search_left
"Unha ventá para o recordo"
A Vilagarcía antiga
 

AS RÚAS E PRAZAS DE VILAGARCÍA DE AROUSA , HISTORIA

 
A Rúa de Alexandre Bóveda en Vilagarcía
rss feed
La calle Alexandre Bóveda se extiende entre la calle Castelao y la calle Valle Inclán. Alexandre Bóveda Iglesias nació en Orense 7 de junio de 1903. Estudió la Enseñanza Primaria en una escuela anexa a la de Magisterio; desde muy niño se dedicó al estudio del francés y de la contabilidad; estudió peritaje mercantil, por enseñanza libre, en el Colegio de los Hermanos Villar, de La Coruña, al mismo tiempo que impartía clases a los más jóvenes en un colegio de Orense. Asiduo lector de la Revista Nós pronto empezó a escribir en del periódico “La Zarpa” de Basilio Álvarez desde cuyas páginas se da a conocer al mundo como un gran comunicador. de los intelectuales más relevantes de la época en Galicia siendo, según Castelao, el motor del Partido Galeguista. Participó en unas oposiciones a Jefe de Hacienda del Estado, suspendiendo las primeras; las siguientes las preparó en Orense y en la Academia Reus de Madrid, consiguiendo el número uno de las diez plazas convocadas; debido a esto, Calvo Sotelo le ofreció un puesto en su Comité de Intervención de Cambios pero Bóveda rechazó la oferta y regresó a Galicia para trabajar en la Delegación de Hacienda de Orense. Tras aprobar otras oposiciones marchó a Pontevedra a ocupar el puesto de Jefe de Contabilidad, a la edad de 23 años. Pronto toma contacto con la tertulia que presiden Castelao y Losada Diéguez en el Café Méndez Núñez y se verá implicado en las actividades de estos dos galleguistas, quienes l...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa e a Travesía de Alejandro Cerecedo - Historia do personaxe
rss feed
La calle Alejandro Cerecedo se encuentra entre la calle Castelao y la Avenida del Doctor Tourón. Se denomina así en recuerdo de Alejandro Cerecedo Millán, nacido el 1 de Diciembre de 1876 en Santa María de Clodio (Leiro. Ourense). Después de haber trabajado como profesor en el Colegio“León XIII” se marchó a Inglaterra, donde amplió estudios, especialmente del inglés. Habiendo regresado definitivamente a Villagarcía, en el vapor “Aragón”, fundó la “Academia Cerecedo”, dedicada a estudios mercantiles e idiomas, en la que impartió clases durante 60 años a numerosos alumnos de Vilagarcía y de toda la comarca. Por la labor realizada en nuestra ciudad, el Ayuntamiento en pleno solicitó distinción al Ministro de Trabajo. Falleció el 18 de Octubre de 1963 y fue enterrado en Villagarcía. El 25 de Octubre de 1965, sus alumnos volverán a recordarlo en las páginas de “El Correo Gallego” para tributarle homenaje póstumo. En el año 1964 se le encargó un busto al escultor Alfonso Vilar, aunque, debido a diversas circunstancias, no fue colocado en ningún lugar público. El 18 de octubre de 1993, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, una comisión vecinal, presidida por Jesús Diéguez Patiño, le erigió un busto en los Jardines del Doctor Fleming, realizado por el escultor Alfonso Vilar, en el que hay una placa de bronce con la inscripción: “ALEJANDRO CERECEDO MILLÁN, maestro y guía de villagarcianos durante 60 años. Re...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Plaza de España, historia y tipología
rss feed
En las décadas centrales del siglo XIX Vilagarcía no era más que un pequeño pueblo de pescadores en torno de un modesto puerto. Sus límites se reducían al núcleo del Castro -asentamiento originario de la ciudad-, el terreno ocupado por el Pazo de Vistalegre, erguido en medio de una gran marisma formada por la desembocadura del río del Con, y una estrecha franja de casas a lo largo de la playa hasta la desembocadura del río Santa Lucía, poco antes de lo que hoy conocemos como el Cruce del Ramal. Conforme avanzaba la segunda mitad de siglo, la villa fue expansionándose hacia el norte, y su centro se fue desplazando hacia la Plaza del Reloj (actual Plaza de Galicia), de la que arrancó la calle “Ancha del río” (hoy Rey Daviña), que ya en la década de los años 70 se consideraba la principal de la incipiente ciudad, alrededor de la cual gravitaba el resto del tejido urbano. El espacio entre esta y la línea costera, dibujada por la actual Avda. de la Marina, se fue poblando rápidamente sobre un trazado de calles paralelas al mar (actuales Juan García, Baldosa, Romero Ortiz, Méndez Núñez) cruzadas por calles transversales (Valentín Viqueira, Francisco Fontán, Castor Sánchez) que comunicaban las zonas interiores con la franja costera. En las décadas finales del XIX, la antigua villa marinera va a sufrir una importante transformación, cuyos rasgos definitorios van a ser la consolidación del ensanche hacia el norte, la construcción del muelle de hierro, la edific...Leer la continuación
Escrito por Manuel Villaronga •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
La apertura de la calle Conde Vallellano en el año 1956
rss feed
Ya que en nuestro último relato hemos hablado de la "Calle de la Baldosa" comentaremos hoy una calle perpendicular a ella, la “Avenida del Conde de Vallellano". Esta calle surgió del ensanchamiento dé las desaparecidas: "Numancia", "Zaragoza' y "Génova". Eran tres estrechas calles que cubrían la longitud entre la "Avenida de la Marina” y, la hoy Praza de Galicia". La calle "Numancia” correspondía al primer tramo situado entre la calle de la Marina, que en un principio se denominó "Marina Sur", al tramo que hoy nos ocupa, entre las calles del Comercio" (hoy Valentín Viqueira) y Plaza de Doctor Carús, y que en el momento que citamos se denominaba “Ramiro Cores en homenaje al prestigioso abogado vilagarciano Ramiro Cores López, que llegó a ostentar la Alta Magistratura del Tribunal Supremo de Justicia, a principios de los años 1900, y que conmemorando los favores con que ayudó a su pueblo natal y teniendo en cuenta que en ese lugar estaba su casa natal, el Pleno Municipal del 2 de noviembre de 1921, decidió darle su nombre. Continuaba la calle Numancia hasta su confluencia con la calle "Juan García. La calle Zaragoza estaba situada entre la calle "Juan García” y "La Baldosa". La calle 'Gerona' correspondía al tramo entre la calle La Baldosa y la hoy Plaza de Galicia (en el momento en que hablamos se llamaba "Plaza de Calvo Sotelo” Se pensó en el ensanche de estas tres calles, situadas una a continuación de la otra...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa Castelao no seu pasado – A famosa e fermosa casa da familia Buhigas.
rss feed
Como ya hemos comentado en varios artículos anteriores, la conocida hoy como "Calle Castelao", se correspondía con el trazado de la antigua carretera de Gondar a Vilagarcía. Señalábamos, en nuestros anteriores comentarios, que la "Torre del Reloj Público" se derribó como consecuencia de ese trazado alcanzando nuestra zona urbana desde "el Piñeiriño", pasando bajo el arco que une el Palacio con el Convento de Vista Alegre y creándose el puente sobre el rio de Con, (denominado entonces “Puente Nuevo”) y llegando hasta la hoy "Plaza de Galicia". Era el año 1880. Esta calle, en ese momento carretera, fue convirtiéndose en una de las vías de la villa con más desarrollo urbanístico. Se levantaron en ellas importantes edificios relacionados con la Vida social de la ciudad, a través de los años en el "paseo" de los festivales. Hoy ponemos a la vista de todos una fotografía en la que vemos en primer piano un hermosísimo edificio modernista que estaba construido en hormigón armado, por el equipo técnico arquitectónico de la casa de "Cementos Portland" de Sestao -Bilbao-. Fue un modelo único, que el equipo técnico citado, usaba siempre como muestra de su quehacer. Esta preciosa muestra del arte arquitectónico, era un doble edificio con frente a esta calle, hoy "Castelao", en ese momento "Calle de Vista Alegre" con un frente también ajardinado a todo lo largo de la antes y ahora "Calle Brandaríz" y fachada a la "Calle Arzobispo Lago", antes "Calle de Lepanto”. El edificio fue construido en 1908 para vivienda d...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Construcción y formación de la Alameda
rss feed
De la formación de La Alameda, que se encuentra en medio de la calle de La Marina, nos habla Manuel del Río Candamo en “Notas para la Historia de Villagarcía”: “La diferencia de niveles entre la pleamar sicigia (conjunción u oposición de la Luna con el Sol) y la zona de edificación, apenas excede de los cincuenta centímetros. Debido a esta circunstancia eran frecuentes las invasiones del mar en las calles; el fenómeno se producía en las equinocciales de Marzo y Septiembre, si a la hora de la “plea marea” soplaba fuerte el S. O. o viento de travesía. Por un pacto entre el Monasterio de San Martín, el Concejo y el Señorío de la villa en 1508, “los vecinos debían contribuir a los reparos del puerto y evitar que lo destruyese la mar”. El puerto de esta referencia era el primitivo muelle de pescadores que desde la banda sur del Castro avanzaba hacia el cauce del río del Con. A principios del siglo XVIII, se construyó la “Casa de los Arcos” que databa de tiempos de García de Caamaño “El Hermoso”, fundador de villa. Por el costado norte corría un muro de contención formando calle y que terminaba en ángulo con un pequeño muelle escalonado, para el servicio de la industria de salazón y conservas que fue el primer destino de la nueva casa (actualmente Colegio). El muro se prolongó en 1860 hasta el llamado Callejón de Puga (calle Callao), comprendiendo la ensenada de abrigo, o zona del astillero, en donde se construía toda sue...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa Rey Daviña - Historia e denominacións - Parte IV
rss feed

GABINETE DE ODONTOLOGÍA
Calle de San Quintín, num. 10, al lado de la Fábrica de Gaseosas
Ofrezco al honrado público mis servicios profesionales de odontólogo- Perfeccionado con todos los adelantos modernos, curación de muelas y dientes Revestimientos en porcelana etc, puentes Bristgevork, coronas y dientes con espigos, la prótesis bucal puesta en oro, caucho o metal especial se coloca y con la mayor perfección y garantía absolutas. Todas las señoritas y caballeros que quieran hacer operación en casa pasaré a domicilio. Las operaciones para los pobres y enfermos se hacen en la casa roja de La Lomba a precios muy reducidos.
Alberto Selbmam
...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Plaza de Galicia - Historia y denominaciones
rss feed
Hablábamos en el relato que hicimos sobre los 'relojes públicos' de nuestra villa, del situado en la hoy 'Plaza de Galicia', conocida con Plaza del Obelisco y que se erigió en 1932 como monumento conmemorativo del nacimiento de la II República de España el 14 de abril de 1931, y que desde el año 1969 hasta hace poco, se encontraba en nuestra antigua plaza de 'Santa Lucia' , hoy Plaza de la Constitución. Decíamos en ese relato, que el primer alcalde de la República en nuestro ayuntamiento, D. Elpidio Villaverde Rey, decia el dia 24 de abril, de ese año de 1931 lo siguiente : “ a la plaza que surgirá con la demolición de las viejas casas que ocupan el que va a ser centro de la misma, se le dará el nombre de "Plaza de la República", hecho que el pleno municipal acepta por acta-moción. También contábamos que, el 24 de junio de ese mismo año, ya se informaba en el Pleno Municipal que: “Las tales casas ya están expropiadas y derribadas". Hoy ilustramos este relato, con una vieja fotografía -tomada en 1930- en la que se ven las casas que tuvieron que ser derribadas para crear la 'Plaza de la República, hoy 'Plaza de Galicia'. Si nos fijamos en la foto, observamos que ocupaban todo el centro de la plaza que hoy conocemos y dejaban dos calles; la de la izquierda, por donde era, y es, la prolongación de la "Calle Covadonga", y la de la derecha es la prolongación de la antigua "calle de Lepanto'- hoy "...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Calle del Cristo y la Plaza de Martín Gómez Abal
rss feed
En mi anterior artículo concluía con la observación del impacto que en toda la población causó la devoción del "Santo Cristo del Buen Aire", situado en la capilla del "Hospitalillo de San Juan" del Barrio del Castro, y a su vez comentaba que en el siglo XVIII se levantó un cruceiro frente a un camino que luego se denominó, y todavía hoy se denomina, Calle del Cristo. Efectivamente, en 1715 se levantó este cruceiro, sufragado por el entonces marqués de Vilagarcía, D. Antonio José de Mendoza Sotomayor y Caamaño, quien decía en su escrito “ este lugar que ha sido origen de esta Villa creada por un ilustre antepasado mio y Señor de Vista Alegre, el gran D. García de Caamaño, “El Hermoso”, que es lugar de tanto tránsito de marineros y caminantes, carece de protección cristiana de sus caminos, invadidos de “lares viales”. Hay que aclarar aquí efectivamente, desde épocas prerromanas nuestros antepasados creían en los "lares viales", divinidades que, entre las razas indo germánicas (celtas), protegían a los caminantes, marineros o labriegos de los males en los cruces de caminos y esperaban, en el momento de la muerte, arrebatar sus almas para dirigirlas en el "más allá". En la época romana se levantaban en los cruces de caminos columnas de piedra y aras. La Iglesia Católica, como réplica y lucha contra esta creencia y para santificar estos lugares, ordenaba detener los cadáveres en su traslado a los cementerios y en los cruces de caminos para que rezara unas orac...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   1 comentarios
 
La Calle del Castro y el "Cristo del Buen Aire"
rss feed
Hablábamos en el comentario anterior de nuestro "Hospitalillo de San Juan", que era por aquel entonces también consistorio. Se debe su nombre, bajo la advocación de San Julián, a alguna concomitancia con la "Orden de San Juan de Jerusalén", nacida para atender las peregrinaciones al Santo Sepulcro, que tantas instituciones benéficas llegó a tener en España para proteger las peregrinaciones a Santiago. El hospital tenía cuatro camas. Aclaro que así lo dicen los documentos de la época, además de explicar que tenía únicamente "siete mantas y ocho sábanas, algunas ya muy gastadas". Este documento es del año 1610 y está escrito por D. Jerónimo del Hoyo, visitador y Cardenal de Santiago, que cuenta además que "la feligresía de San Baya de Arealonga" (denominación de nuestra parroquia) "tenía 42 feligreses"... bien pocos y no mucho para el Hospitalillo, teniendo en cuenta que por entonces había otro en Carril y otro más en la isla de Cortegada con el mismo fin que el que estamos comentando. Su última reparación data de 1791, pero ya a principios de 1820, merced a un acuerdo del cura párroco, del procurador síndico y del Alcalde Mayor, que en ese momento era D. Froilán Francisco de Cobián, "se acuerda sacar a pública subasta el terreno correspondiente al hospital y también la finca de la capilla y la capilla del hospital, que está en calle del Castro". Fue comprado por el inglés Jorge Pedro Thank por "3.000 reales de vellón". La c...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
El Real Club de Regatas en la Avda. de La Marina
rss feed
Continuando con nuestro paseo en dirección norte por la "Avda. de la Marina", nos encontramos con otro edificio que hace esquina con la calle "Castor Sánchez", -antes, y en la época que hoy comentamos, calle "San Quintín"-. En los bajos de este edificio, levantado en 1900 por D. Manuel Domínguez Hermo y reformado para alcanzar el aspecto que hoy presenta, en 1906, se encuentra el "Real Club de Regatas de Galicia", el más antiguo de Galicia y el segundo en antigüedad de España. Esta sociedad que nació en 1902, fue fundada por una escisión de socios del "Nuevo Club". Anteriormente, en 1889, en reunión celebrada el 15 de diciembre, deciden unirse y formar una nueva sociedad que denominan "Nuevo Club". En 1902, como queda dicho más arriba, unos socios del "Nuevo Club", entusiastas de los deportes nauticos, deciden crear una sociedad que se dedique a ese cometido, y surge el "Club de Regatas Galicia", bajo la presidencia del gerente-director de la compañía ferroviaria que circulaba desde Cormes (Santiago) a Carril. (antigua estación de ferrocarril de Vilagarcía), la "The West Galicia Railway Company Limited". Este personaje era John Trulock, abuelo materno del escritor y premio novel de Literatura Camilo José Cela. De estos dos personajes hablaremos en su momento. Esta sociedad en un principio organizó las regatas de las embarcaciones típicas de los pescadores -las "traíñas" o "traineras"- en las fiestas veraniegas. Regatas estas que congregaban a una numerosisima cantidad de personas que abarrotaban el litoral marítim...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa Rey Daviña - Historia e denominacións - Parte III
rss feed
Igualmente, en el mes de Junio de 1912, aparece un anuncio, en el mismo periódico, en el que “para los enfermos del estómago recomendaban usar Anisosa que, por su acción carminativa y estomacal, aumenta las secreciones, expulsa los gases, excita el apetito, facilita la digestión y favorece la eliminación biliosa; la cajita, que valía 0’50 pesetas, estaba en venta en la Farmacia Aboal”, añadiendo que los caramelos Mata-Lombrices de P. Catalá, cuya cajita conteniendo 5 dosis tenía el precio de 25 céntimos; además, aseguraba que salvan a los niños, evitan enfermedades, son inofensivos si no hay lombrices y lo más importante que “los Caramelos P. Catalá aniquilan los funestos bichocos”. Los representantes eran en Coruña, Rey Sánchez; en Lugo, Iglesias; en Orense, Román y Saco; en Pontevedra, Sandurne; en León, Marina e Hijo; y en Villagarcía la Farmacia de don José Varela; también tenía depósitos en Vigo, Eudoro Labarta y estaban en venta en todas las farmacias de la Región Gallega. En el año 1917, figura otro anuncio notificando que en nº 10 de esta misma calle Calderón se vende la Farmacia del señor Aboal. En este mismo número de vivienda parece que vivía el propietario de unos astilleros, situados en la playa de Canelas pertenecientes a don Manuel Valenciano, que tenían como maestro de ribera al señor Priegue; de este señor, ya habla “Galicia Nueva” el día 25 de Julio de 1918, cuando da cuenta de la botadura del “VILABOA”. La nota dice que...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa Rey Daviña - Historia e denominacións - Parte II
rss feed
Partiendo de la actual calle Ramón y Cajal por la derecha, en el edificio de la esquina, con el nº 2, donde actualmente está el Banco Simeón, estuvo la Confitería de Morquecho. El 27 de Enero de 1917, se anunciaba en “Galicia Nueva”: “Maquinaria agrícola AJURIA Y ARANZABAZ (S. A.) - Fabricación especial de arados - Gradas - Aventadoras - Rodillos trillas – Seleccionadora de semillas - Corta pajas - Afiladora - Molinos - Rompegranos y demás máquinas agrícolas. Información Modesto Gómez. Confitería Morquecho”. Villagarcía”. Posteriormente, se trasladó allí, desde la esquina de enfrente, de la calle Ramón y Cajal, el comercio de tejidos Simeón, denominado “El Nuevo Mundo”; en el primer piso estuvo “Foto Cerqueiras”. En este mismo número aparece, el año 1956, un anuncio de General Española de Seguros, S. A., teléfono 436, cuyo Agente General era Alvaro Gómez Seña. A continuación, con el nº 4, estuvo la Librería Carrete que, según manifiesta Del Río Candamo , “fue el primer establecimiento de librería y objetos de escritorio: La primera imprenta El Botoneiro Instaló la primera imprenta en Villagarcía po el año 1860, Ventura Domingo Paratcha. Fue continuador José Ramón Paratcha, hijo del anterior, cambiando la prensa de imprimir, tipo Guttemberg, por un...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
A Rúa Rey Daviña - Historia e denominacións
rss feed
La calle Rey Daviña, construida sobre el “río de Santa Lucía”, recibió desde sus orígenes muy diversos nombres: primeramente fue conocida como la “Calle Ancha del Río”; luego, en honor a don Saturnino Calderón , en 1906, pasó a denominarse “Calle Calderón”, para cambiarle este nombre, por acuerdo Municipal del 29 de Octubre de 1921, por el de “Calle González Garra”; el día 8 de mayo de 1931, en tiempos de la II República, le adjudicaron el de “Calle Rosalía de Castro”; en el mes de febrero de 1952, siendo alcalde don Jacobo Rey Daviña , se le devolvió el de “Calle González Garra ”. Más tarde, en el mes de julio de 1965, don Victoriano Piñeiro Acosta...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Avda. del Dr. Tourón
rss feed
Aunque las diversas corporaciones que pasaron por nuestro Ayuntamiento se dedican a lo largo de los años al juego del “quitaypon”, o sea, a poner y quitar nombres a las calles, posiblemente debido al legítimo temor de caer alguna vez en la manos de algún galeno, respetan, por lo general, los nombres de los profesionales de la medicina, que en alguna ocasión fueron beneficiados por el póstumo homenaje del bautismo callejero. Por eso, se mantienen incólumes los del Doctor Carús, Edelmiro Trillo, Castor Sánchez, Valentín Viqueira, Doctor Tourón, Doctor Moreira Casal, Ramón y Cajal, etc. Manuel Tourón López, hijo de Manuel y Saturnina, nació en Pontevedra en 1905 y, el 17 de Agosto de 1929, se vino a Villagarcía, instalando su domicilio y consulta en la calle EdelmiroTrillo. El Doctor Tourón fue persona entregada a su profesión, dotado de una gran humanidad en el ejercicio de la misma que le valió el aprecio de los ciudadanos. Contrajo matrimonio con Elisa Santamaría Cabo y tuvieron dos hijos que siguieron la profesión de su padre: Manuel, estuvo casado con Marina López Ricoy y, posteriormente, se casó con Rosario Lago Román; su hermano, Luis, se casó con Mª del Carmen Freijeiro Martínez. La noticia del fallecimiento del Dr. Tourón, el día 29 de Enero de 1960, a consecuencia de un ataque cardíaco, fue muy comentada por toda la prensa regional y local y, tanto sus funerales que tuvieron lugar a las doce y media de la mañana del día siguiente, en la iglesia parroquial, como el sepe...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
La antigua Calle del Comercio, actualmente Calle Valentín Viqueira
rss feed
Vamos a citar hoy otra calle que es perpendicular a la "Calle de la Baldosa” En un principio se denominaba “Calle del Comercio", actualmente “Valentín Viqueira”. Se denominaba "Calle del Comercio” porque en ella se celebraba el comercio de calzado, tejidos, etc., en los días de mercado que se celebraban los martes de cada semana. El firme de esta calle en el momento de su construcción era de “macadan” (piedra y tierra), posteriormente, en 1903, ya se colocaron losas de piedra (granito), pero solamente desde la calle, en aquel entonces de “Calderón", (hoy Rey Daviña), hasta las calles: “Juan García” y "Méndez Núñez”, quedando con el firme primitivo el trozo siguiente hasta la "Calle de la Marina”. El gran tráfico de carros con cargas para el muelle, destrozó el firme en poco tiempo; de tal manera que el 6 de enero de 1905, el Pleno Municipal, comandado por el alcalde don José Borruel Martí acuerda lo siguiente: "Visto que la Calle del Comercio, en la parte de su enlosado con piedra, por efecto del tiempo y del muchísimo transito de carros que por ella pasan diariamente para el servicio del puerto, y por la defectuosa colocación de su enlosado, se halla en muy mal estado y con grandes baches, por haberse destruido gran parte de las aristas de unión de sus losas; consideramos que es apremiante y de pura necesidad el tomar las medidas necesarias para su inmediata reparación”-. Siguen comentándose varias maneras de solucionar el problema, sobre todo debido al peligro de lesionarse las numerosas personas que por ellas circulan en los días de...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
Do Campo de Cabritas á Praza de Ravella - Evolución
rss feed
POSIBILIDADES HABÍA MOITAS, PERO RAVELLA VIUNO CLARO: A FINAIS DO SÉCULO PASADO, VILAGARCÍA MEDRABA A TODA VELOCIDADE E ERA PRECISO PREPARA-LO SEU ENSANCHE. ASÍ NACEU A URBANIZACIÓN DO, ENTONCES DESERTO, CAMPO DE CABRITAS. Hai algo mais de cen anos a estructura urbana de Vilagarcía centrábase practicamente na zona do Castro, núcleo fundacional da Vila. En 1870 comenzaran a obras de desecación e urbanización das marismas (hoxe o centro da vila), case o mesmo tempo que se construía a nova estrada de Cambados-Vilagarcía. Tres anos despois, inaugurábase o ferrocarril Compostelano (de Santiago a Carril) e cinco máis tarde (1878) comezaba a construcción do peirao de ferro, habilitado como de interese xeral en 1886. É neste contexto no que un alcalde de orixe catalán, Francisco de Ravella e Arenas, proponse, en 1884, dotar a Vilagarcía dunha casa consistorial acorde cos novos tempos. Unha nova sede fixa e propia, non de aluguer, como viña sendo habitual, a última delas a famosa Casa do Reloxo, situada nas inmediacións da actual Praza de Galicia. A corporación que presidía Ravella foi consciente do trascendente da súa decisión e así foi quen de encarga-lo proxecto a un dos máis prestixiosos arquitectos do momento, Faustino Dominguez Coumes-Gay, autor, tamén, do Pazo da Deputación Provincial de Pontevedra. As posibilidades baralladas foron varias, incluída o gañar terrenos ó mar na zona do Cavadelo, pero finalmente apostouse por unha soluci&...Leer la continuación
Escrito por Revista Ágora •   Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Avda. de Rosalía de Castro
rss feed

La Avda. de Rosalía de Castro

03/06/2014 17:15:33
La actual Avenida de Rosalía de Castro, que se extiende desde la Plaza de la Constitución hasta la Plaza de la Libertad de Carril, era la carretera de Carril; en el año 1880 se proyectó sobre ella la carretera de Gondar a Villagarcía y, posteriormente, a principios del siglo XX, se divido en tres tramos: El primero, viniendo desde la Plaza de la Libertad de Carril hacia Villagarcía, hasta la Estación del Ferrocarril de Carril, era la calle del Progreso; el segundo tramo era la Avenida de Martínez García que llegaba hasta la calle de La Caneda, situada al Sur de la fábrica de Lantero; el tercero, hasta El Ramal, sería el llamado Barrio de la Prosperidad. Comenzando al final de la parroquia de Carril, cuyo límite se encuentra, por su parte izquierda, en la citada calle de La Caneda, la primera casa por la derecha era la vivienda de doña Julia Valdés; a continuación había una serie de casas y chalets, propiedad o en alquiler de veraneantes de Madrid y de Santiago de Compostela. Un poco más adelante estuvo el Balneario de “La Prosperidad”, que se anuncia el 19 de Junio de 1916, en “Galicia Nueva” como casa de baños: “Baños de mar y a la pila - Fríos, calientes, dulces, salados, con algas, etc. - Inauguración el Domingo 16 del próximo Julio - Prosperidad - 12 - Antigua casa de Mantilla”. Posteriormente, esta casa, que era de doña Carmen Castro, Viuda de Padín, pasará a ser la Casa de baños propiedad de Enrique Campos anunciado como: “LA PROSPERIDAD”. Nuevo Balneario. CASA ENRIQUE. Servicio permanente de baños...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido •   Agregar un comentario   2 comentarios
 
La Plaza del Dr. Carús en O Castro
rss feed
Esta Plaza se conoció con el nombre de Plaza del Hospital porque, debido a unas epidemias que asolaron Galicia y concretamente nuestra ciudad, en los años 1568 y 1569, se construyó un hospital, que llevó el nombre de “Hospitalillo de San Juan Bautista”. Según consta en un documento, escrito en el año 1610 por el Visitador y Cardenal de Santiago de Compostela, don Jerónimo del Hoyo, este hospital tenía cuatro camas, siete mantas y ochosábanas, algunas muy gastadas. En 1820, se llegó a un acuerdo entre el Alcalde Mayor de Villagarcía don Froilán Francisco de Cobián, el Procurador Síndico, por el que se sacaba a pública subasta el terreno correspondiente al Hospital, así como la finca de la capilla del Hospital, con la capilla incluida, que estaba en la calle del Castro, pasando a ser propiedad de un inglés, llamado Jorge Pedro Thank, quien abonó la cantidad de 3.000 reales de vellón. Las ruinas de este edificio, que estaban al lado del antiguo matadero municipal, que también formaba parte del mismo, son todavía recordadas por los que fuimos antiguos alumnos del Colegio León XIII ya que, además de jugar en ellas, eran utilizadas, igualmente, tanto para fumar a escondidas como para hacer nuestras necesidades; dada la circunstancia de que a aquel “lugar sagrado, donde iba tanta gente y hacía fuerza el más cobarde…” era también frecuentado, para el mismo menester, por los numerosos vendedores y feireantes que acudían al mercado de los mártes, era un tanto arriesgado circular por allí pues se corría el peligro de “pisar en falso”.. Parece ser que este edificio fue igualmente Casa del Consistorio, en la que, a partir del 4 de agosto de 1584, celebraba sus juntas el Consejo de la Villa; en la primera de ellas había actuado como Procurador General de la Villa, Gregorio...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
La Avda. de Don Agustín Romero
rss feed
La Avenida de Agustín Romero
La denominación de esta Avenida con el nombre de “Agustín Romero”, fue para perpetuar el nombre de este filántropo.
En sus orígenes esta calle partía de la Plaza de España y llegaba hasta la carretera de Lobeira pero desde que se inauguró la calle del Doctor Tourón comienza en la Plaza de la Marina Española.

Don Agustín Romero
Dice el “Diccionario Biográfico de la comarca de O Salnés” de Xosé Lois Vila Fariña y Víctor Viana que Agustín Romero había nacido en Cornazo en 1841, aunque, siendo muy niño, se trasladó a la República del Uruguay, donde tenía familiares, y allí hizo una gran fortuna en el Comercio y en la Agricultura. Allí alcanzó cargos importantes, como la presidencia de la Cámara de Comercio, y se convirtió en consuegro del Presidente de la República, Máximo Tajes, que gobernó entre 1866 y 1890.
A su regreso a España, fue un gran filántropo, que construyó una escuela en Cornazo, con capacidad para 100 alumnos, colocando de maestra a sus expensas a la señorita Bouza Trillo; creo que el último maestro de la misma fue el profesor Alfonso Sanmartín.


Escuela construida en Cornazo por don Agustín Romero
También ayudó a la reconstrucción de la iglesia parroquial, de cuyas obras se encargó el maestro don Alejandro Rey.
La iglesia, hecha en piedra de sillería, tiene forma de crucero, como el estilo románico, y la fachada está presidida por la imagen de San Pedro, hecha en granito por los hijos del maestro Alejandro, don Manuel y don José Rey.
El Altar Mayor, que mide 9 metros de alto por 7 de ancho, se compone de una amplia mesa sobre cuatro columnas, con frontal, Sagrario, Expositor y cinco camerinos. Los confesionarios son de estilo gótico, talla...Leer la continuación
Escrito por Daniel Garrido Ca...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Rúa de La Baldosa y sus denominaciones
rss feed
La actual calle de La Baldosa se denominó al principio de su construcción "Marqués de Aranda" porque se pudo trazar gracias a una donación de un terreno propiedad de D. Juan Ozores Valderrama, señor de Rubianes y marqués de Aranda. El excelentísímo señor D. Juan Ozores Valderrama era, por aquel entonces, el Presidente del Consejo de Administración de la compañía concesionaria del primer ferrocarril gallego que en sus principios se denominaba "Ferrocarril Compostelano de la Infanta Dña. Isabel", y que unía la antigua estación de Santiago (Comes) y la antigua de Vilagarcia (Carril). El Ayuntamiento de Vilagarcía, comandado en aquel momento por su alcalde D. Rodrigo Barrio de Mendoza, marqués de Vilagarcía, decidió que esa calle llevara el nombre del donante para que se pudiese trazar esa vía y por varias atenciones y cesiones más a este Concello. Desde el momento de su construcción en esta calle se celebró el mercado de verduras y así se continuó haciendo hasta el mes de julio de 1923 en que por acuerdo del pleno municipal se trasladó a la que se denominó Plaza del Mercado, hoy Plaza de la independencia. El firme de esta calle, en principio, fue enlosado con planchas de piedra y así se mantuvo hasta el año 1912 en que, debido al deterioro y a la irregularidad de este firme , el pleno municipal acuerda que "La irregularidad del pavimento de esta calle, su desnivel, el bajo nivel de su rasante respecto de sus calles laterales y la importancia que para Vííagarcía representa, son razones que imponen se mejore su solado en relación al tráfico que manifiesta". Y sigue: "En atención a que por esta calle no circulan carros con llanta y clavos de resalto y a que en el...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   1 comentarios
 
Las calles dedicadas a Juan García y al General Pardiñas
rss feed
Comenzamos nuestro recorrido observando las calles que desembocan en la plaza de Martin Gómez Abal y nos encontramos con una vía que no tiene denominación, y que el pueblo conoció desde antiguo como Travesía de la Marina. Es la estrecha calle que sale de esta plaza por el norte del antiguo colegio San Agustín, que dirigió Gómez Abal, y desemboca en la Avenida de la Marina, en frente de la Plaza de la Pescadería. Este edificio, tan ligado a la vida de nuestra ciudad todavía en el día de hoy, merece un comentario más amplio que haremos más adelante. Diremos ahora que la calle de la Marina lleva ese nombre por que transcurría por el litoral marítimo que correspondía exactamente al trazado de esta calle, antes de realizarse los rellenos que hoy corresponden al parque de Miguel Hernández, auditorio y zona lúdica o zona del Cavadelo. Se llama así por que en ese punto había un gran arenal, donde nuestras gentes de antaño recogían abundante marisco. El litoral discurría desde el muelle del Ramal hasta el edificio de la antigua fábrica de salazón de la familia Pou, posteriormente convertida en el colegio León XIII y que hoy ocupa un nuevo edificio con ese nombre.

Tras este 'escape' de la plaza de Gómez Abal nos situamos de nuevo en ella y observamos una de las calles que aquí desemboca. Es la denominada Juan García, que lleva este nombre en honor a un agrario ourensano que llegó a ser importante banquero en Nueva York, siendo muy joven y labrándose una muy importante fortuna. Regresó a Galicia y se estableció en Vilagarcía, tierra de sus antepasados, comprando aquí varios terrenos y edificando en ellos. La casa que edificó como vivienda suya es el edificio que está situado en el final de esta calle, con fren...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   0 comentarios
 
La Antigua Plaza de Martín Gómez Abal
rss feed
Hoy relataremos la historia de la Plaza de Martin Gómez Abal, en el barrio de O Castro, donde se encontraba el colegio San Agustin. Este colegio, que estaba ubicado en un edificio que se conserva tal cual y que mantiene la placa que sus antiguos alumnos dedicaron a su director, fue lugar y origen de otro gran colegio vilagarciano denominado León XIII. Esta nueva denominación la alcanzó al hacerse cargo del San Agustín el profesor ourensano D. Rogelio Núñez de Couto, dedicado a la enseñanza en varios puntos de nuestra geografía desde hacía ya bastantes años.
El colegio se trasladó al edificio que perteneció a la fábrica de salazón que había fundado y explotado la familia catalana Pou, que se extendió con esta industria a varios puntos de la ría. Uno de sus miembros ,D. Félix Pou, enamorado de ésta naciente villa, regaló en 1902 a la Iglesia Parroquial la imagen de la Virgen del Pilar , la imagen mas alta realizada por el escultor leridano Crusat y que podemos contemplar en la capilla de la iglesia.
El primer director de este núevo colegio fue el hijo de D. Rogelio Núñez Couto, llamado Xosé Núñez Búa. Nació en Tenorio (Cotobade) en 1897 , antes de finalizar su carrera de Derecho se trasladó a Vilagarcía para dirigir el colegio creado por su padre. Este gran personaje se hizo vilagarciano de adopción, escribió en numerosos periódicos y revistas como "Céltiga"', "El Pueblo Gallego', "Roteiro", "Per", "Verbo", "Nos", "A Terra Nosa", y un largo etc. Formó parte de la sección de etnografía del Seminario de Estudios Gallegos. Fue corresponsal de la prensa madrileña, concretamente de "El Sol". Se casó en Vilagarcía en 1923 con la hija del vicecónsul de Brasil en esta ciudad, Dña. Otilia Valladares.En la guerra civil tuvo que exiliarse a América, colaborando allí en numerosas publicaciones tales como."A Nosa Terra " , " G...Leer la continuación
Escrito por Manuel Suárez Fue...  Agregar un comentario   1 comentarios
 
 

RÚAS E PRAZAS DE VILAGARCÍA DE AROUSA

 
Vign_Vicente_Risco

A RÚA DE VICENTE RISCO

Historia da rúa e biografía do personaxe

Situada entre la Plaza de España, y la calle Alejandro Cerecedo, debía su nombre a Ramón Martínez Lamadrid . Martínez Lamadrid era natural de Villagarcía y emigró a Buenos Aires, donde destacó como escultor; fue el artífice de la desecación de la zona situada entre la carretera de Pontearnelas y Cambados,  en cuya zona nació el barrio denominado “Campos Elíseos”;  también fue el autor de un busto de Basilio Álvarez, ofrecido en 1911 al Centro Gallego de aquella ciudad. En el año 1923 se acordó honrarlo poniendo su nombre a esta calle.

Actualmente esta calle se denomina calle Vicente Risco . Don Vicente María Agustín Jerónimo Martínez Risco y Agüero nació en  Ourense, en el año 1884. Era hijo de un funcionario de Hacienda, y niño de salud delicada. En el año 1899 acabó el Bachillerato y estudió Derecho, por enseñanza libre, en la Universidad de Santiago de Compostela, licenciándose en 1906 e ingresando en el cuerpo de funcionarios de Hacienda, con destino en Ourense.

En esos años participó en la tertulia que dirigía Marcelo Macías en la Comisión de Monumentos, en la que se juntaban intelectuales como Julio Alonso Cuevillas o Arturo Vázquez Núñez y que influirá en la vocación literaria de Risco. Las lecturas de los decadentistas franceses y ingleses lo ponen en contaco con el ocultismo y el orientalismo, estudiando el budismo y mismo afiliándose al teosofismo.

En 1910 entra en la redacción el periódico local, “El Miño”, en el que escribe artículos filosóficos y de actualidad con los seudónimos de “Rujú Sahib” y “Polichinela”. En febrero de 1912 conoce a Castelao, plasmando uno de sus discursos en “El Miño”, aunque se mantendrá lejos del movimiento galleguista. En 1913 marchó a Madrid para estudiar Magisterio; allí será alumno de Ortega y Gasset,  tratará a Ramón Gómez de la Serna y Luis de Hoyos Sáinz volviendo al catolicismo. En 1916 finaliza sus estudios y regresa a Ourense como Catedrático de Historia de la Escuela Normal. 

En 1917 fundó con Arturo Noguerol Buján la revista literaria “La Centuia”, que se un antecedente de la revista “Nós”. A finales de este año entra en las Irmandades da Fala, bajo la influencia de Antón Losada Diéguez, y el 18 de diciembre pronunciará su primer discurso en gallego, en un acto de apoyo a Francesc Cambó, en la campaña para las elecciones parlamentarias de 1918. En julio de 1918 sale el último de los siete números de “La Centuria” y Risco empieza a colaborar en “A Nosa Terra”, Risco esforzádose por dar un nuevo impulso a la literatura gallega con artículos sobre Arthur Rimbaud, Paul Verlaine, Apollinare o Omar Khayyam. En poco tiempo se convertirá en el ideólogo y líder del nacionalismo gallego, y ya en noviembre de 1918 tiene una actuación destacada en la I Asemblea Nacionalista.

En 1920 publica el libro “Teoría do nacionalismo galego”, considerado el texto fundacional del nacionalismo gallego; define una nación como un hecho natural basado en la tierra, la raza, la lengua, la organización social, la mentalidad y el sentimiento; afirma la pertenencia de Galicia a la civilización atlántica y céltica. Este mismo año aparece la revista “Nos”, heredera de “La Centuria”; escribió más de 100 colaboraciones para ella, hasta su cierre en julio de 1936; también dirige la sección de etnografía del Seminario de Estudos Galegos.

En 1922 contrae matrimonio con María Carme Fernández Gómez, de la pequeña burguesía de Allariz,  y en 1923 tiene su primera hija, que morirá en 1926. En 1923 nace Antón Risco. En un primero momento Risco apoya la Dictadura de Primo de Rivera, considerándola una oportunidad para desmontar el sistema caciquil y acepta un puesto de diputado provincial en Orense pensando en una posible instauración de una mancomunidad como en Cataluña. Tras la ruptura con la Irmandade da Fala da Coruña y “A Nosa Terra”,  Risco escribe para “Rexurdimento”, el órgano de la Irmandade Nazonalista Galega, aunque que al poco tiempo reanuda sus colaboraciones en “ANT”, que tratarán sobre temas culturales;, sólo en 1928 vuelve a escribir sobre temas políticos para pedir el regreso al sistema parlamentario. En abril de 1930 seguirá un curso de etnografía en la Universidad de Berlín; los cuatro meses que pasa en Alemania lo marcan ideológicamente hacia un pensamiento más conservador y católico y escribió las crónicas de su periplo europeo en unas crónicas para “ANT” que, posteriormente, recogería en el libro “Mitteleuropa” (1934).

En la VI Asamblea Nacionalista (La Coruña, 1930), Risco se mostró partidario de la conversión de las Irmandades da Fala en un partido político, y con vistas a las elecciones a las Cortes Constituyentes de 1931 fundó con don Ramón Otero Pedrayo el Partido Nazonalista Repubricán de Ourense, quien obtuvo el acta de diputado, pero Risco, con 19.615 votos, quedó fuera de las Cortes, lo que sería el comienzo de la pérdida de influencia en el seno del galleguismo en favor de Otero Pedrayo y Castelao.

El 25 de octubre de 1931 encabezó un grupo de galleguistas que publicaron un manifiesto de afirmación católica, contra de lo que consideraban una persecución de la Iglesia Católica por el régimen republicano.

En 1933 publicó” Nós, os inadaptados” (“Nosotros, los inadaptados”), donde mostró su concepción cíclica y espiritual de la histori

En la III Asamblea del Partido Galeguista (octubre de 1935), Risco aceptó la colaboración puntual con la izquierda, para evitar el desmembramiento del partido. En enero de 1935 publicó un artículo en el “Heraldo de Galicia”, en el que hizo un llamamiento para reconquistar Galicia para Dios, y en un enfrentamiento abierto con los dirigentes de su partido no asistió a la IV Asamblea del PG de Monforte de Lemos, en la que se ratificaron los acuerdos con la izquierda. En la Asamblea Extraordinaria de Santiago de febrero de 1936 en el que el PG se sumó al Frente Popular, Risco se unió al grupo de galleguistas de derecha y en mayo de 1935 creó la Derecha Galleguista de Pontevedra y salió del PG para dirigir la Dereita Galeguista.

El 13 de junio de 1936 cuando comenzó la campaña por el Estatuto de Autonomía de Galicia, Risco hizo campaña activa a favor del sí, pero no le gustaba la situación política que consideraba un peligro para la Iglesia Católica y cuando se produjo la sublevación del ejército en julio de 1936, calló a pesar del asesinato o encarcelamiento de muchos de sus amigos y compañeros galleguistas. 

El 30 de agosto de 1936 participó como director de la Escuela Normal de Orense en la reposición solemne del crucifijo en la escuela organizado por las autoridades franquistas. Desde 1937 dirigió “Misión”, co-fundado con Otero Pedrayo, pero fue desde 1938 cuando comenzó a colaborar con “La Región” con artículos al servicio de los sublevados, consumándose lo que sus antiguos compañeros en el exilio consideraron una traición a los ideales galleguistas, simbolizada en la frase que Castelao dejó en “Sempre en Galiza”: “dicía Risco, cando Risco era alguén” (“decía Risco cuando Risco era alguien”)".

En 1940 publica el trabajo etnográfico “El fin del mundo en la tradición popular gallega” y, en 1944, el libro “Historia de los judíos desde la destrucción del Templo”. Reside durante un tiempo en Pamplona colaborando con “El Pueblo Navarro”. En 1945 se traslada a Madrid, donde colabora con “El Español”, “Pueblo• y “La Estafeta Literaria” y publica en 1947 “Satanás. Biografía del Diablo”. Regresa a Ourense en 1948.

Gracias a los esfuerzos de sus amigos galleguistas Otero Pedrayo y Francisco Fernández del Riego, vuelve a escribir en gallego en su estudio de etnografía para la “Historia de Galiza” dirigida por Otero Pedrayo, en la traducción de la novela de Camilo José Cela, “La familia de Pascual Duarte”, realizada en 1951 y en el relato “Sursum Corda” (1957). Pero utiliza la lengua castellana en el número 2 de “Grial” y en el resto de su producción literaria, entre la que destaca “La puerta de paja”, finalista del Premio Nadal 1952, y que publica en 1953 con gran éxito de crítica.

Escribe también “La tiara de Saitaphernes”, “Gamalandafa” y “La verídica historia del niño de dos cabezas de Promonta”, que quedan inéditas por falta de editores interesados.

Risco se jubila en 1954, pero continúa publicando trabajos de etnografía en la prensa gallega. En 1961 publica “Leria”, recopilación de textos de antes de la guerra civil española.

Obras: 

“Do caso que lle aconteceu ó Dr. Alveiros”, 1919(“Del caso que le aconteció al Dr. Alveiros”),  centrado en el tema del esoterismo y la magia.

“O Porco de Pé”, 1925 (“El cerdo de pie”), muestra su concepción espiritual de la historia, contraria al materialismo y al mundo moderno.

“A velliña vella”, 1925 (“La viejecita vieja”) 

“A trabe de ouro e a trabe de alquitrán”, 1925 (“La llave de oro y la llave de alquitrán”), basada en leyendas y tradiciones populares,

“O lobo da xente”, 1925 (“El lobo dee la gente”), basada en leyendas y tradiciones populares,

“A coutada”, 1926 (“La oprimida”), centrado en el sentimiento de la tierra y del regreso a los orígenes, a los antepasados.

“O bufón do Rei”, 1928 “El bufón del Rey”)

“Mittleuropa”, 1934, obra de ensayo recopilación de sus vivencias en Centroeuropa durante el auge nazista.


Obras de Ensayo en gallego:

“Teoría do nazonalismo galego”. A NosaTerra. A Coruña 1918).  

“Teoría do nazonalismo galego”. La Región. Ourense (1920).

“O programa do nazonalismo”. A NosaTerra (1931).

“Nós, os inadaptados”, in rev. Nós, nº 115 (1933). Obra de ensayo en la que se representa el galleguismo del grupo Nós.

“Nazonalismo galego. Alento”: Boletín de Estudos Políticos. Santiago. Noia (1934-1935).

“Lería”. Galaxia. Vigo (1961).

Etnografía en gallego

“Etnografa e folklore en Melide”, in VV. AA Terra de Melide. Seminario deEstudos Galegos. Santiago (1933).

“Etnografía: Cultura espiritual”, en AA. VV. Hitoria de Galiza. T. I. Bós Aires (1962).

Narrativa en castellano

“El Enviado. Mi Tierra”. Ourense (1911).

“La puerta de paja”. Planeta. Barcelona (1953).

Ensayo en castellano

“Elementos de metodología de la Historia”. Nós. La Coruña (1920).

“El problema político de Galicia”. Ciap. Madrid (1930).

“Psicología del librepensador”. Ourense (1937).

“Satanás, biografía del diablo”. Libros y Revistas. Madrid (1947).

“Libro de las “Horas”Tanco.Ourense (1961). Artículos publicados en La Región.

“Mitología cristiana”. Editora Nacional Madrid (1963).

“Orden y caos. Exegénesis de los mitos”. Madrid (1963).

“Las tinieblas de Occidente”: Ensayo de una valoración de la civilización europea” Sotelo Blanco. Santiago (1990). 

Historia en castellano

“Historia de los judíos desde la destrucción del templo”. Barcelona (1944).

“La Historia de Oriente contada con sencillez”. Escelicer. Cádiz (1955).

Geografía en castellano

“Provincia de Orense”, in F. Carreras Candi, editor. Geografía del Reino de Galicia. Barcelona, S. A.

Vicente Risco falleció el 30 de abril 1963, en su casa de Ourense, unos días después de que el gobierno franquista le concediera la Medalla de Alfonso X. Partiendo de la Plaza de España por el lado izquierdo había unas casas de planta baja, en cuyo solar construyeron un gran edificio dn el que, haciendo esquina, con el nº 1, está la Agencia de Viajes “El Corte Inglés”. En una de las siguientes vivía  Antonio Vila Garcia, “Toño”.

En el lado derecho también habia unas casas de una o dos plantas; en una de ellas vivíó don César Morales Ben, padre de Cesar Morales, Maestro Nacional, Procurador de los Tribunales y Periodista. En otra, de dos plantas, vivieron Manuel Agra y Maruja Carregal,  la carnicera, con sus hijos Amadeo, “Deíto”; José, “Cochecho”, y María, “Maruxa”. Allí vivió don Juan Vélez Mahedero, que se había casado con Maruja;  don Juan era Maestro de Taller e impartía clases de Electricidad en el Instituto Laboral “Calvo Sotelo”; después se marchó a vivir a los chalets que se habían construido para los profesores en la Rúa do Pino, en Marxión. 

En la planta de arriba vivían Bernardo Rodríguez, cartero en aquella época, y su esposa Teresa Otero; tuvieron cuatro hijos: Bernardo y Sinda, que fallecieron a muy temprana edad; Juan José, que habia sido funcionario del Instituto y de la Delegación Provincial de Educación,   y Mª Teresa.

Otra vivienda de esta calle era la de “Quelo”,  el mecánico joyero, que había trabajado en los Talleres San José”, de Manuel Raparíz, y después montó su propia joyería con Roque Varela Nimo, en las galerías de Troche; su hija Maruja, “Maruxiña”, trabajó en la notaría de Cortizo, pasando luego a la notaría del mismo notario en Santiago de Compostela

Haciendo esquina con la calle Alejandro Cerecedo, con el nº  21 de la misma, está la Cervecería-Hamburguesería “Bavaria”, de R. Vil Noya.

Por Daniel Garrido Castromán

 
 
LAS CALLES CASTOR SANCHEZ Y NÚÑEZ BÚA

CASTOR SANCHEZ
Dos edificios emblemáticos delimitaban la desembocadura de una calle en la Marina, ell que –aún- alberga el “Real Club de Regatas Galicia” y el edificio que albergaba el “ Hotel Casa Blanca”. Es la calle Castor Sánchez. 
Esta calle era antes “San Quintín”, en honor y homenaje a la victoria de las fuerzas española, mandadas por el duque Manuel Filiberto de Saboya y el conde Egmont, cerca de la ciudad francesa de ese nombre (Saint Quentin) el 10 de agosto de 1557, sobre los ejércitos del duque de Montmoreney, que había acudido en apoyo del defensor de esa plaza, Coligny. A consecuencia de esta batalla fue conquistada, poco después, la villa de San Quintín, produciéndose la ruptura de la alianza entre Enrique II de Francia y el Papa Pablo IV, por lo que España pudo mantener su hegemonía en Italia.
En 1841, esta calle abarcaba el espacio comprendido entre la –hoy- calle Rey Daviña (en esas fechas “Calle Ancha del Río”) y, atravesando la –hoy- Juan Carlos I (entonces “Calle de los Evangelistas”) llegaba hasta la –hoy- Avda. López Ballesteros ( en esos años conocida como “A Congostra” o “Calexón dos Cheiros”) .
El otro tramo, entre Rey Daviña y La Marina, se denominaba “Cabo da Vila”. 
Se conocieron estos dos tramos como una sola calle en 1856 con el nombre de “San Quintín”, por acuerdo de la Alcaldía, que en ese momento comandaba el alcalde D. Luis Patiño Buceta.
Hoy día, mencionada calle, lleva el nombre de un gran médico vilagarciano, que fue también alcalde de Vilagarcía a partir del 4 de enero de de 1894, D. Castor Sánchez y Sánchez.

NÚÑEZ BÚA
Esta calle no existía antes de 1875, sólo era un pequeño callejón denominado “Callejón de Posse” , por estar situado entre las casas y solares de D. Eugenio Posse y Navaza. Este callejón correspondía al corto tramo existente entre la –hoy- calle Méndez Núñez (en su época “Calle del Medio”) y la Avenida de la Marina.
Por un acuerdo de la Corporación Municipal de ese año de 1875, comandada por su alcalde D. Rodrigo Barrio de Mendoza (Marqués de Villagarcía) con los propietarios de los solares y casa, D. Eugenio Posse y D. José Cores Vizcaíno, se pudo conectar este pequeño callejón con la calle que hoy llamamos Rey Daviña, naciendo esta calle con el primitivo nombre de “Travesía de la Playa” y luego “Travesía de la Marina” , para denominarse posteriormente, y hasta hoy, “Rúa Xosé Núñez Búa”

 
Vign_villa57

La calle del Rio ( Rey Daviña )

La edificación en la ''Calle del Rio" se comenzó a mediados del S. XVIII por el lado del poniente, respaldado con las casas de la "Calle del Medio"', (hoy "Romero Ortiz“) y dejándose un espacio libre de veintidós cuartas hasta el Río . En el lado del naciente eran todo huertas.
En 1857 el Ayuntamiento autorizó a D. Eugenio Pose el cierre de un muro en un terreno comprendido entre la "Ribera Norte "(hoy Méndez Núñez") y la Calle del Río" continuación de una bodega y huerto qué este señor poseía en el mismo lugar. La cesión estaba condicionada debiendo el Sr. Pose encauzar el río en el frente ocupado y sujetar el cierre a una línea, que previamente se había fijado. Pose construyó el muro, pero la alineación no era la correcta, formando curvas y ocupando más terreno que el de la cesión y además no había encauzado el Rio .El Ayuntamiento hizo derribar la obra. Fueron en vano las reclamaciones que Pose hizo ante el Gobierno de la Provincia. En 1876 se le autorizó nuevamente
la obra, que esta vez si se sujetó a la línea marcada, encauzando el río y dejando la separación de las veintidós cuartas establecidas.
Desde entonces continuó lentamente la urbanización de la calle y las primeras casas construidas por el lado del naciente,(lado Este), fueron las de los Sres. de Abalo, (lugar que hoy ocupan los edificios que conforman la galerías conocidas como "Galerías Dorna").En 1877, por un acuerdo del Ayuntamiento, se instaba a los dueños de fincas rústicas y urbanas situadas en la margen derecha del río para que en el plazo de los quince días siguientes a la notificación del acuerdo procedieran a cubrir con losas fuertes la cuneta en todo el frente de las mismas.
Esta disposición halló resistencia, no obstante la Corporación hizo cumplir el acuerdo transigiendo únicamente la prorrogación del plazo de ejecución de las obras.
Antes de haberse encauzado y cubierto el río se imponía a los vecinos de la calle, a título de contribución, la limpieza del fango y basuras que se acumulaban de buen grado obteniendo así un excelente abono para sus huertas.
Se empleó la "rebería" para el compactado del camino y las losas y mampostería gruesa en los paredones del rio.
Se invirtieron 6.000 reales en la tajea del rio desde el primero de sus puentes (hoy "Calle Castor Sánchez) hasta su terminal.
Esta calle desde sus orígenes, recibió diversos nombres: primeramente se conoció como "Calle ancha del Río"; luego se denominó "Calle de Calderón"; más tarde se le dio el nombre de: "Calle González Garra"; ya en tiempos de la ll República, se le adjudicó el nombre de "Rosalía de Castro"; luego, siendo alcalde D. Jacobo Rey Daviña, le devolvió el nombre de "González Garra"; y por último se cambió una vez más imponiéndose la nominación actual "Calle Rey Daviña".
Manuel Suárez Fuentes

Vilagarcía, Patrimonio e historia