Las ofrendas de que tengo noticias fueron más bien de alegría; de gaiteros perpetuos y coro de danzantes que pagaban los cabildos, gremios y concejos, o que cantaban y bailaban por devoción, que es lo estupendísimo y macanudo.
Si por su rareza valoramos los dones del corazón como los de la tierra, la ofrenda del gozo y la alegría tiene que ser la más valiosa que el hombre puede ofrecer, tan rara es ella.
Esto se olvida algunas veces. Hace años comenté la desaparición del último juglar de Santa María, que lo fue Coruxeiras en tierras de Mondoñedo, que tocó de gracia en las fiestas de S. Roque de los Molinos desde que pudo con la gaita al hombro. Lo hice con tristeza. Su plaza de gaiteiro de coro se había amortizado con él.
Hoy constato con gozo el mantenimiento en Villagarcía y otras villas de Galicia de la ofrenda de alegría que hace tantos años acordaron a S. Roque “Pelegrino”.
No es fácil mantener la palabra dada. Quizá no haya mucha virtud en mantenerla cuando se mantiene  mi motivo de muy grave represión cuando se falta a ella. San Martín Dumiense era muy tolerante sobre este punto, tal vez demasiado, y los gallegos que nos habíamos olvidado de Santiago, fuimos evangelizados de nuevo por S. Martín. De todas maneras es bello cumplir lo prometido aunque sea ligando en la promesa lo que es anhelo espontáneo del corazón y que no puede fallar.
Siempre me conmovió vivamente la alegría “Evítense los tristes, las almas del mal ángel”, decía Séneca, no antes para mí de que yo lo pensara. Pero ninguna tanto la alegría de las fiestas de S. Roque renacida año tras año de una oscura ola soturna de miedo. Es algría que canta en los ojos que vieron la muerte y que en las aldeas se simboliza en el primer racimo del año. Ligeramente pintado, se lo prendes a S. Roque en los dedos, mutilados por el mal tiempo , que no tiene cura. Se lo prenden en las manos que sostienen la fresca “Cabaza” y el bordón. Cuando sale alrededor de la iglesia en procesión , el racimo nuevo de la alegría se mece suavemente, pleno de gozo, como una cabellera de rizos de oro, como un ejemplar de abejas de oro, un racimo de alegría.
 
 
Vign_ROQUE
 San Roque: su devenir histórico y las Fiestas Patronales de Vilagarcía
 
 
San Roque, Conde de Montpellier, caminó por el mundo en época medieval en un momento en que se abandonó la higiene y la cultura física que tenía por objetivo resaltar la belleza y la perfección física del cuerpo legado de Grecia y que los romanos difundieron por el mundo en aquel entonces , abandonándose los gimnasios y balnearios y teniéndose que crear , como consecuencia, hospitales , lazaretos y leproserías  para aliviar las tremendas y desagradables enfermedades que las guerras, peregrinaciones masivas y la casi total ausencia de aseo.
Roque de Montpellier, renunciando a todo el bienestar que su posición le brindaba, se dedicó con todo afán y abnegación a combatir la peste y a asistir a los enfermos, proporcionándoles todo alivio posible. Así, su prestigio como milagrero se extendió por todo el mundo cristiano y la fe popular lo hizo santo mucho antes de consagrarlo la Iglesia.
Fue corto su vivir, 1295 a 1327. Contaba pues 32 años de edad en el momento de su fallecimiento. 
Durante la celebración del Concilio Ecuménico de Constanza (1414-1418), con motivo del Cisma de Occidente, se produjo una epidemia de peste en aquélla ciudad.  Los Padres Conciliadores,  dispusieron  rogativas  y procesiones en honor del Santo. La epidemia cesó con rapidez y se acrecentó la fama de San Roque como médico divino y abogado contra la peste y los males extraños, extendiéndose su culto por todas las feligresías.
La devoción a San Roque en Galicia se inicia en 1558, cuando dos soldados componentes del ejército de Carlos V llegaron a Lugo y eran portadores del “tabardillo maligno” (tifus). La mortandad por contagio fue tal que, casas enteras eran cementerios de cadáveres que tenían que pasar varios días sin enterrar. Con lo cual el contagio aumentaba enormemente. De aquí nace la  devoción a San Roque. 
En nuestra ciudad nace la Cofradía de San Roque en 1698, estando todavía sin rematar las obras de la iglesia parroquial, que finalizaron en 1702; por lo cual, la mencionada Cofradía actuaba en la capilla que dio nombre al barrio de San Roque, que bajo la advocación de este santo, se construyó en 1676 como dependencia de la casa denominada “Pazo de Martelo”, situado frente a la capilla actual, y que habían construido los herederos de   D. Pedro de Navia y Osorio, abad de Baión, Canónigo de Santiago y apoderado de confianza del Arzobispo D. Fernando de Andrade y Sotomayor, fundador del Convento de Vista Alegre.
Una vez que finalizaron las obras der construcción del templo actual, la recientemente creada Cofradía trasladó su quehacer a la nueva iglesia, abandonando –aunque no del todo- la antigua capilla. De este abandono da idea el comentario del representante arzobispal en su visita, que tuvo lugar el 24 de agosto de 1725, en el que dice:…”que en la capilla de San Roque se ponga el santo nuevo, que dicen que tienen, enterrando el expuesto…”
Así fue cumplido el mandato, pero se construyó una nueva imagen, -además de la de la capilla- que se instaló en la nueva iglesia parroquial, y que fue venerada hasta el año 1840, en que la Cofradía de San Roque constituida por el gremio de trabajadores del mar, con los fondos propios y donativos de personas devotas, adquirió la imagen que hoy se venera y a la que, por no resultar una obra maestra, se le cambió la cabeza –por  la que tiene en la actualidad- en 1873. Los festejos en los primeros años, consistían en un novenario en la capilla del Barrio de San Roque  a donde se trasladaba la nueva imagen, romería en la robleda de Marxión , verbena en el barrio, con iluminación de farolillos, misa solemne, procesión y mucho fuego, del que derivó el clásico COMBATE NAVAL.
La primera vez que se realizó este simulacro fue en 1866, en la zona de Las Barreiras, lugar donde se hallaba el hoy desaparecido Colegio León XIII, entre una fragata, la Numancia y un castillo instalado en tierra. Parodiando al ataque al Callao (Perú) por Méndez Núñez, y que había tenido lugar el 2 de mayo de ese mismo año de 1866. A partir de entonces se celebró el simulacro año tras año. Al final, y como colofón de las fiestas, se lanzaba un globo de “colosales dimensiones”, construido por la gente joven, desde el atrio de la iglesia, al grito de: ¡Corta!.
En el año 1883, la Cofradía del Santo, se disuelve y proponen al Ayuntamiento la adquisición de todas sus pertenencias (imagen, estandarte, etc…) y en sesión celebrada el 7 de junio de ese mismo año, bajo la presidencia del alcalde D. Francisco Ravella, el pleno municipal acuerda acceder a la petición de la Cofradía adquiriendo sus pertenencias y nombrando una comisión con apoyo económico, para que las fiestas continuasen celebrándose.
El gremio de gabarreros continuó, por su parte, constituyendo el fondo limosnero de San Roque , que invertían en fuego de aire para quemar en la parada, al paso de la procesión por la Alameda.
En 1884, la Corporación Municipal, comandada por el alcalde Ravella , decide declarar a San Roque Patrón de la Ciudad, tomando un impulso definitivo sus fiestas.
Como a partir de entonces los festejos se habían desplazado hacia la Alameda y el muelle, los vecinos del Barrio de San Roque en 1894, solicitaron, y obtuvieron, que las “vísperas”  se celebraran en su barrio. La atracción y colofón final siguió siendo el COMBATE NAVAL. 
En 1902, se acordó encargar al pirotécnico Valladares la fabricación del famoso Combate y, como novedad, se introdujeron los fuegos acuáticos. El alarde consistía en una lancha artillada atacando un castillo emplazado en el arenal. Se suprime el globo que se lanzaba desde atrio de la iglesia.
En 1907, se introduce una innovación en el simulacro del Combate. Consistió en dos escuadras enemigas: una asomaba por El Castro y la otra salía a su encuentro desde la punta del muelle, para batirse en cuanto ambas se hallasen a tiro. Simulaban el combate del Port-Artur, entre rusos y japoneses. 
La modalidad de las naves atacando al castillo es lo que pervive y que, año tras año -desde 1919- realizó en famosísimo (y premiadísimo es esta profesión), pirotécnico escultor de fuegos artificiales  Emilio Valladares, hasta el año 1959, ya que en la calurosísima tarde del 16 de junio de 1960, y en compañía de su familia, se hallaban preparando la edición del combate de ese año, una tremenda explosión acabó para siempre con su vida y con la de casi todos los miembros de su familia, poniendo así, drásticamente, punto y final a su vida y a su obra.
El combate fue suspendido en los años de la Guerra Civil, reiniciándose en agosto de 1940, por la Comisión de Fiestas que comandaba Elías Penide López, que  pese a tener poco dinero  -unas 60.000 pts.- hablaron con el Sr. Valladares y el combate se celebró.
El castillo que se quemaba llegó a tener 600 metros cuadrados y ya en el año 1929 costaba 4.000 pts. y los fuegos surtidos 2.500 pts.
Actualmente sigue atrayendo este espectáculo a miles de personas.
Esta “fiesta de fuego hecho arte” hizo exclamar al gran poeta, y director del desaparecido Colegio León XIII,  Aquilino Iglesia Alvariño: “Es un gran incendio de colores que las olas van multiplicando hasta La Puebla y Ribeira”.

Autor : Manuel Suárez Fuentes

 
Vign_santa
 
 Historia de la italiana Rita Mancini Ferri “Santa Rita”, Villagarciana de adopción
 
En la región italiana de Umbría, célebre por la fertilidad de sus campos y la hermosura de sus valles, en una aldea llamada Rocca Porrena, a tan sólo diez km. de Casia, nace en mayo de 1381, Rita Mancini Ferri, que sería, al paso de los años, virtuosa adolescente, sumisa y cariñosa esposa, madre ejemplar, sufrida viuda y religiosa modelo. 
Fue hija única del matrimonio formado por Antonio Mancini y Amada Ferri, que la tuvieron a edad muy avanzada, causando por esta circunstancia, su nacimiento, admiración y alegría entre sus convecinos. Con respecto a su nombre, os diré que no se conocía con anterioridad, siendo ella la primera así llamada y la tradición y la fe cristiana nos dicen que fue puesto por inspiración divina. 
En su adolescencia se dedica al estudio y la oración, ocupaciones a las que quiere dedicarse como religiosa. Sin embargo, el tiempo pasa y contrae matrimonio con un joven perteneciente a la nobleza de Casia, llamado Pablo Fernando, de carácter brusco e irascible que la maltrata continuamente. Logra Rita, con su educación, bondad y cariño y sobre todo con enorme paciencia y resignación, cambiar el carácter de su marido, dándole dos hijos, varones llamados: Juan Santiago y Pablo María. 
Muerto asesinado su marido, pide a sus hijos que alejen de sus mentes la idea de venganza. Antes morir que matar, es su consigna. Enferman estos y fallecen, víctimas de la peste negra que invadía Europa desde 1338. 
Al morir ahora sus hijos, queda sola en el mundo dedicándose por entero a la caridad y a la oración. Renace en ella su vieja pretensión de consagrarse a Dios y se presenta en el convento de Agustinas de Santa María Magdalena de Casia, en donde, tras tres negativas, es aceptada, entrando a formar parte de aquella comunidad en el año 1413, cuando contaba 32 años de edad. 
Su vida como religiosa fue en todo momento ejemplar. Según el historiador y biógrafo de Umbría. Jacobilli, durante los 44 años que pasó como religiosa, tuvieron lugar hechos prodigiosos, la estigmatización de su frente, el brote de rosas en el helado invierno, etc. 
Falleció en olor de santidad, tras cuatro años de enfermedad, el 22 de mayo de 1454 a los 76 años de edad. 
Todos aquellos hechos prodigiosos y los favores obtenidos por los fieles que solicitaron su intercesión dan a Rita gran renombre y devoción, mucho antes de su beatificación, que tiene lugar en 1900 canonizada por el Papa León XIII. 
Llega su devoción a Villagarcía al construirse y habilitarse la Iglesia-Convento de Vista Alegre por orden del ilustre villagarciano D. Femando de Andrade y Sotomayor, por aquel entonces arzobispo de Santiago. La primera comunidad de religiosas Agustinas que aquí se establecen como fundadoras, procedían del Convento de San José de Villafranca del Bierzo (León) y la componían las religiosas siguientes: como priora, la madre Juana de San Miguel y para los demás oficios las madres Mariana de San José, Inés de la Concepción, Ana de Santa Teresa y Juana de San Benito, que llegan el día de San Juan, 24 de junio de 1652, encerrándose en la clausura ese mismo día. Con ellas traen una imagen de Rita de Casia, que todavía se conserva, acudiendo los fieles a ella buscando su intercesión. La imagen está en el altar, fue donación de una piadosa señora, que ingresó como religiosa en el convento y en él falleció en la segunda mitad del S. XIX y que se conocía como madre Santa Rita. La imagen que sale en procesión fue comprada por la comunidad, con los donativos de los devotos a finales del S. XIX. 
Se celebraba hasta 1913 una novena en honor de la santa, pero un hecho fortuito va a engrandecer y magnificar su culto a partir de este año. Era dueño por aquel entonces, de la parte del palacio que hoy ocupa el colegio Filipense, D. Antolín García, casado con Dña. Carmen Fernández, hija de un rico-hombre llamado D. José Fernández, que era propietario de minas de plata en México y amigo íntimo del presidente de aquel país D. Victoriano Huerta. Invita el matrimonio García-Fernández, al joven hijo del presidente, a pasar una temporada en Villagarcía, pero cuando el barco que lo traía llega a Barcelona, enferma gravemente temiéndose por su vida. El matrimonio villagarciano, lo encomienda a Santa Rita y el joven se cura de su gravísima dolencia. 
En agradecimiento, Antolín García ordena magnificar el día de Santa Rita con misas solemnes, corriendo él con todos los gastos. Al año siguiente es el propio Antolín el que enferma gravemente y su esposa y familiares piden a la santa por su restablecimiento, cosa que se produce en unos pocos días. Ante esta milagrosa curación, la familia de García-Fernández, regala al convento, un altar portátil de madera tallada para la santa, el hábito para la imagen que sale en procesión y la peana-anda, también de madera tallada, sobre la que se saca la imagen. Ordenan se digan misas todo el día de la festividad y se establece el 22 de mayo una fiesta romería con músicas y baile en las calles. 
Esta romería gozó desde entonces de gran fama en toda la región, acudiendo gentes de todos lados, con toda clase de peticiones a la Abogada de los imposibles, a Santa Rita de Villagarcía. 
La devoción popular hizo así, a Rita Mancini Ferri, Santa Rita, villagarciana de Adopción.

Por Manuel Suárez Fuentes

 
Vign_IMG_0002_copia
 UN ANTROIDO EN CARRIL NOS ANOS 30

 

Dende os primeiros anos do século XX e até a chegada da Guerra Civil, as sociedades recreativas de Vilagarcía destacaban pola celebración dos carnavais, e en especial a Sociedade Recreativa Liceo, que tivo, durante moitos anos unha grande sona polos bailes, representacións teatrais e "apropósitos", animados polos autores Ricardo Llrioste, Manuel Rey Posse e Xoán Buhigas. Pero no municipio había outra sociedade que rivalizaba co Liceo nestas lides: O Gato Negro de Carril.
O Gato Negro preparaba todos os anos un “apropósito" carnavalesco que tiña como tema os acontecementos locais e no que os actores afeccionados da sociedade daban vida aos tipos máis representativos, pintorescos ou estrafalarios da sociedade carrilexa. Por desgraza os arquivos do "Gato", polo menos no concernente a este tema, perdéronse, pero nós logramos rescatar, oralmente, unha escena dun "apropósito" cantado nos anos trinta. As nosas informantes foron a mestra Dona Concha, viúva de don Jesús Garrido, quen fora director do León XIII, e unha veciña súa chamada Maruxa. A gravación realizámola no ano 1983.
Nesta canción dramatizada interveñen tres personaxes disfrazados de peixes: a lorcha, a faneca e o congro. Tanto os nomes propios, como os alcumes que se mencionan, coma os nomes dos barcos, eran reais.
 
LORCHA-    Soy de las lorchas la más castiza que el mar creó. 
FANEGA-    De las fanecas soy la más chula que el mar pisó. 
CONGRIO-  Yo soy el congrio, fuerte y valiente cual tiburón. 
LORCHA-    Pero te pescan... 
FANEGA-    Y descuartizan... 
CONGRIO-  !Teneis razón! 
LORCHA-    Cuando me pesca señor Santiago iPobre de mi! 
FANEGA-    !Ay! No hableis de eso, que siento un peso atróz aquí. 
CONGRIO-  Yo sólo temo a Feliciano con el ladrón. 
LORCHA-    !Ay! No lo nombres... 
FANEGA-     Ni a mi me asombres... 
CONGRIO-  !Tenéis razón! 
LORCHA-    El Feliciano, tiene una mano...!Válgame Dios! 
FANEGA-    De las miñocas, la de su anzuelo es la mejor. 
CONGRIO- El nos engaña y nos apaña como un traidor. 
LORCHA-   !Quien a él pescara!... 
FANEGA-    !En las mismas aguas!... 
CONGRIO- !Tenéis razón! 
LORCHA-    Yo cuando veo que La Giralda se hace al mar 
FANEGA-    Con el Arete y el Roleiro para pescar... 
CONGRIO- Mucho me río cuando el Arete vira el timón 
LORCHA-,   Y entusiasmado 
FANEGA-    El Roleiro al lado... 
CONGRIO-  !Tenéis razón! 
LORCHA-    Una mañana a nuestras piedras los vi venir... 
FANEGA-    Y huyeron todos los compatriotas que había allí... 
CONGRIO- Menos un bello y un peíxe sapo, que era un guasón... 
LORCHA-    Y los cazaron... 
FANEGA-    Y los paparon... 
CONGRIO- iTenéis razón! 
LORCHA-   Al Dios Neptuno hoy le pedimos su protección... 
FANEGA-    Contra piratas y pescadores de esta región... 
CONGRIO- Si no hacen caso, que los castiguen sin compasión... 
TODOS-      !Y que los maten, aunque ello sea con un cañón!
 
 
Vign_Cabezudos_1975

AS PAMPÓNIGAS DE VILAGARCÍA

En Vilagarcía cidade, que se recorde (pois non existe documentación escrita sobre a súa compra, encarga, construtores, etc.), houbo unha comparsa de sete xigantes: unha parella de xitanos, outra de etíopes, outra de mouros e un "guardia". Tanto a parella de etíopes como o garda desapareceron antes da Guerra Civil e nada podemos dicir deles, por non se conservar material fotográfico. As parellas de mouros e xitanos seguiron saíndo ata principios dos oitenta, nos que un incendio acabou con eles. A parella de Mouros non tiña grande interese, por ser de fabricación en serie, seguramente procedentes de Zaragoza ou Cataluña. Non así a parella de xitanos, que semellaba de fabricación artesanal. Eran estes os que máis medo metían aos rapaces, especialmente o xitano, con longas patillas e unha enorme navalla na man que, cando o portador o facía danzar e dar voltas, a faca voaba por riba das cabezas dos espectadores. Estas dúas parellas foran restauradas, en certa ocasión, polo artista Rivas Briones. A comparsa saía o día 16 de agosto, festa do patrón da vila, San Roque, e ía acompañada dun grupo numeroso duns vinte cabezudos comprados nos anos 60. O acompañamento musical estaba composto por tres gaiteiros (gaita, caixa e bombo), os cales interpretaban para o pasarrúas un pasodobre chamado "A Diana", que os cabezudos bailaban colléndose das mans, por parellas, e dando uns pasos para diante e outros para atrás e facendo varios cruces e intercambios, collidos polo cóbado. Os xigantes bailaban calquera xota ou muiñeira, con pasos acordados de antemán entre os portadores.Despois de percorreren toda a vila, ás doce menos cuarto do mediodía tiñan que estar fronte ao adro da parroquial de Santa Baia, expostos para que os puidesen ver e tocar os rapaces, e preparados para acompañar a singular procesión que trasladaba ao santo dende a parroquial ata a capela situada no barrio de San Roque, na saída da cidade. E digo o de "procesión singular" porque se facía a paso lixeiro, ao compás do pasodobre "Triunfo", que era bailado polo santo e que, a cada pouco, os portadores facían andar cara atrás, por non se sabe que motivo.

Dato moi significativo (xunto co número de músicos), que delata o antigo desta comparsa, é que os gaiteiros levaban unha especie de chaqueta de pano escuro, moi ampla, por riba do traxe tradicional. Estas chaquetas eran propiedade do concello e entregábanselle aos gaiteiros momentos antes de comezar a tocar. Levaban bardado o escudo da cidade.

!Ah, e unha última curiosidade! Os burros adoitaban ser de Carril e aos xigantes chamábanlles "os ananos grandes", mentres que os cabezudos eran "os ananos pequenos".

Nos anos noventa xa non quedaba ningunha figura da antiga comparsa, en vista do cal o concello encargoulle ao artista César Lombera a fabricación de seis cabezudos e unha parella de xigantes, de nova feitura, que son os que saen algún que outro ano polas festas. A causa desta intermitencia é fundamentalmente económica e de falta de interese por parte das comisións de festas correspondentes.

 
 
Vign_torre_de_urraca

A COROA DE DONA URRACA

Dona Urraca foi raíña de Galicia a principios do século XII. Sobre ela e o seu contemporáneo o Arcebispo Xelmírez hai moitas lendas espalladas por toda Galicia. Mesmo aquí, nas comarcas de Arousa e Salnés, aínda se conservan a través da oralidade varias delas. Non é de estrañar, pois a raíña tiña por aquí propiedades, como a torre de Caldas, onde naceu o seu fillo Afonso Vll, ou o castelo de Lobeira. Tamén o Arcebispo tiña terras e intereses na nosa comarca, de aí (entre outras cousas) que entre eles xurdiran fortes rivalidades que mesmo chegaron ao extremo de ter a raíña prisioneiro a Xelmírez unha curta tempada no castelo de Lobeira. 

Unha destas lendas que chegaron ata hoxe é a da coroa da raíña, que aínda que non está demostrado que o feito realmente sucedera, si existe certa base histórica. A lenda conta o seguinte:

Dona Urraca estaba en guerra co bispo. Ela atopábase no castelo de Lobeira e, como viu que as cousas ían mal, mandou cargar todo o ouro que había no castelo en varios mulos e enviounos a Caldas, para que o agacharan. Ao final o bispo conquistou o castelo e díxolle a Urraca que, ou entregaba a coroa ou sacáballe os ollos. A raíña dixo que a coroa non lla entregaba, colléndoa e tirándoa nunha mina moi profunda que había no castelo, ao tempo que dicía: ti sacarasme os ollos, pero eu son a raíña e ninguén máis pode levar esta coroa. O bispo, en vinganza, mandou derrubar o castelo. Xa no pasado século, unha muller que estaba cavando nunha toxeira, alí en Lobeira, coa aixada levantou un garfo e unha culler de ouro. Eran restos do tesouro que había no castelo.

 
 
Vign_Fontecarmoa_G21

A FONTE DE CARMOA

Fontecarmoa é unha das parroquias máis antigas de toda a comarca. De feito a súa sé é unha pequena igrexa románica que alberga, no cabeceiro, unhas vellas pinturas restauradas hai non moitos anos. O nome de Carmoa é de procedencia latina, e viría en dar, na súa tradución á nosa lingua, en fonte do sortilexio ou fonte do feitizo. E isto entronca, perfectamente, co que conta a tradición que chegou ata nós. A fonte que lle dá nome ao lugar está situada un pouquiño máis abaixo de onde se atopa na actualidade o "Fogón da Ría", polo camiño que leva ao regato de Santa Mariña, preto da pista que lle chaman o Agro Longo. Até hai uns vinte anos, ou algo máis, por enriba de onde saía a auga había unha figura de pedra que representaba a un militar, armado cunha espada. Xusto aos pés del, brotaba a auga. A xente de por alí dicía que a estatua a fixeran os romanos, por aquilo de atribuírlle moita antigüidade. E poida que fose certo.Pero esta fonte, a parte de abastecer do necesario líquido aos habitantes da zona, tiña outra función, a curativa: Cando a alguén lle saía unha espulla (ou varias, pois acostuman vir acompañadas), acudía á fonte ao pór do sol, e entón, ao tempo que se ía lavando con esa auga, recitaba : 

"Catro espullas teño no corpo, catro espullas e non me conforto. Tomando estas aguas vivas tornaranse confortativas. Augas vivas por todas, augas vivas por todas (lavando as espullas unha a unha) Lévete Satanás, que con esta agua morrerás. Con el poder de Dios y de la Virgen María, Un Padre Nuestro y un Ave María". 

Para que as espullas curaran había que ir lavalas na fonte durante sete días seguidos, e ao final, parece que curaban, segundo din. E se non, tamén quedaba o médico. Pero era máis caro.

Vilagarcía, Patrimonio e historia